Archivo de la etiqueta: pasión

escoba monje

Limpio y barro mi corazón – (Categoría Pública)

escoba monjeCuenta una historia, que una vez un hombre, muy sencillo y analfabeto, llamó a las puertas de un monasterio.
Tenía deseos verdaderos de purificarse, hallar un sentido a la existencia y pidió que le aceptasen como aprendiz, pero los monjes pensaron que el hombre era tan simple e iletrado que no podría ni entender las más básicas escrituras.

A pesar de ello, vieron que estaba muy interesado por permanecer en el monasterio, lo debatieron entre ellos y decidieron proporcionarle una escoba para que se ocupara diariamente de barrer el jardín y sus aledaños.

Así, durante meses, el hombre barrió minuciosamente cada centímetro del monasterio sin faltar un sólo día a su labor.
Poco a poco, los monjes empezaron a ver cambios en la actitud del hombre…Se dieron cuenta de que había obtenido un considerable grado de evolución espiritual y una excepcional pureza de corazón.

-¡Se le ve tan tranquilo, gozoso, equilibrado! Emana una atmósfera de paz sublime- se decían entre ellos.

Y tanto llamaba la atención su inspiradora presencia, que los monjes decidieron hablar con él, conocer su secreto…

Así que extrañados, le preguntaron si había seguido alguna práctica o método especiales, pero el hombre, muy sencillamente, repuso:

–No, no he hecho nada, creedme. He dedicado cada instante de labor a limpiar con amor el jardín, y mientras lo hacía mantenía un pensamiento en mente:
“Cada vez que limpio, imagino que barro mi corazón y elimino todo el veneno.”

 


 

No importa que hagas realmente, ni a que dediques tu vida. No es la magnitud de los logros lo que importa, sino la calidad de tus acciones, porque misteriosamente la vida tiene la virtud de premiar a aquellos que se desinteresan del resultado.

Llena de amor todos tus actos y encontrarás el diamante oculto en cada instante.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
aceptar el presente

3 Formas de convivir con el Presente

aceptar el presente[Aceptar, Disfrutar y Entusiasmarse, las 3 claves para fluir con el Presente]

Nuestro eterno amigo y compañero de viaje, el momento presente, adopta continuamente nuevas formas y situaciones. Aunque superficialmente, nuestra mente egoica juzga y etiqueta cada momento como “bueno” o “malo”, “agradable” o “desagradable”, a una profundidad mayor, a la profundidad de nuestro Ser, el momento presente es como es, ni “bueno” ni “malo”, solamente es.

Actuar contra el momento presente se puede calificar de locura, resistirse a lo que ya es, no aceptarlo, es como tratar de mover una montaña soplando. Sencillamente no se puede.

Teniendo esto claro, tenemos tres opciones, tres formas de ir a favor de él y fluir con su corriente: Aceptarlo, disfrutarlo y vivirlo con entusiasmo.

  • Aceptar

    No todas las cosas, ni momentos que se presentan son de nuestro agrado y por lo tanto no se puede disfrutar de ellos, pero al menos siempre podemos aceptarlos tal como son. Aceptar algo significa hacerlo de buena gana, con predisposición, ya que partimos de la premisa de que es algo que la situación nos exige.
    Una vez aceptada una situación, aunque pueda parecer solamente una postura mental, a nivel de energía realmente la impregna de valor y calidad.

  • Disfrutar

    Cuando tu predisposición ante cierta situación sea la de disfrute, no sólo estarás divirtiéndote, estarás totalmente presente, fluyendo con la energía de ese momento. Te convertirás en la acción, el objeto y perderás la noción del tiempo entrando en el eterno ahora. En términos espirituales observador y lo observado se convierten en una sola cosa.
    Gozar del presente es una puerta de acceso al Ser, a la Vida, a la conciencia, a tu verdadero Yo.

  • Vivirlo con Entusiasmo

    La palabra entusiasmo viene del antiguo griego: en theos, que significa en Dios. Estar entusiasmado es estar poseído por Dios, fluir con la mayor de las energías.
    Cuando sientes entusiasmo por algo, amas lo que haces. La acción toma un valor especial y es probable que estés en sintonía con tu propósito de vida. Tus acciones no supondrán un trabajo para ti, forman parte de tu vida, te llenan de energía, y lo más importante, lo llevas a cabo con pasión.

     

    Y tu…¿cómo vives el presente?

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS