Archivo de la etiqueta: libertad

Creer en tus sueños

Aprendiendo a NO enterrar los Sueños

Creer en tus sueños[Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que torna la vida interesante] PAULO COEHLO

Como te he dicho en otras ocasiones, tú eres la única persona que se interpone entre donde estas ahora y donde quieres llegar. Permíteme que te explique cómo tu ego, tu falso yo, puede sabotear la mejor de las intenciones, y evitar que alcances tus metas.

La comodidad, la pereza y la desidia. Prefieres seguir con tu vida tal como es, a pesar de que a veces no te gusta. Te resulta más fácil ser desgraciado, porque ya te has identificado con el sentimiento. Lo difícil sería arriesgar esa condición de desgraciado tan cómoda, en la búsqueda de algo mejor, que además no crees posible.

La Mayor de las mentiras. Crees en un determinado momento de tu existencia, que pierdes el control de tu vida, y que pasa a ser gobernada por el destino.

El Miedo. Miedo a ser capaz de alcanzar tus sueños y de que ya no tengas más motivos para continuar vivo. Prefieres vivir con la esperanza de un futuro de tu agrado, antes de vivir el presente soñado.

No decepcionar a tus seres queridos. Las personas con las que tienes contacto frecuente terminan formando parte de tu vida. Y pasan también a querer modificar tu vida. Y si no eres como ellas esperan que seas, se molestan. Las decepcionas y te decepcionas a ti mismo.

La falta de Fe en ti. Crees que realizar tus sueños es más que difícil, es imposible. Realmente son eso sueños, y no son realidad. Tendrá que producirse un milagro para que tu sueño llegue a convertirse en real.

Nunca te ha sucedido. Tu pasado te dice que nunca te ha sucedido algo extraordinario, ¿porque ahora va a ser diferente? Si en el fondo estas en manos de la Diosa fortuna, y a ti no te mira ni a la cara.

Vas a desmantelar todas estas limitaciones absurdas que te has creado y te alejan del Éxito y de tus sueños.

Aquello que siempre has deseado hacer, desde tu juventud y que antes tenías tan claro, es tu propósito de vida. La Gran Verdad es que si deseas con firmeza alguna cosa, es porque este deseo nació en el alma del Universo. Es tu misión en la Tierra. La pereza, la desidia y la comodidad, te hacen sentir mal para que escuches a tu alma, que está creando un contraste entre donde estas ahora y donde está tu sueño. Precisamente para que te muevas hacia él.

Tienes libre albedrío. Puedes elegir entre ser consciente de la conexión con el Universo, Dios o como le quieras llamar. O, permanecer ajeno a esa conexión. La diferencia entre un estado y el otro es, en el primero creas tu vida, y en el segundo crees que la vida te crea a ti. La diferencia de poder en ambas casos es abismal. Eres el dueño de tu vida, o deambulas sin rumbo.

La vida es un sueño. Sí, es uno tras otro, pero que se cumplen. Y no tiene nada que ver con que la vida es algo irreal. Más bien todo lo contrario. Tú haces real lo que hasta entonces solo existía a nivel de imaginario en la mente colectiva del Universo. Así de importante eres, Tu misión es hacer realidad tus sueños.

Tú y nadie más vive tu experiencia. ¿Porque todas las personas saben exactamente cómo debes vivir tu vida y nunca tienen idea de cómo deben vivir las propias? Respuesta, porque no tienen valor para ponerse a ello. Prefieren que tú lo intentes por si fracasas y así no se hacen daño ellos. Pero yo te digo, si no lo intentas ya has fracasado.

Una mirada retrospectiva. ¿Cómo crees que has llegado al lugar en el que te encuentras? Absolutamente todos tus logros y metas conseguidas, son una prueba fehaciente de que tú puedes si tú quieres. Eres el creador de mundos, el que hace que los sueños del Universo aparezcan en el plano físico. ¿Te parece esto poder?

Este es el momento. Ahora es cuando creas tu futuro, todo lo que te ha sucedido en la vida tiene razón de ser, es perfecto tal y como ha sido. ¿Por qué? Porque si no, seguramente no estarías haciéndote multitud de preguntas existenciales. Y más que probablemente nunca habrías leído este artículo

Estas aquí en esta experiencia física para vivir tus sueños, así de claro. Si no lo haces estas desperdiciando tu vida. Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace la vida interesante.

 

Gracias, Gracias, Gracias.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Auto-obligaciones

Las cadenas del “tengo que”

Auto-obligacionesHace ya un tiempo hablamos de la importancia de saber hablar con uno mismo de un modo responsable y respetuoso, por que al fin y al cabo, somos nosotros en nuestro interior quienes tomamos la última palabra y damos o quitamos importancia a los acontecimientos.

Hoy a través del poder de la palabra nos centraremos en dos frases que suponen una obligación no necesaria, como son:“tengo que …”, “debería …”, etc.

Las palabras, más allá de ser simples sonidos, tienen poder. Refuerzan el poder de nuestros pensamientos al ponerlos como escritos. Unas palabras pueden crear, liberar o impulsar, pero otras pueden destruir, atar o minimizar tu vida.

En este segundo grupo de palabras que esconden negatividad englobamos a “tengo que ” y “debería “.
En la mayoría de las ocasiones cuando hablamos o pensamos en hacer algo, en tomar acción respecto a alguna circunstancia, recurrimos a dicha frase.

Trataré de explicar con un ejemplo:

“Tengo que pintar mi habitación”

El mero hecho de “tener que” implica una obligación, una cadena, una especie de atadura invisible que te vincula a hacerlo sí o sí. Aparentemente, puede parecer una forma más de planificar una tarea, pero el ego se identifica con ella y siente la necesidad de culminar esa acción por que le supone una pesada carga y le ofrece una identidad. Más aún cuando nos marcamos un objetivo fijo u obligatorio en el tiempo: “Tengo que pintar mi habitación antes de la semana que viene…”
Si todo va sobre ruedas y ningún contratiempo o la misma pereza sabotean ese proyecto, tu mente se siente liberada una vez acaba la tarea…hasta que volvemos a condenarla a cumplir el siguiente “tengo que…” .
En cambio, si por algún motivo, no lo conseguimos, genera una enorme frustración. Nos sentimos derrotados, y muy posiblemente listos para juzgar toda la experiencia como desagradable, sobre todo cuando la lista de “tengo que…” es tan larga que parece no tener fin. Es cuando surge una sensación de desanimo que parece decirnos que nunca acabamos nada y en último termino nos hace creer que somos un desastre o un fracaso.

Aunque éste sea sólo un ejemplo, fijaros que lo podéis aplicar a casi cualquier “tengo…” Ya sea: “tengo que dejar de fumar”, “tengo que hacer deporte”, “tengo que visitar a Luis” Todos esos “tengo” son en definitiva un autoimposición. Una cadena que te mantiene atado y así no es posible el éxito, estas abonado al fracaso.

Minimizando los “tengo…”

Una buena manera de sustituir todas esas palabras que implican deber u obligación es incorporando a tu vida el “me gustaría”. “Me gustaría hacer” te libera de la carga. No te identifica directamente con la acción. Simplemente es una preferencia. Algo que tienes en mente y que depende como se den las circunstancias y tus intenciones te pueden acercar a ello o separar y posponerlo, pero en ningún caso aparecerá la sombra del fracaso por no cumplir tu obligación.

Este simple cambio de palabra a “Me gustaria”, nos quita presión, nos libera y es seguro que al realizar la acción que sea, esta sera realizada mucho más livianamente que si de una obligación se tratara. Me atrevería a decir que ademas la acción en cuestión sería realizada bastante antes y con más éxito en el resultado.

Quizás la lista de “me gustaría…” pueda ser igual o más larga que la anterior de “tengo que…”, pero la liberación, el desapego no será el mismo.
Es posible, que el “me gustaría hacer deporte” acabe haciéndose realidad. Puede que alguien te anime, y se también se una a realizarlo, o puede que no…pero tu ya no estás apegado igualmente al resultado. Solamente estás abierto a la  posibilidad y no a la obligación.

Conclusión

Si tu lista de “tengo…” es demasiado larga y comienza a ser más bien una carga, sustituye todos aquellos “tengo…” que puedas por “me gustaría…”
Verás como un poco tiempo, nada más lo comiences a aplicar, acabas cumpliendo más deseos o “autobligaciones” que antes y lo mejor de todo sin sentirte mal, o encadenado a las “Obligaciones” que no has podido llevar a cabo.

 

Ponlo en práctica aunque sólo sea con las acciones que te gustaría tomar en el día, y comprueba tu mismo los resultados…estoy seguro de que te sorprenderán.

Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
elige tu camino

Pensar y actuar por uno mismo

elige tu caminoA veces por los padres, otras los hijos, la pareja o los amigos, nos vemos obligados a acabar haciendo las cosas de una manera totalmente distinta a como las hemos planeado, esto acaba en un sentimiento de desánimo total con uno mismo.
Muchas veces, nos sentimos obligados a decir SI, cuando realmente queremos decir NO. Porque es muy común en la gente, sentirse obligada a cumplir con los demás incluso por encima de uno mismo.

Viendo todo desde una perspectiva más elevada, o simplemente como si lo presenciaras en tercera persona, te das cuenta de que este tipo de actitud es falsa contigo mismo y con los demas, dañinas, y por encima te llevan directo a un sentimiento de fracaso existencial y de frustración continua, de angustia.

Si esta práctica se convierte en algo natural dentro de tu vida, debes cambiarlo. Debes saber que estás mintiendo y engañando a la gente, pero lo peor y más preocupante es que intentas engañarte a ti mismo…Y no hay nada peor que un mal cargo de conciencia.

Entre otras cosas, también demuestra una falta de amor propio, de autoestima, una dependencia total de la aprobación externa y estar siempre pendiente del juicio de los demás…

Ahora bien, no pienses ni por un momento que tu eres así y ya está, que no puedes cambiar porque durante toda tu vida siempre te has comportado de ese modo. Puedes elegir en cualquier momento como quieres ser a partir de ahora, y con sólo la elección ya estás en camino hacia una nueva vida, un nuevo carácter y una nueva forma de ser, que eliges mantener conscientemente.
Luego puede que no siempre lo consigas, pero ya estás en camino, ya sabes lo que quieres y lo que buscas, ser hoy mejor que ayer.

Pero si aún no lo tienes claro, y piensas que no merece la pena librarte de ese pesada carga, te voy a dar unas cuantas razones más:

  • Eres un ser único, especial e irrepetible. Nunca lo ha habido y tampoco nunca habrá alguien que piense y actúe como tu. El universo tiene un plan para ti. Y sólo quiere que seas tu mismo.
  • Cada uno debe recorrer todo el camino de la vida completo para realizarse. Y a pesar de cometer errores, debe entender que estos son una parte muy valiosa que conforman la experiencia.
  • Como ser libre que eres, es una obligación para con uno mismo tomar decisiones consecuentes con sus ideas y pensamientos. Uno vive su propia vida, con sus propias elecciones, al igual que padres, hijos y amigos viven cada uno la suya propia.
  • No puedes vivir la vida de otros, porque arruinarás la tuya. Por muy buenas intenciones que tengan los demás, no sienten lo que tu sientes y no pueden comprender todas tus acciones.
Nadie puede quitarte la sensación que se tiene cuando uno es libre y dueño de sus actos, en ese estado de realización la vida fluye por si misma y no hay lugar para el error, solamente eres lo que tienes que ser.
Cuando la religión habla de pecado, lo que dice a un nivel mas profundo no es que Dios vaya a castigarte por tus malas acciones, sino que el DIOS que ERES, no haría ninguna cosa que vaya contra ti, todo lo que sientas, creas, o digas, que vaya contra ti, es un pecado. Nadie te va a castigar o juzgar por tus pecados, excepto tu mismo.

 

Namaste

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
universo dentro de ti

Aceptando un nuevo Paradigma

[Aquel que se conoce a sí mismo es libre, aunque esté preso en una cárcelEl que no se conoce es prisionero aunque corra por un valle.]

universo dentro de ti

A lo largo de este artículo, voy a intentar explicarte con palabras, lo cual es bastante difícil, lo que supone identificar el paradigma actual que rige tu vida y todas las posibilidades que ofrece sustituirlo por otro.

Un paradigma es un sitema de creecias, normalmente heredadas de tu entorno, incluyendo familia, cultura, religión, etc…que has ido asumiendo a lo largo de tu vida y se han se han convertido en una especie de verdades absolutas.

Antes de continuar quiero que medites estas citas del gran científico Albert Einstein. A mi personalmente me han cambiado la forma de ver la vida para siempre. Dedicales 2 minutos, recorre en tu cabeza tus recuerdos, tus experiencias, tus expectativas de vida…

  1. ¿Vives en un mundo amistoso, o vives en un mundo hostil?
  2. Hay dos formas de vivir en la vida; una, creyendo que nada es un milagro, y dos, creyendo que todo es un milagro.

Basta con que te hagas estas cuestiones a ti mismo para identificar verdaderamente si tu paradigma actual te está limitando, minimizando y mermando todas tus posibilidades. O si por el contrario, tu sistema de creencias hace de ti un ser libre, con acceso a todo su potencial infinito y capaz de cambiar su vida y su mundo.

Creencias del Paradigma más extendido hoy en día

  • El ser humano está separado del TODO, siente que pertenece a un Mundo, que vive como un elemento único en alguna parte de este planeta, el cual está a su vez en alguna parte del infinito universo.
  • Creer que hay un azar, que alguien por encima de todo, juega a los dados con nosotros. Y hace muy afortunados a unos o muy desgraciados a otros.
  • Lo que hay, es todo lo que existe. Y todo lo que hay, es aquello que podemos percibir a través de nuestros limitados sentidos. En definitiva, cree que el mundo físico es todo lo que hay.
  • El ser humano ya no evoluciona más. Hemos tocado techo, no se puede llegar más lejos ni intelectualmente, ni espiritualmente, ni físicamente, entre otros…

Si alguna de estas creencias, o todas están completamente arraigadas a tu mente, debes comprender que efectivamente todas ellas se manifestarán y expresaran en tu vida. Creer que es así, es una fórmula infalible para perpetrarlo y que se siga cumpliendo.
En cambio, comprender que no estás aprovechando al máximo tus posibilidades te hace abrirte a una nueva dimensión de posibilidades en tu vida.

Voy a intentar explicarlo con un ejemplo:

Un elefante, enorme, 3, 4 toneladas, y atada a su pata una cadena, y en el otro externo de la cadena una estaca, clavado en la tierra, la estaca es simple y tampoco esta hundida lo suficiente en el suelo, sin embargo el elefante, se mantiene quieto, no hace nada para soltarse y ganarse su libertad. ¿por que?
Lleva toda su vida atado a esa cadena, desde que era un bebe elefante y no tenía la fuerza suficiente para soltarse, el estiraba y estiraba, hasta que acababa agotado sin conseguir ningún resultado.
Tras unos cuantos meses intentándolo, simplemente desiste, el esta convencido de que no puede soltarse.  Y aunque años después cuando se ha convertido en un magnifico animal, fuerte y poderoso, sigue convencido de que es imposible avanzar más allá de lo que la cadena le deja.

Aunque pueda parecer un poco absurdo, no lo es. Mucha gente actúa de ese modo, su paradigma le corta las alas como la cadena al elefante, y nunca reparan en nuevas expectativas. Se encuentran cegados por los estímulos externos, los logros, las relaciones, el dinero. Y aunque no hay nada de malo en ello, se convierte en una trampa si olvidas realmente quien eres.

Aceptando el nuevo Paradigma

Algunas de las principales características de un nuevo paradigma que está empezando a imponerse desde hace años en la sociedad, están ya comentadas en algunos de nuestro artículos, pero significativamente destacaría esta idea por encima del resto:

  • Nosotros, cada Ser contenemos el universo en nuestro interior y lo que parece ocurrir fuera de nosotros solamente es un reflejo de nuestro interior, de la conciencia, nuestro verdadero Ser. Manifestándose así a través de las formas, proporcionando nuevas experiencias para evolucionar, crecer y desplegar el amor divino que forma toda la creación.
    Así que sólo conociendo y cambiando nuestro interior podemos cambiar el mundo exterior.

Esta nueva conciencia, que evoluciona y se expande a pasos agigantados a través del planeta, muchos la califican como una nueva etapa de evolución en la conciencia humana. Dejando poco a poco atrás una larga etapa donde el EGO dominaba y era necesario para garantizar las supervivencia de la especie.

Sinceramente, os doy mi opinión: Creo que bajo el aparente caos que hay hoy en día en nuestra sociedad (económica, social, medioambiental, etc…) se esconde el ego individual y el ego colectivo de toda las especie dando sus últimos coletazos antes de ser relegado.
Un día dejamos de ser espectadores, para ser conscientes de lo que somos. Creadores.

 

Namasté.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
culpar a los demas

¿Son los demás Culpables de tu Infelicidad?

culpar a los demas[La libertad significa responsabilidad. Es por eso que la mayoría de los hombres la ignoran.]
GEORGE BERNARD SHAW

Si eres de los que piensa que tu felicidad está condicionada por los demás o por algo externo a ti, te recomiendo que leas el siguiente artículo y descubras verdaderamente si debes culpar a los demás de tu infelicidad.

Si vives pensando que “fulanito de tal”, o “menganito de cual” tienen la culpa de tus problemas y de tu infelicidad actual, es hora de dar la “vuelta a la tortilla”, darse la vuelta a los ojos y mirar dentro de uno mismo, pero sin intención de buscar culpables. Si no soluciones.

Culpar a todo lo que crees que genera problemas en tu vida, es una artimaña totalmente inútil si lo que buscas es mejorar tu vida y eliminar tus frustraciones. En definitiva, es una total perdida de tiempo. Puede que sirva para lograr que la otra persona se sienta culpable, herirle, pero nada más. Eso no cambia nada las cosas y menos dentro de ti.

Estoy de acuerdo en que todos lo hemos hecho en alguna ocasión, en cantidad de ocasiones el orgullo nos puede, el EGO nos domina y reaccionamos a las circunstancias automatizados y condicionados por él. Pero una cosa es hacerlo inconscientemente en alguna ocasión y otra muy distinta es pensar que la raíz de todos los problemas e infelicidades son los demás, y creer que si no estuvieran uno sería feliz.

Hace ya un tiempo hablamos de la necesidad de hacerse responsable de uno mismo (os lo recomiendo si no lo habéis leído). Cuando asumes la responsabilidad de ti mismo, de tus actos, de tus experiencias, no buscas culpables. Ya no necesitas juzgar, señalar con el dedo a los acontecimientos ni a las otras personas. Ni siquiera sentirte tu mismo culpable. Simplemente te centras en el momento, en la realidad, y dejas marchar toda esa burbuja de pensamientos que lo único que consigue es distraerte, quitarte felicidad y salud. Actúas sobre los hechos, aprendes de las experiencias y comprendes por que todo pasa por un motivo y por una razón. Y sobre todo lo aceptas.

Ojo, no estoy diciendo que en ocasiones uno no deba eximirse de responsabilidades que no tienen que ver con él, que es totalmente natural. Sólo quiero que analices tu situación actual, tus barreras a la felicidad y veas si esta insana actitud está entre ellas.

 

Namaste.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
ojo

¿Quién soy? ¿Qué es la vida?

 

Tu no eres lo que haces, ni lo que tienes, y mucho menos lo que piensan de ti.

Preguntaros por favor ¿Quién soy?, y ahora analizar vuestra respuesta. Seguro que las respuestas se parecen a “Soy Luisa”, “Soy Comercial”, “Soy Ama de casa”. Ninguna de esas respuestas se acerca  a lo que realmente somos. No somos un nombre, ni siquiera hemos elegido el nombre que tenemos, no somos un puesto de trabajo o cargo en la empresa, y muchísimo menos un rol dentro de una familia o en la sociedad. Todas estas definiciones son ideas mentales de lo que somos, asociadas a nuestra persona, a nuestra trabajo, o status, pero son solo eso, ideas mentales, etiquetas que nos hemos colocado, o nos han puesto.

Todas estas ideas mentales dan forma a nuestra personalidad y crean ese ente sicológico llamado EGO, que Wayne Dyer define como “Edge God Out”  (“Dejar Afuera al Creador”) . El EGO es el falso yo que creemos que somos, ese falso yo, cree que eres lo que haces, que eres lo que tienes, y además que eres lo que los demás piensan de ti. Con estos valores como definición de lo que eres, el EGO te separa de todo y todos, pues tiene que defenderse de los EGOs de las demás personas para seguir reafirmando sus puntales, pues sin ellos simplemente dejaría de ser, dejaría de existir. Convertimos la vida en una batalla continua entre lo que creemos que somos peleando con lo que otras personas creen que son, pues tenemos que defender nuestro trabajo, nuestras posesiones, nuestra posición social, y esto se vuelve agotador, estresante y sobre todo genera miedo. ¿Cómo vamos a vivir, si estamos demasiado ocupados en proteger lo que somos?

Ahora ya sabemos lo que no somos, y esto es muy importante, para poder acercarnos a lo que somos.

Somos lo que hay por debajo del EGO, lo que observa sus reacciones, lo que se da cuenta de cómo se defiende de otros egos, somos el testigo silencioso de nuestros pensamientos alborotadores, somos lo que sabe con total seguridad que el EGO es el falso yo. Somos seres conscientes, somos consciencia, eterna, infinita, ilimitada.

meditacion
La meditación es acceder a la mayor de nuestras capacidades, la capacidad de elevarnos por encima del pensamiento.

Permitirme una segunda pregunta ¿Qué es la vida?, y analizar de nuevo vuestras respuestas. Después de la primera pregunta nuestra atención está alerta, ya no esperamos dar una respuesta habitual, y esta segunda pregunta no nos cogerá de improviso, de modo que tendremos preparadas unas respuestas más acordes, como “es una experiencia maravillosa“, “un camino que recorrer“, “un aprendizaje continuo”.

Por muy bonitas y reconfortantes que sean las respuestas, solo son señales que indican la dirección en la que mirar.

Igual que no sabemos lo que es el agua por muchas definiciones que tengamos de ella, hasta que sentimos su frescor, observamos su transparencia, o sentimos las gotas de lluvia sobre nuestro cuerpo, del mismo modo, no podemos saber que es la vida, hasta que seamos capaces de sentir dentro de nosotros eso que llamamos vida.

Ahora ya sabemos que esas respuestas aunque apuntan a lo que es la vida, no son la vida, y esto es muy importante, para poder acercarnos a lo que es la vida.

La vida es una, una con todo lo que es, con todo lo que siempre ha sido, y con todo lo que será. Es eterna, infinita, ilimitada, palabras que nuestros egos no pueden entender, están demasiado ocupados procurando no perder su identidad, pues se creen finitos.

Ahora que tenemos las respuestas a nuestras preguntas; <<somos consciencia, eterna, infinita, ilimitada>>, y <<La vida es una, una con todo lo que es, con todo lo que siempre ha sido, y con todo lo que será. Es eterna, infinita, ilimitada>>. Podemos ver la analogía entre ambas definiciones y encontrar como respuesta “SOMOS VIDA”.


El EGO es el falso yo que creemos que somos, ese falso yo, cree que eres lo que haces, que eres lo que tienes, y además que eres lo que los demás piensan de ti


 

Podéis decirme ahora ¿cómo podemos “perder la vida”?, pues, no podemos, no podemos perder lo que somos, lo que es, es y siempre será. Si somos conscientes de ello y nos damos cuenta del falso yo que actúa suplantando nuestro verdadero ser, entonces el ego muere, muere la falsa identificación con nuestros pensamientos, con él desaparece el miedo, la tensión, la incertidumbre. Entonces nuestra existencia cobra propósito, el propósito mismo de vivir con dignidad, sin sufrimiento, sin temor, la vida que somos.

Todo esto ya lo sabíamos antes de que ocupáramos este cuerpo actual, pero todo esta oscurecido por nuestro EGO, y hemos venido aquí, a esta experiencia corporal, para interactuar y crear todo lo que es, a descubrir la consciencia que somos creando. Es como si encendieras una linterna en una habitación totalmente oscura, la linterna seria la consciencia, y lo que alumbra lo que ves aparecer ante la luz de la consciencia es lo que estas creando, creas vida. El universo se expande y es consciente de si mismo a través de tus experiencias, por eso nos creó a su imagen y semejanza, eternos, infinitos e ilimitados.

¿Cómo experimentar la vida que somos?

  • Practica la meditación a diario, cuanto más lo hagas más luz tendrá esa linterna
  • Mantente en el momento presente, en el aquí y ahora deja que te atrape, que pierdas la noción de ti mismo (realmente pierdes la noción del ego).
  • Acción correcta, lo que hagas, hazlo con tus cinco sentidos en ello, mira, huele, siente, sin crear etiquetas de lo que encuentran tus sentidos, deja que te asombren.
  • Siempre que puedas mantén contacto con la naturaleza, es tan asombrosa que te recuerda lo asombroso que tú también eres.
  • Quítale importancia a los pensamientos incesantes que genera tu mente, es tu ego en el modo de piloto automático tradicional. Obsérvalos como si no fueran contigo, de este modo desaparecen.

Si descubres lo que eres, ya nada impedirá que seas libre. Somos uno, una única vida en una miríada de formas diferentes.

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS