Archivo de la etiqueta: subconsciente

el poder del subconsciente

No pidas para mañana, vívelo hoy

el poder del subconscienteLa mayoría de la gente tiene tendencia a ser feliz mañana, pero descuidando el hoy. Con gran influencia en nuestro modo de hablar,  no sólo lo refleja, sino que lo crea, lo perpetua.

El subconsciente es ese gran desconocido que guarda en su interior todo el poder y la sabiduría del universo. En él se almacena todo, todo cuanto vivimos, todo cuanto sentimos, queremos, deseamos, odiamos y tememos.  Se alimenta de todas la experiencias que previamente va creando.

Por ello, quiero hacer una pequeña entrada, para dar mi punto de vista sobre una cuestión que normalmente todos descuidamos. Nuestra manera de hablar en futuro.

En ocasiones decimos: “seré tal cosa..”, “tendré tales…” o “quiero ser…” o “quiero tener…” posponiendo eternamente nuestro estado de bienestar y felicidad presente a un momento futuro. Todo esto lo que consigue es que nuestro poderoso subconsciente, trabaje en alejar y  alejar los deseos por que están lleno de tiempo futuro, un tiempo que nunca se alcanza.

Si realmente piensas que un posible futuro puede darte la felicidad que ahora no sientes, estás hipotecando tu felicidad.

Rompe con ello, empieza a poner en práctica el sentirte feliz ahora. En este preciso momento todo es perfecto. Piensa que tienes todo cuanto quieres y es tu derecho y obligación disfrutar de todos lo regalos que se me han dado, entre ellos esta maravillosa experiencia a la que llamamos vida.

Esta es una de las razones por las que insistimos tanto en las afirmaciones. Las afirmaciones, no tratan de engañar a tu subconsciente, si no que abren la puerta a una nueva realidad. Permiten que tu conciencia se impregne de aquello que verdaderamente deseamos, para que paso a paso le sea más creíble.

Puede que ahora estés pasando un mal momento; sufras de stress, ansiedad, depresión o una gran negatividad acompaña tu vida, pero comienza trabajando donde residen todas tus oportunidades de éxito.
Deja ya esos pensamientos de: “cuando esté bien…” “cuando esto acabe…” o “esta pesadilla nunca termina” y comienza inmediatamente a cultivar pensamientos de bienestar, alegría y felicidad, y sobre todo pensamientos en tiempo presente. Por que realmente cuesta lo mismo y su resultado es mucho más gratificante.
Di para ti mismo: “lo he estado pasando mal, pero empiezo a sentirme mejor” “soy feliz, valoro todo cuanto tengo”

Si la inercia de tu actitud negativa, viciada a su mal enfoque, continúa levantando pensamientos de tristeza, dolor, sufrimiento y negatividad, no luches contra ella, poco a poco entenderá su nuevo rumbo. Simplemente agradece todos sus pensamientos diciendo: “gracias, pero ahora quiero pensar y ser más positivo”.
Es cuestión de tiempo que tu mente comience a entender lo que le estás pidiendo ahora, entonces no descansará hasta proporcionártelo.
¿O cómo crees que has llegado a la situación actual? ¿Qué clase de pensamientos cultivaste antes de llegar a sentirte estresado, deprimido, enojado, etc, etc, etc…?

Pon toda tu energía en sentirte bien en este preciso momento. Toda la energía que no gastes en él, será usada para aplazar tu felicidad. Cultiva con buenas semillas tu subconsciente y tendrás a tu alcance la mejor de las maravillas.
Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
subconsciente

Aprende a hablar contigo mismo

Hace ya un tiempo leí una columna de Eduardo Punset en una revista donde citaba un estudio realizado en diferentes universidades que decía: “Los chic@s que se consideran guapos a si mismos, tienen más exito a la hora de conseguir nuevas amistadas y nuevas relaciones.” Este hecho, a pesar de ser una obviedad es a menudo descuidado por casi todos nuestros patrones rutinarios de pensamiento.

Me gustaría citaros unos cuantos ejemplos, que normalmente son comunes en la mayoría de la gente:

 

  • Que mala suerte tengo, todo me sale mal, etc…

Hay gente que actúa como verdaderos imanes atrayendo este tipo de situaciones a sus vidas. Siempre es gente que esta centrada en sus desgracias y sin ellas prácticamente no son nadie. Por decirlo de algún modo: ellas son su historia personal. Mientras tanto la vida pasa de largo y cierran las puertas a todo lo que la vida les está ofreciendo.

  • ¿Qué tal estas? Bueno, tirando…

¿Tirando de qué? ¿Acaso llevas un carro atado a tu espalda? La vida está en ti y debes fluir con ella.

Si te atas a preocupaciones, a tu pasado o a tu incierto futuro no soltarás nunca esa carga tan pesada. Más bien ocúpate de tus “pre-ocupaciones” cuando llegue el momento oportuno. Si es el pasado o el futuro lo que no te sueltan, simplemente ten claro que tanto uno como el otro ya no existen. Uno ni siquiera a ocurrido, por lo tanto quizás no ocurra, y el otro ya no se puede cambiar. Aprende de él y déjalo marchar.

  • No creo que haya posibilidades, hay mucha gente citada para pocos puestos vacantes…
Esto aparte de demostrar poco aprecio por ti mismo, te va restar puntos y energía… posiblemente cuando te presentes al examen o a la entrevista la persona que esté al otro lado note algo en ti; falta de confianza, seguridad o tal vez cierto desánimo.
Te recomiendo que te hagas estas preguntas:
    • ¿Estoy preparado para el puesto?
    • ¿Me merezco ese puesto?
Seguramente llevas mucho tiempo preparándote o buscando una oportunidad así, ahora tu recompensa esta a la vuelta de la esquina. ¿por qué dar media vuelta?
  • Estoy desganado, sin fuerzas, no descanso bien, etc…
Todas estas afirmaciones seran cada vez mas ciertas y reales si sigues alimentándolas una y otra vez. Irás a dormir y no descansarás. Después de todo, ¿no te has estado predisponiendo a no hacerlo durante el día?

 

Éstas son algunas de las que se me han ido ocurriendo, pero podríamos llenar páginas y páginas del blog con pensamientos nocivos de este tipo. Pero eres tu el que debe darse cuenta de cuales son los pensamientos o palabra que te ayudan y cuales son los que te limitan y perjudican.
Practícalo conscientemente durante algunos días, cada vez que pienses, hagas o digas algo militante, cámbialo inmeditamente por su contrario, por algo reconfortante. La práctica consciente te llevara a hacerlo automáticamente en poco tiempo y esto cambiara tu vida.
Pero no bajes la guardia, sino volverás a caer en viejas rutinas de pensamientos nocivos.

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS