Archivo de la etiqueta: infinito

ropiendo cadenas

Rompe con tus limitaciones

Lo único que impide que llegues a donde quieres estar eres tu.

Una de las excusas más comunes que usamos para excluirnos de la responsabilidad de nuestros fracasos es culpar a los demás o a las circunstancias externas por nuestras derrotas.

Esta actitud, aparte de no ser cierta, limita todas tus posibilidades de exito en todas las oportunidades que se te presentan.

En la mayoría de los casos nosotros mismos matamos el sueño antes de que este comience a andar. Pasamos de soñar a juzgar, es ahí donde asaltan las dudas; no tendré el apoyo suficiente, que pensarán de mí, muchos lo han intentado sin éxito o la gente que lo ha logrado es más inteligente que yo. En definitiva, eso se puede resumir en: NO CONFÍO EN MÍ, NO ME VALORO LO SUFICIENTE, NO ME AMO A MI MISMO.

Hace tiempo leí una cita de Patanjali tremendamente inspiradora y motivadora que me carga de energía cada vez que la leo:

“Cuando uno está inspirado por un gran propósito, algún proyecto extraordinario, todos tus pensamientos rompen sus ataduras: tu mente trasciende las limitaciones, su conciencia se expande en todas direcciones, y te encuentras en un mundo nuevo, grande y maravilloso. Las fuerzas dormidas, facultades y talentos cobran vida, y tu descubres que eres una persona mayor con mucho más de lo que nunca soñaste ser.”

Yo cogí aquella nota y la pegue en el corcho de mi pared, cuando me asaltan las dudas sobre algo que tengo en mente, acudo a ella y rompo las cadenas que me hacen sentir pequeño.

El mejor consejo que te puedo dar es que te rodees de todo aquello que te motiva, aquello que te inspira y te hace vibrar, ya sea musica, libros, amigos, etc… y no permitas que nada ni nadie trate de apagar esa llama.

Vives en un universo infinito, ilimitado y cada pensamiento que tengas te acercará y te alejará de aquello que deseas. Permite que los buenos pensamientos crezcan como una bola de nieve y limpia las malas hierbas. De los errores aprende y entiérralos, y de su lección sigue alimentándote.

Cuando te pares a pensar es posible que ya estés donde querías llegar.

 

Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS