dia perfecto

Transforma un “mal día”

dia perfectoA todos nos ha pasado, que algunos días parece que nos levantamos de la cama con el día cruzado.
Las tostadas se queman, apenas queda zumo fresco en la nevera, nos ponemos en marcha y resulta que cogemos un atasco imprevisto. Cuando ya hemos llegado a nuestro destino de trabajo, lo primero que vemos es una lista enorme de tareas que parecían acabadas el día anterior, y a las que sumamos las de hoy…
Y cuando ya parece que nos hemos ganado el descanso para almorzar o tomar un cafe, aparece el jefe o un compañero con algo urgentísimo que no puede esperar, y la lista de “desastres” sigue y sigue a lo largo del día…

Entonces uno piensa: ” bueno mañana será otro día…”

A mi antes eso me quemaba, por decirlo educadamente, hasta que encontré una solución que me funciona a las mil maravillas. No es fácil al principio, pero poco a poco se convierte en una nueva actitud.

Sencillamente, me río y pienso irónicamente para mi mismo: “Oh, ya se de que va esto… hoy toca un día de los buenos”

Entonces comienzo a “actuar”, como si de una película se tratará y trato de convertirlo en el mejor día de mi vida. Como si éste fuera el último.

No permito que la burbuja de pensamientos del estilo; “vaya desastre de día”, “mejor me hubiera quedado en la cama”, tiña de oscuro todas mis acciones, contagie a los demás pensamientos y por encima me atraiga más situaciones inesperadas…
Si eres capaz de hacerlo, si consigues elevarte por encima del pensamiento en el momento que se produce, notarás una desidentificación con él. Sentirás que no eres un pensamiento y que ese pensamiento aparece al igual que aparece cualquier otro. Cuando lo haces éste pierde energía hasta que desaparece…

Si no consigues cortar el flujo de pensamientos estás arrastrado por ellos y no te das cuenta, simplemente estás al servicio de ellos y así, es imposible cambiar tu día o aceptarlo. No digamos ya poder disfrutarlo…

Darte cuenta de que tus pensamientos te están dominando, hace un segundo olvidar por completo todos los “problemas” que parece que tienes, por fin puedes centrarte en cada momento y transformarlo en una experiencia reconfortante, nueva y fresca. Pero ojo, que tienen su inercia y volverán al poco tiempo…debes estar alerta.

Bajo este irónico pensamiento: “Oh, ya se de que va esto… hoy toca un día de los buenos”, se esconde lo que puede ser uno de tus mejores días, y aunque pienses que te estás engañando, no lo estas haciendo. Recuerda que tu eres quien debe dominar tu mente y no ella a ti.

También es interesante que analices tu día anterior, o los 2 o 3 anteriores, por que las cosas no pasan por que sí y normalmente suelen estar ligadas a algo que hiciste o dejaste de hacer…

Y sobre todo, al acostarte…da gracias por el día vivido y mantente siempre en comunión con él.

Os deseo un día perfecto…;)

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *