fluir a través de las situaciones

Tu no tienes problemas, son situaciones

fluir a través de las situaciones[El único problema que tenemos es el etiquetar las situaciones como problemas]

Hoy más que nunca es una necesidad para todos aceptar que los problemas y contratiempos son parte de la vida diaria. También debemos aceptar que no podemos controlarlo todo y tener confianza en nuestra actitud de superación y esperanza, que nos ha llevado hasta el momento presente resolviendo situaciones adversas pasadas.

Bajo la perspectiva de la aceptación, no estamos rindiéndonos a los problemas, sino todo lo contrario. Restamos importancia a la palabra “problema” para dárselo a la palabra “situación”. Aunque parezca un simple cambio de palabras, su implicación es mucho más profunda e influye enormemente en como finalmente nos desenvolvemos con la realidad cotidiana.

La palabra “problema” genera negatividad en la mente. Un problema se ve como un adversario que debemos derrotar para volver a ser libres y poder seguir adelante. Si te fijas en esta definición verás que las palabras: “adversario”, “debemos derrotar”, “volver a ser libre”, “poder seguir adelante” son las más importantes en la misma y todo lo que ella implican en a la carga de negatividad mental.

 

adversarioCompetencia, lucha, enemigo
debemos derrotarAuto-imposición. Si no lo derrotamos él nos vencerá a nosotros.
volver a ser libresEstamos afirmando que el problema nos priva de libertad, cuando los problemas son muy comunes en la vida cotidiana. Entonces asumimos que no somos libres casi nunca.
poder seguir adelanteConsideramos que un problema es algo que nos retiene. Nos impide continuar. Por lo tanto estamos perdiendo el tiempo y el tiempo es finito y se acaba. Esto se convierte en una gran fuente de stress y ansiedad. Transforma la vida en una contrarreloj.

 

Tener esas palabras en tu cabeza continuamente, en cada problema, acaban finalmente por cubrir la vida de negatividad.

En cambio tratarlo como una situación más, sin juzgar, sin etiquetar, alivia toda esa negatividad, causante entre otras cosas, de bloquearse ante los problemas y no saber como resolverlos. La negatividad, la lucha y la competencia, generan retracción, como cuando agarras un objeto contra tu pecho para que nadie lo robe, te hace pequeño. Y eso influye en tu creatividad e imaginación a la hora de buscar soluciones rápidas, efectivas y eficientes.
La creatividad nace de un estado de generosidad, de amor y serenidad, imposibles bajo la nube mental de los problemas.

Cuando consigues cambiar tu punto de vista, y los problemas ya no son problemas, sino situaciones, tu felicidad ya no depende de la solución de los mismos. Tu estado de felicidad te acompaña por que así tu lo eliges y las situaciones no tienen poder para penetrar en el maravilloso jardín de tu mente.

¿Por que no lo pruebas por un día? Da igual donde; trabajo, familia, tráfico, etc… Observa al final de la jornada la ligereza y energía de todo tu cuerpo.

 

Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

2 pensamientos sobre “Tu no tienes problemas, son situaciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *