Archivo de la etiqueta: organización

trabajador_feliz

Volver de las vacaciones con entusiasmo

trabajador_felizSe acercan ya las fechas en las que la mayoría de nosotros daremos por terminadas nuestras vacaciones de verano. En muchas ocasiones esto supone un verdadero trauma, cuesta volver al trabajo, a las prisas, en definitiva a la rutina diaria.

Han sido unos días de disfrute, de recreo, de calma, o de actividad con sentido, pero en definitiva lo que nos cuesta es volver a nuestro día a día. Creo que se debe a que tenemos la sensación de que cuando estamos de vacaciones, nosotros somos los artífices de nuestra vida, tenemos una sensación de control sobre ella. Sin embargo en los quehaceres cotidianos habituales, la sensación se torna por la de ir a remolque, la de no llegar a tiempo, y la de que los acontecimientos incontrolables que nos suceden, nos superan. Esto nos frustra y más cuando acabamos de vivir unos días de vacaciones en los que el contraste entre un tipo de vida y el otro es tan obvio.

Permitidnos unos sencillas sugerencias para que la vuelta sea lo más llevadera posible.


Resérvate un tiempo. Lo que nos haga sentir bien de verdad, aunque sea media hora de cada día para sentirnos libres, ese es nuestro momento, este momento es una meditación en sí misma.


 

1.  No es lo que hacemos, sino como lo hacemos, y me explico. La actividad más desagradable puede serlo menos si no nos resistimos psicológicamente a ella, es decir, no nos gusta por ejemplo conducir hasta el trabajo, lo consideramos una pérdida de tiempo. Bueno pues en vez de estar mentalmente preparando nuestro estado de ánimo hacia el atasco diario, porque no nos decidimos a aceptar la situación como es y aunque no nos agrade, por lo menos salir lo mejor parado de ella. Nos preparamos nuestra música favorita, o nuestros audiolibros, incluso se pueden realizar unos ejercicios de respiración controlada entre semáforo y semáforo (cuando este verde nos lo harán saber).

En definitiva, no nos resistamos a lo que es, lo que es, ya es, ir en contra de esta verdad absoluta es una locura, cuando la aceptamos como tal y dejamos mentalmente de repudiar la situación, esta se convierte en más ligera y llevadera.

2.  Organizar nuestro día a día. Todos “tenemos” que hacer muchas cosas cada día y esto nos supera, estamos haciendo una, pero mentalmente estamos queriendo terminar la siguiente, o estamos llegando al lugar al que vamos y mentalmente estamos planeado todo lo que vamos a hacer en ese sitio. Que os parece si en lugar de cavilar tanto y darle tantas vueltas, lo tenemos apuntado y organizado, es decir, porque no dedicamos un parte del día, o cada dos días, o como se quiera, un tiempo para organizar las tareas pendientes, y agruparlas de una manera lógica. Podemos hacerlo en una pequeña agenda, en el móvil, ordenador, etc… Seguro que algo donde apuntar tenemos (no busquemos excusas), en la que detallemos nuestras actividades pendientes de modo que cuando vayamos a algún sitio, no sea necesario que nuestra cabeza este en nuestros quehaceres, sino que este en lo que estamos viviendo ahora, si conducimos, en la carretera, si caminamos, en la sensación de caminar. Todos estos pequeños “trucos” se convierten en escapes y en momentos de relajación si todo lo tenemos ya organizado anteriormente.
Se trata de organizar los aspectos prácticos de nuestra vida de una manera coherente, no de hacer de la vida una planificación continua.

3.  Acercarse de nuevo a nuestra gente. Una de las mejores cosas que tiene el volver, es que podemos juntarnos de nuevo con nuestros amig@s , familiares, actividades de ocio, etc… Hemos estado un tiempo sin contactar con estas personas importantes en nuestra vida social y ahora podemos recuperar el contacto. También volvernos a nuestra vida de ocio, no hay que olvidarlo, nuestra bicicleta, gimnasio, lectura, meditación,  parque favorito con los niños…

4.  Actitud en el trabajo. Como hemos dicho antes, es como lo hacemos. El trabajo aglutina muchas veces todo lo comentado , por eso en ocasiones es un sitio perfecto para crecer, y me refiero a que en el podemos poner en práctica los tres puntos anteriores:

    • mesa_organizadaRealizar nuestras actividades laborales, y cuando las hagamos, estar en esa actividad en concreto y no en lo próximo, tenemos que dejar que esa actividad capte nuestra atención completamente, que nos atrape ese momento
    •  Ser organizados, todos tenemos mucho pendiente, si está organizado, evitamos y mucho, la tensión y el estrés
    •  También en el trabajo tenemos amigos, y si todavía no lo son, es un buen lugar y a veces todo un desafío para hacerlos. Podemos sorprendernos muchas veces con personas que tenemos delante todos los días y vemos como trabajadores de nuestra empresa, y no como compañeros, o incluso amigos

5.  Tomate tu tiempo, para ti mismo. Lo que nos guste hacer, lo que nos haga sentir bien de verdad, aunque sea media hora de cada día para sentirnos libres, ese es nuestro momento, este momento es una meditación en sí misma.

6.  Escapémonos el fin de semana. El fin de semana son unas mini-vacaciones en sí, tenemos dos días para nosotros, o aunque sea solo un día, aprovechémoslos, las cosas más sencillas son las que mejor nos hacen sentir, no necesitamos marcharnos todos los fines de semana por ahí, simplemente salir, dar un paseo en bicicleta,  o andando, sentir la naturaleza, la montaña, la playa, en definitiva es tiempo que tenemos para desconectar, hagámoslo de verdad. Desconectémonos y carguemos las pilas, comenzaremos la semana como nuevos.

7.  Pasar de la negatividad. Vamos a olvidarnos de lo que dicen la televisión, los diarios, la radio, de que existen una epidemia de depresiones postvacacionales, que es normal y que a todo el mundo le pasa, y demás tonterías. Aquello a lo que prestas atención es lo que atraes a tu vida, pues entonces prestemos atención a las cosas que nos hacen sentir bien, plenamente en forma, las que hacen vibrar nuestra alma, porque no llenamos nuestra mochila interior de buenas nuevas y nos olvidamos de tanta violencia, desgracia y pesimismo.
En SoylaVida.com queremos sentirnos bien, porque nuestra verdadera naturaleza es el bienestar.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS