Archivo de la etiqueta: Las 10 Claves de la Felicidad

vivir en el amor o vivir en el miedo

Cambiar el Miedo por el Amor

vivir en el amor o vivir en el miedo

[El hombre que tiene miedo sin peligro, inventa el peligro para justificar su miedo]
EMILE CHARTIER ALAIN

Los especialistas en psicología, comienzan a afirmar que únicamente hay 2 emociones básicas: el amor y el miedo.

Todos los miedos son un único miedo: El miedo a la muerte, disfrazado de mil colores.

Una de las 10 Claves de la Felicidad, es precisamente, conocer cual de las emociones dos gobierna tu vida. ¿Vives en el miedo? ¿Vives en el amor?

Estas dos emociones no pueden presentarse a la vez. O sientes miedo, o sientes amor.
Un buen ejemplo de ello es pensar que el amor es la luz y el miedo la oscuridad. Puedes tener una habitación oscura de todo, pero basta una chispa de luz para iluminar toda la habitación…En cambio, el miedo no tiene tanto poder, no puede convertir una habitación llena de luz en una habitación oscura.
Como veis, ambos no puede coexistir.

Cuando vives en el miedo, compites contra todo. Si vives en el amor, colaboras con todos y todo.
Cuando vives en el miedo, luchas contra los problemas. Cuando vives en el amor, no tienes problemas, sólo ves oportunidades…
etc, etc, etc,

Ejercicio para convertir el miedo en amor:

  • Sentado, con la espalda bien recta, toma consciencia de tu respiración y mantén la atención en ella durante 1 o 2 minutos.
  • Trae a tu espacio mental, aquellos temores que te bloquean, que te hacen pequeño ante el mundo.
  • Céntrate en uno de esos miedos, y comienza a agradecer su presencia. Agradece que te haya acompañado en la vida hasta este punto, pero ya no lo necesitas. Di en tu interior: “Gracias por tratar de proteger mi vida, gracias por acompañarme hasta aquí, ahora, te dejo ir”.
  • Continúa haciéndolo con otros miedos.
  • Dedica un tiempo, hasta que tu mente, sea incapaz de centrarse. Es algo que poco a poco comenzará a agradecer y estará predispuesta a ello.

Cuando comiences verdaderamente a vivir tu vida sin miedos, verás que han desaparecido la mayoría de tus limitaciones. Es una sensación capaz de hacerte vivir en un estado de bienestar, de salud y amor por si sola.
Quizás no logres eliminar tus miedos en una única práctica,  pero si trabajas en ello, ten claro que los avances sucederán. Lo que si es seguro, es que si no decides ponerte en marcha, cada vez tus miedos serán más y vivirán tu vida por ti.

Namasté

Esta entrada pertenece a la serie “Las 10 Claves de la Felicidad“, la anterior fue: “Eliminar las toxinas del cuerpo y mente” y la siguiente: “Vivir una vida consciente

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
emociones y hábitos toxicos

Eliminar las toxinas del cuerpo y mente

emociones y hábitos toxicosTanto a nivel mental y emocional, como a nivel corporal, es nuestra responsabilidad ocuparnos de que no haya lugar para las toxinas.
La pena, el resentimiento, los hábitos nocivos como el ingerir exceso de azúcar o el fumar no sólo son contraproducentes en nuestra salud, si no que también nos separan de nuestras energías más altas, nos privan de libertad y por lo tanto de ser felices.

Si llevas un tiempo siguiendo esta serie, Las 10 claves de la Felicidad, habrás visto que en la mayoría de los artículos proponemos una serie de ejercicios cuya práctica nos ayuda a detectar y subsanar esas barreras que nos impiden disfrutar de paz interior y felicidad.

En esta ocasión este es el ejercicio:

  1. Cierra tus ojos y concéntrate durante un tiempo en la respiración.
    Hasta que consigas que tu mente se apacigüe y no se arrastre por los pensamientos. Si lo hace, vuelve conscientemente la atención en la respiración.
  2. Lleva tu consciencia a esas emociones o hábitos tóxicos.
    Como he dicho antes, pueden ser relaciones perjudiciales, sentimientos nocivos o simplemente adicciones que deterioran tu estado natural de salud.
  3. Siéntelas en tu cuerpo. Detecta como ellas hablan a través de las sensaciones corporales.
    Algunas te acelerarán el pulso, otras pueden producir molestias o tensiones y otras serán tan nocivas que tu cuerpo parecerá querer expulsarlas.
  4. Una vez seas consciente de ellas, eleva un pensamiento para dejarlas ir. Dí para ti mismo: “Te dejo ir”.
    Ese simple “te dejo ir”, implicará el perdón hacia otra persona, creará espacio dejando salir sensaciones negativas para llenarlo de nuevas sensaciones positivas.

Quizás las adicciones, sean más difíciles de superar, pero basta con realizar este pequeño ejercicio cada vez que nos sintamos impulsados a consumir, para que se alivie esa ansiedad. Poco a poco cada vez será menor su fuerza hasta que finalmente tu cuerpo se olvide totalmente de ella.

Este ejercicio, combinado con la meditación diaria, aunque sólo durante 10 minutos, es muy potente para mejorar nuestra salud, tanto mental como física. Si lo llevas con disciplina notarás grandes cambios en tan sólo unos días.

Namasté

Esta entrada pertenece a la serie “Las 10 Claves de la Felicidad“, la anterior fue: “Aprender a NO Juzgar” y la siguiente: “Cambiar el miedo por el Amor

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
no juzgar

Aprender a NO juzgar

no juzgar

[Si somos tan dados a juzgar a los demás, es debido a que temblamos por nosotros mismos.]
OSCAR WILDE

Una de las grandes enseñanzas de Las 10 Claves de la Felicidad para elevar la calidad de tu vida es el hecho de NO juzgar todo cuanto sucede a tu alrededor.

Aunque pueda parecer inevitable o relevarte a una postura poco participativa, debes saber que juzgar, etiquetar las cosas, las personas y situaciones es una actitud que realmente lo único que hace es minimizar y conceptualizar todo, reduciendo todo cuanto ocurre a un perspectiva muy relativa.
Parecerá una verdad absoluta para ti, no es más que un punto de vista, que limita todas las demás posibilidades.
De algún modo, el juicio impide que veas más allá del pensamiento y sólo te quedes con una idea mental que parece definir la realidad, cuando ésta tiene una profundidad, significado y un valor mucho mayores.

Cuando juzgas una situación, acontecimiento o a otra persona, debes comprender que realmente no eres TU quien está juzgando, sino tu  yo inferior, tu EGO, quien necesita de ese juicio para sentirse separado de los demás, superior y así reconfortado. Necesita de ese hábito para existir, y así mantener su autoimagen. Donde los pensamiento negativos y el miedo son su alimento.
Si permites que esos pensamientos tomen fuerza, actuarán como gritos pidiendo al Universo que sigan apareciendo situaciones similares.

Bajo ese juicio, por muy inevitable que parezca, tu EGO, muestra su descontento con lo que ocurre, no lo acepta. No acepta el momento que ha sido creado por y para ti, y mediante el juicio lucha contra el Universo y compite contra los demás. Si lo permites, o no eres consciente de ello, cada vez estarás más separado del resto, serás más pequeño y te sentirás con miedo por que el Mundo parecerá un lugar hostil. Cuando realmente todo esta unido y conectado por esa sustancia que se hace llamar AMOR.

¿Y cómo se consigue dejar de juzgar?…básicamente trayendo consciencia a tus pensamientos, siendo consciente de cuando estás juzgando. Ésto creará un corte en el pensamiento, y éste perderá poder y energía hasta desaparecer. Solamente a través de fomentar esa actitud tu mente comprenderá poco a poco que ya no quieres eso. Y cuando lo haga estará a tus ordenes, será tu fiel aliada.

Del mismo modo que si no has hecho deporte en los 25 últimos años, difícilmente podrás acabar una maratón de 42km, tampoco podrás ser dueño y señor de tus pensamientos de la noche a la mañana. Necesitarás entrenamiento, comenzar caminando cada vez más rápido hasta que tu piernas estén listas para empezar a correr, en este caso meditar.

Con la meditacíon partes del espacio interior y aprendes a no juzgar, empezando por tus propios pensamientos…aparecerán “buenos” y “malos” pensamientos, es innevitable, pero lo que buscas es no identificarte con ellos, no luchar por eliminarlos…sólo debes estar presente y ver como vienen y van…
Si lo entrenas a ese nivel, no te resultará dificil hacerlo con las personas y situaciones que te encuentres en tu día a día. Te lo aseguro.

Os recomiendo que leáis a continuación de esta entrada la historia del sabio que gano un coche de lujo en un sorteo, una historia de como juzgar alimenta el sufrimiento…

 

Namasté

Esta entrada pertenece a la serie “Las 10 Claves de la Felicidad“, la anterior fue: “Conócete a ti mismo” y la siguiente: “Eliminar las toxinas del cuerpo y mente

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
autoconocimiento

Autoconocimiento. Conócete a Ti Mismo

[De todos los conocimientos posibles, el más
 sabio y útil es conocerse a sí mismo]
WILLIAM SHAKESPEARE.

autoconocimiento

El autoconocimiento, tanto a nivel emocional, como espiritual, es uno de los mayores retos que puede tener el ser humano. Si no logras conocerte a ti mismo; conocer tu verdadera esencia, ser consciente de tus puntos fuertes y debilidades, conocer tus estados de ánimo y su repercusión en tus comportamientos, es prácticamente imposible actuar con ecuanimidad ante las situaciones que acontezcan a diario, y te verás sobrepasado por muchas de ellas, entregando un poder que es tuyo por naturaleza, a algo que podemos llamar azar.

Si bien en el plano emocional, lo más importante es conocer como nos afecta una u otra situación o relación interpersonal, espiritualmente, anhelamos conocer verdades y respuestas más profundas. ¿Quien Soy? ¿De dónde Vengo?, etc…

No encontraremos las respuestas correctas en nuestros pensamientos, debemos preguntar y sentir las respuestas en nuestro corazón.

Cada experiencia en la vida, cada cosa que nos sucede es un evento que nos permite conocernos a nosotros mismos, ahí está la oportunidad de encontrar la sabiduría encerrada en cada vivencia. No aprenderemos la lección juzgando ese momento como bueno o malo, sino dejándonos llevar, fluyendo en ese instante irrepetible, aceptándolo, de este modo nuestra mente y su continuo pensar no se interpondrá entre la experiencia y el conocimiento de la misma.

Se trata de escuchar a nuestro ser interior, a nuestro cuerpo, a prestar más atención a lo de dentro que a lo fuera, de sentirlo, de conectar con lo que somos. Ahí dentro el conocimiento se transmuta en sabiduría. Esta misma sabiduría que permite conocernos a nosotros mismos, es la que hace posible que conozcamos a nuestros semejantes y a todo lo que existe en el universo. Esta sabiduría es consciencia, pero consciencia que es consciente de sí misma.

Algunas de estas prácticas, pueden ayudaros a conoceros a vosotros mismos:

  • Aprende a calmar tu mente, a serenarla, en ese estado sus respuestas son sinceras, y ciertas, porque aunque ella te las da, vienen de más adentro.
  • Tus emociones y sensaciones, son el reflejo de la mente en el cuerpo, si aprendes también a observarlas sin dejarte arrastrar por ellas, te ayudaran a saber más de ti.
  • Cuando aparezca un pensamiento que es nuevo, fresco, no repetitivo, no sea una reacción, lo que lo ha generado es tu verdadero YO, escúchalo
  • No existe el azar, creer que las cosas suceden por buena o mala suerte, es negarte a tomar la responsabilidad de pasar a la acción y de hacer, lo que tienes que hacer. Si te descubres haciendo esto, puedes aprender mucho de ello, pregúntate por que puedes estar haciéndolo, y responde con el corazón.
  • Disfruta el silencio, es pura sabiduría, es la biblioteca en la que están todos los libros del conocimiento interior.
  • Observa, sobre todo la naturaleza, fíjate con atención, deja que la belleza de lo que te rodea te atrape, te deje boquiabierto, y te muestre cuanta magia pura y sabiduría esconde, y como en el fondo tú, ya sabes todo eso.
  • Medita, no nos cansaremos de decírtelo, no importa de qué forma, meditar es también observar un pájaro en tu balcón, o sentir un rayo de sol sobre tu cara, es estar absorto en este instante, el presente.

Yo ya sé lo que eres, lo importante que eres, y lo sé porque soy como tú. Nunca pares de ahondar en tu autoconocimiento.

Esta entrada pertenece a la serie “Las 10 Claves de la Felicidad“, la anterior fue: “Renunciar a la ira, envidia y otras emociones tóxicas.” y la siguiente: “Aprender a No Juzgar

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
ira

Renunciar a la ira, envidia y otras emociones tóxicas

ira

[asumir su responsabilidad, sentirlas, definirlas, expresarlas, compartirlas, liberarlas y por último celebrar, agradecer su eliminación.]

Cada día más gente es consciente del efecto que tienen nuestras emociones y sentimientos sobre nuestro cuerpo. Cientos de estudios demuestran que sentimientos o pensamientos negativos actúan de un modo dañino y perjudicial sobre nuestro organismo; debilitando entre otras cosas, el sistema inmunitario y nuestro estado de ánimo y bienestar en general.

Estudios aún más innovadores exponen resultados sorprendentes de cómo el estar expuesto a sentimientos de negatividad como la ira, la envidia, el desprecio, etc… contraen nuestro ADN y no permiten a éste trabaje con todo su potencial. Así como sentimientos de amor, paz, tranquilidad o generosidad entre otros, activan cantidad de puntos del ADN permitiendo una mejor y más fluida comunicación con la información transmitida por el universo mediante la energía.

Las emociones negativas pueden presentarse dentro de nosotros de dos maneras distintas: pueden estar “despiertas” o pueden estar “dormidas” o latentes.

Estas emociones negativas, de baja frecuencia, se podría decir que viven dentro de nuestro cuerpo.

Las que están “despiertas”, en un estado de vigilia, actúan de un modo perceptible para nosotros. Tratan de sobrevivir en nosotros y alimentarse de nuestra energía. Estarán continuamente generando pensamientos negativos, buscando el enfrentamiento con los demás y nos separan de la realidad, para verse así alimentadas.

Las que están “dormidas”, no son tan fácilmente detectables. Nacieron de traumas y problemas del pasado, pero aún no nos hemos liberado de ellas. Vuelven a un estado de vigilia simplemente al escuchar un comentario o volver a la mente un recuerdo, después, vuelven de nuevo a “dormirse”.

El primer paso, y más importante, para librase de ellas, es ser consciente de que existen, detectarlas. Normalmente se manifiestan como dolores en ciertas partes del cuerpo, nerviosismo, miedos o ansiedad. Es ese el momento donde si nos dejamos arrastrar por ellas, éstas se refuerzan a si mismas y cada vez tienen más fuerza.

Te voy a proponer un método para liberar todas esas emociones tóxicas y nocivas. Consiste en asumir la responsabilidad de las emociones, sentirlas, definirlas, expresarlas, compartirlas, liberarlas y por último celebrar y agradecer su eliminación.

Ejercicio

1.  Asumir la responsabilidad, sentirlas y definirlas

    • Cierra los ojos y concéntrate en la respiración hasta que consigas que tu mente se aquiete.
    • Recuerda una experiencia dolorosa para ti, donde sientas ira, envidia, miedo, una discusión con alguien, etc…
    • Recuerda las imagenes, las palabras, todo cuanto puedas para revivir ese momento. Y presta atención a las sensaciones de tu cuerpo. Lo más probable es que sientan alguna molestia en su cuerpo, es la conexión mente-cuerpo.
    • Centrate en esa molestia, pero no dejes arrastrarte por ella, solamente se consciente de que existe, de que está ahí. Normalmente estas emociones se encuentran en las zonas donde están los chakras.

2.  Expresar las emociones

    • Escribe en un papel aquella experiencia desde tu punto de vista.
    • Vuelve a escribirlas otra vez pero desde el otro punto de vista, el de la otra persona.
    • Y por último escríbelas como si hubieran ocurrido a otra persona, como un observador neutro.

3.  Compartir

    • Comparte tus emociones y sentimientos con las personas que amas. Esto eliminará energía a esas emociones tóxicas.

4.  Liberar las emociones

    • Libérate de ellas. Lo puedes hacer mediante un “ritual“; quemar los papeles donde escribiste  anteriormente esas emociones, romperlos, etc…

5.  Celebrar su eliminación

    • Agradece y celebra la liberación de esas emociones negativas.

Esta entrada pertenece a la serie “Las 10 Claves de la Felicidad“, la anterior fue: “La necesidad de aprobación externa” y la siguiente: “El Autoconocimiento

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
necesidad aprobación

La necesidad de aprobación externa

necesidad aprobación[La necesidad de aprobación de los demás equivale a decir: "Lo que tú piensas de mi es más importante que la opinión que tengo de mi mismo".]

WAYNE W. DYER

Desde pequeños, a pesar de hacerlo con la mejor intención posible, nuestros familiares, profesores o amigos nos enseñaron a tratar de complacer a los demás, encajar dentro de la sociedad y el entorno en el cual crecemos. Anteponiendo los intereses ajenos a los propios.

Con el tiempo ese condicionamiento de aprobación se va convirtiendo en una necesidad, la necesidad de caer bien, de actuar bien y sentirse aplaudido por los demás continuamente.
Evidentemente, a todos nos gusta ser aplaudidos, pero cuando esto se convierte en una necesidad, lo conviertes en una carrera infinita, nunca podrás complacer y ser aprobado por todo el mundo.

Realmente no lo necesitas. Lo que piensen los demás de ti, no es asunto tuyo. Si es alguien cercano debe comprender, que cada uno tiene su propio compromiso con uno mismo, y tratará de buscar la felicidad para su vida del modo que crea correcto.

Puede utilizar técnicas de auto-afirmación para conseguir ser independiente de las opiniones externas. Pero lo primero de todo debe ser darse cuenta de que no las necesitas.

Convierte en hábito el uso de estas afirmaciones:

  • Soy independiente de la buena o mala opinión de los demás.
  • Me encuentro en igualdad de circunstancias que todos las demás personas.
  • Me siento segura y protegida.

Repítelas mentalmente delante del espejo y observa como cambia el brillo en tus ojos, ellos son el reflejo del alma.

Si incorporas este hábito a tu vida diaria, ya se al despertarte o en cualquier momento del día, verás como en poco tiempo cambia tu lenguaje corporal, el tono de voz, tus posturas, etc…
Todas ellas reflejarán tu cambio en la autoestima.

Esta entrada pertenece a la serie “Las 10 Claves de la Felicidad“, la anterior fue: “El Silencio, la quietud” y la siguiente: “Renunciar a la ira, envidia y otras emociones tóxicas

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
quietud

El Silencio, la quietud

“El equivalente del ruido externo es el ruido interno del pensamiento.
El equivalente del silencio externo es la quietud interna.
La quietud es la única cosa de este mundo que no tiene forma. Pero en realidad no es una cosa, y tampoco es de este Mundo”
ECKHART TOLLE 

El silencio representa lo infinito, la eternidad, la paz interior y la fuente de toda creación. El silencio, la quietud mental es quizás el más deseado anhelo de toda persona que comienza su andadura hacia el camino interior. El silencio, representa al observador, al espacio donde reside la conciencia. Más profundo que las formas o los pensamientos, ese espacio es donde el mundo no manifestado toma forma para manifestarse.

Toda idea, todo pensamiento, toda acción o creación provienen de ese espacio de silencio y quietud. Pregúntate por un instante de donde proceden tus pensamientos…Es posible que no surja ningún pensamiento o por el contrario, que tu mente viciada en su adicción al pensamiento te responda a las preguntas adoptando 2,3,4 o 5 voces. Ella sigue con su conversación y su “chachara” interior. No caigas en el error de identificarte con ella, tu no eres ella. Tu eres ese espacio interior, ese silencio, el verdadero Ser, la Vida que hay en ti.

Acceder a ese espacio, es felicidad, alegría, sabiduría. Es acceder a una dimensión perfecta, profunda…

Aunque hay cantidad de ejercicios para tratar de acceder, conocer ese espacio interior y ahondar en él, voy a tratar de explicarte uno muy simple y rápido:

El ejercicio de quietud mental “Yo Soy

Ahora mismo, da igual el lugar donde estés, solamente necesitas uno o dos minutos de silencio.

  • Cierra tus ojos y céntrate en tu respiración.
  • Debe ser una respiración abdominal. Intenta inspirar y expirar lo más lento posible por la nariz. Todo el tiempo vigilando como el aire llena tus pulmones y todo el oxigeno es consumido por tu cuerpo. Puede que notes sensaciones por todo el cuerpo, quizás desconocidas hasta el día de hoy.
  • Cuando logres que tu mente no sea arrastrada por otros estímulos o pensamientos, comienza a repetir en tu interior, “Yo Soy”, dejando un pequeño espacio entre el “Yo” y el “Soy”.
    Si eres capaz de apreciar el silencio, la quietud interior entre las dos palabras, estás accediendo a tu Ser, a la fuente de creación que hay en ti, a la Vida que eres.

Practica a diario este ejercicio, es una potente herramienta de meditación, simple y efectiva. Cuanto más entrenes ese poder de concentración y observacion interior mayor será tu facilidad para regresar o mantenerte en él. Entonces empezaras a controlar tu mente, y no ella a ti.

Recuerda, la mente es el mejor de tus siervos, pero puede ser el peor de tus amos.

 

Sería curioso, incluso divertido, conocer las respuestas que os brinda vuestra mente. Animaros y compartirlas en los comentarios… como se suele decir: “si uno no se ríe de el mismo, ¿de quien se va a reír?”

 

Esta entrada pertenece a la serie “Las 10 Claves de la Felicidad“, la anterior fue: “Vivir el Momento Presente” y la siguiente: “La necesidad de aprobación externa


Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
vive el presente

Vivir el momento Presente

“No existe otro momento que no sea El Presente. Todo lo demás es ilusorio, una imagen generada por la mente.”

vive el presente

El presente, como su nombre indica, es el regalo eterno que siempre nos acompañan en la vida.
No existe otro momento posible en el cual podamos existir.
Si algo ocurrió hace 3 meses o pensamos que ocurrirá mañana, realmente solamente pudieron o podrán desarrollarse en un momento presente, ya que todo los demás son ilusiones generadas por la mente.
Aprender a residir en el presente es seguramente uno de los más preciados logros de los que puede disfrutar una persona.
Por desgracia, nuestra “mente parlanchina” es muy dada a navegar en el tiempo y salta del presente al pasado y del pasado al futuro continuamente. La mayoría de las veces casi ignorando el presente.

Quizás tú mente reniegue comprender ésto…, pero no existe otro momento que no sea el presente. Todo lo demás es ilusorio, una imagen generada por la mente.

Esto no quiere decir que el tiempo como tal no exista… usa el tiempo para realizar tus tareas, planificar tu vida cotidiana de una manera práctica, pero hazlo desde el momento presente. No trates de cambiar el pasado y de adelantar el futuro.

Existen muchas formas de permanecer conscientemente en el presente.

  • Una forma de traer tu mente al presente, es simplemente darte cuenta de que no estas en el presente. El mero hecho de ser consciente de ello, hace que directamente nos transporte al presente.
  • Otra manera de conseguir regresar al presente, es ser consciente del espacio entre tu y algún otro objeto o persona. Esto anclará de nuevo tu mente en el presente. Por ejemplo estas presente cuando observas tus pensamientos sin juzgarlos
  • También puedes recurrir a preguntarte…¿qué pasa en este momento?
  • La Meditación es una practica que ayuda a crear presencia
Ante todo hay que aceptar el presente tal como es. Es cierto que el presente en ocasiones puede parecer desagradable, aburrido o duro, pero debes aceptarlo tal y como es. El presente es como es. Es así por que el Universo, en ese momento es así. Por lo tanto si vas en contra del momento presente, estás luchando contra el Universo.
La práctica consciente de llevar tu mente al presente, puede que resulte complicada en un principio, por que ni siquiera te darás cuenta de donde están tus pensamientos. Pero a medida que vayas sorprendiéndote “viajando en el tiempo” verás que te resulta más sencillo ser el guardián de tu mente.

 

Esta entrada pertenece a la serie “Las 10 Claves de la Felicidad“, la anterior fue: “Escuchar la Sabiduría del Cuerpo” y la siguiente: “El Silencio, la quietud

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
pergamino

Las 10 Claves de la Felicidad

Con esta entrada quiero hacer un pequeño índice resumen de una serie de futuras entradas sobre las 10 Claves para una vida feliz.

Cada una de ellas hablará de una única clave. La explicará y propondré un ejercicio para que podáis practicar vosotros mismos. Serán ejercicios que os llevaran aproximadamente 1 o 2 minutos y los podréis realizar tranquilamente a medida que leéis la entrada.

Trataré de seguir un guión basado en una conferencia de Deepak Chopra, un escritor al que sigo a menudo. Pero lo intentaré complementar con mis propias experiencias.

Introducción

Ya desde la antigüedad se conocen ciertas acciones y cambios de conciencia que permiten disfrutar de una vida feliz. Son caminos a una vida consciente que llevan a la persona a ver el mundo como un espejo de si mismo y no simplemente como un ser separado del resto.

Las 10 Claves

    1. Escuchar la sabiduría del cuerpo.

    2. Vivir el momento Presente.

    3. El Silencio, la quietud.

    4. La necesidad de aprobación externa.

    5. Renunciar a la ira, envidia y otras emociones tóxicas.

    6. El Auto-Conocimiento.

    7. Aprender a NO juzgar.

    8. Eliminar las toxinas del cuerpo y mente.

    9. Cambiar el miedo por el Amor.

    10. Vivir una Vida Consciente.

Iré actualizando esta entrada a medida que publique nuevos capítulos y así os dejaré un enlace a cada una de ellas.

 

Espero que las disfrutéis.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS