Archivo de la etiqueta: fábula

fotos-de-dos-halcones

Los dos halcones

 

Un rey recibió como obsequio dos pichones de halcón y los entregó al maestro de

cetrería para que los entrenara. Pasados unos meses, el instructor le comunicó que

uno de los halcones estaba perfectamente educado, pero que no sabía qué le sucedía

al otro: no se había movido de la rama desde el día de su llegada a palacio, e incluso

que había de llevarle el alimento hasta alli. El rey mando a llamar a curanderos y

sanadores de todo tipo, pero nadie pudo hacer volar al ave.

Encargó entonces la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió; por las ventanas

de sus habitaciones, el monarca veía que el pájaro continuaba inmóvil. Publico por

fin un bando entre sus súbditos solicitando ayuda, y a la mañana siguiente vio al halcón

volar ágilmente por los jardines.

Traedme el autor de ese milagro- Dijo.

En seguida le presentaron a un campesino.

¿Tú hicistes volar al halcón? ¿Cómo lo lograstes? ¿Eres mago, acaso?

Entre feliz e intimidado el hombre explicó: No fue difícil su alteza, sólo corté la rama.

El pájaro se dio cuenta que tenía alas y se lanzó a volar.

 

Así somo los seres humanos, estamos atados al pasado y al presente

porque no nos hemos dado cuenta de que tenemos el poder de volar y

buscar nuestro verdadero destino. Algunos tienen el privilegio de que algún

acontecimiento rompa la rama de la costumbre, de la seguridad, sólo entonces

se dan cuenta de que son superiores a las circunstancias.

En muchas ocasiones lo tenemos todo y no logramos vivir plenamente; quizá es

necesario que alguien nos corte la rama para que podamos arriesgarnos al vuelo.

A veces las cosas inesperadas y que en principio parecen negativas son verdaderas

bendiciones.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Tiempo De Vida

Anota En Tu Corazón Tu Tiempo De Vida

          Tiempo De VidaPaseando sin rumbo definido por un pueblo que desconocía me tope en las afueras con un hermoso paisaje natural, de un verde exquisito, flora y fauna abundante. Pajarillos, alguna ardilla y la hierba muy cuidada, todo rodeado de magníficos arboles centenarios. Alrededor de toda la zona un seto magníficamente cortado en perfecta simetría. Una pequeña cerca de madera permitía el acceso al bello paraje.

        Entre por la cerca cerrándola con cuidado y comencé a pasear por un lugar lleno de paz y sosiego. Los rayos del sol se reflejaban en lo que parecían piedras de color blanco y me acerque a una de ellas para mi sorpresa con una inscripción que decía “Luis Campos, vivió 7 años, 3 meses, 3 semanas y 2 días”. Quede consternado era una lápida y además la lápida de un niño.

          Miré otra de las piedras de alrededor y leí “Ángel Montes, vivió 9 años, 11 meses, 1 semana, y 5 días. No podía creerlo. Este bello lugar era un camposanto, pero lo que más me conmociono es que después de mirar absolutamente todas las lápidas constaté que en todas ellas descansaban niños, el que más edad tenía no llegaba a los 13 años.

         Desolado me senté en la hierba y comencé a llorar, que terrible desgracia ocurría en este pueblo para que murieran niños tan jóvenes e inocentes. No es justo lo que ocurre en este lugar.

Ocurrió que la persona que se encargaba del cuidado del cementerio un anciano ya entrado en años me vio llorando, desolado y me preguntó:

-       ¿Qué te pasa? ¿puedo ayudarte?¿quizás has perdido a alguien que descansa en este lugar y prefieres estar solo?

-       No, No – le contesté – Es que no entiendo que maldición tienen aquí en este lugar ¿Por qué son niños todos los que aquí se encuentran en descanso eterno?

Este amable hombre esbozo una amplia sonrisa que no entendía y me dijo:

-       Tranquilízate no existe tal desgracia o maldición. Mas bien se trata de una antigua tradición que seguimos todos en el pueblo y que nos ayuda a disfrutar de nuestras vidas.

-       Cuando una adolescente cumple la edad de 16 años los padres le regalan una libreta, igual que esta que llevo en el bolsillo. En ella cada vez que alguien disfruta de un momento de vida de intensidad y verdadero gozo, anota en la libreta, que es lo que estaba haciendo que le hacía sentir tan bien y al lado el tiempo que mantuvo esa sensación de alegría de vida.

-       Yo por ejemplo tengo anotado el instante en el que por primera vez sentí el latido de mi corazón por una mujer. La primera vez que acaricié su mano. La primera vez que sentí sus labios. El momento en el que mi mejor amigo me hizo padrino de su primer hijo. Y tengo anotado en cada instante cuanto tiempo viví disfrutando de esas maravillosas sensaciones.

-       Entonces cuando a alguien le llega el momento de retornar al origen, a la fuente. Tomamos su libreta sumamos todo el tiempo que tiene anotado correspondiente a todos sus instantes de plenitud y lo escribimos en su tumba. Pues para los hombres y mujeres de este pueblo esa suma de tiempo, es el verdadero tiempo de vida.


        Nos pasamos gran parte de nuestra vida preocupados por tonterías y haciendo lo que no deseamos por que es lo que esperan de nosotros. Quizás si lleváramos con nosotros en todo instante una libreta, dejaríamos de lamentarnos por el pasado y preocuparnos por el futuro, nos limitaríamos a llenar esa libreta de las mejores experiencias de las que seamos capaces. A lo mejor incluso podríamos tener que comprar una segunda, o tercera libreta, o mejor aún una verdadera biblioteca de ellas. Señal inconfundible de que nuestra vida sin lugar a duda ha tenido sentido. Anotadlo en vuestro corazón.

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Renovacion Aguila

La renovación del águila

Renovacion AguilaEl águila es una de las aves de mayor longevidad;  llega a vivir 70 años, pero para

alcanzar esa edad a los 40 debe tomar una difícil decisión, en este momento sus uñas

están apretadas y flexibles por lo cual no consigue capturar sus presas. El pico largo

y puntiagudo se curva, apuntando hacia el pecho, las alas están envejecidas y pesadas,

y las plumas se han engrosado; volar y alimentarse le resulta entonces muy difícil.

Tiene solamente 2 alternativas: morir o enfrentar un doloroso proceso de renovación

que dura 150 días; este consiste en volar hacía lo alto de una montaña y quedarse ahí,

en un nido cercano o un paredón, en donde no tenga la necesidad de volar pero pueda

conseguir alimento de pequeños roedores y lagartijas. En ese lugar, el águila comienza

a picotear la pared hasta conseguir arrancarse el pico; después deberá esperar el

crecimiento de uno nuevo, con el cual desprenderá una a una las uñas; cuando las

nuevas uñas nacen comenzará a desplumarse. Después de 5 meses emprenderá su

vuelo de renovación y vivirá 30 años más.


A lo largo de la vida, muchas veces tenemos que resguardarnos por algún tiempo y

comenzar un proceso de renovación, para emprender un vuelo de victoria. Debemos

desprendernos de costumbres, tradiciones y recuerdos que nos causan dolor,

solamente libres del peso del pasado podremos avanzar.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Sabiduría Interior

Descubre la Sabiduría En Las Cosas Sencillas

Sabiduría Interior           Era Shumri un muchacho que siempre había sentido la curiosidad de obtener la respuestas a las preguntas más trascendentales. Tanta era su curiosidad que decidió seguir la senda del Crecimiento Interior. Ingreso en un monasterio dispuesto a saberlo todo sobre la vida.

Un día Shumri le pregunto a su maestro:

- Maestro Shiriju, ¿podría usted darme las instrucciones para encontrar la verdad, y alcanzar la Sabiduría Total?

Shiriju le respondió:

- Voy a responderte Shumri con absolutamente todo lo que puedo decirte. Todo es consciencia, todo es el Ser. Siempre ha sido y siempre será. El Ser se disfraza en todas las formas del Universo del mismo modo que por ejemplo el agua se convierte en hielo. Son dos formas diferentes pero su esencia es la misma. Si tú reconoces en ti el Ser, y lo reconoces en las demás formas, y eres consciente de que sois lo mismo, habrás encontrado la más alta sabiduría y la verdad absoluta.

Shumri se sintió defraudado e inconformista con la respuesta y dijo:

- ¿Eso es todo? ¿Nada más que eso puedes decirme?

El Maestro añadió:

- Esa es toda la enseñanza que te puedo dar, no puedo darte más instrucciones que las que te he comentado.

          La decepción fue tal que decidió acudir a otro maestro. Shumri esperaba alguna técnica especial, una nueva postura de meditación infalible, o incluso un mantra que repetiría hasta adquirir el conocimiento supremo.

Es entonces que llego donde se encontraba su nuevo maestro y le solicito ayuda para encontrar lo que estaba buscando, pues Shumri era un buscador, un buscador de la vida y sus misterios.

El maestro le dijo:

- Por supuesto que te proporcionare las respuestas a todo lo que despierta tu curiosidad. No obstante antes tendrás que trabajar durante los próximos 10 años en la comunidad espiritual en la que vivo. Pero estas de suerte, podrás dedicarte a recoger estiércol de búfalo, el trabajo esta ahora mismo disponible.

        Pasaron los 10 años y Shumri veía por fin salida a 10 años de espera, realizando además una tarea tan ingrata. Estaba en ascuas por poder escuchar la respuesta de su maestro. Se dirigió a su maestro y le dijo:

- Maestro, Ahora que ya no soy tan joven, tengo más experiencia… ya han pasado los 10 años que habíamos acordado para darme la clave y la instrucción de la Sabiduría Absoluta, por favor Maestro ¿podrías darme ahora esa instrucción secreta?

        El Maestro mostro una magnifica sonrisa y con todo el Amor y Serenidad del mundo, puso una mano sobre el hombre de Shumri, que por cierto olía a estiércol de Búfalo a kilómetros y le dijo:

- Mantén la atención a mis palabras Shumri. Todo lo que existe es el Ser. El Ser se manifiesta en todas las formas del Universo. Tú también eres el Ser.

        Shumri ya más maduro que hace 10 años, comprendió a que se refería su Maestro y obtuvo la tan esperada Iluminación. No obstante después de un instante, preguntó a su Maestro:

- Maestro, me has dado la misma explicación que me dío hace 10 años otro Maestro, la verdad es que me siento desconcertado ¿por qué ha sucedido esto?

El Maestro le respondió:

- No es la verdad la que ha cambiado en estos últimos 10 años, lo que ha cambiado es tu actitud ante la verdad. Cuando te encuentras preparado a nivel espiritual vasta contemplar un gota de roció en la hoja de un árbol para que la verdad fluya desde tu interior hacia el exterior y lo impregne absolutamente todo.


Anhelamos encontrar una explicación a las preguntas más trascendentales. Buscamos en el conocimiento y en la sabiduría las respuestas a estas preguntas, pero de un modo utópico lo que nos sucede es que “Me he pasado la vida buscando lo que ya era, y que siempre he sido y siempre seré”.  No podemos encontrar este conocimiento solo través de ideas, conceptos y filosofías sino a través de la propia experiencia y de la vida misma a través muchas veces de las cosas más sencillas.

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
El Dia Perfecto De Año Nuevo

El Día Perfecto de Año Nuevo

El Dia Perfecto De Año NuevoDía 1 de Enero me despierto temprano, tranquilo y sin prisas, aparece un pensamiento en mi cabeza: “Llevo todo el Año sin Meditar”, me siento en posición de meditación y medito durante 20 minutos. Doy gracias por la meditación tan placentera.

Me incorporo y pienso “Uf, si llevo todo el año sin ducharme”. Me pego una fantástica ducha, que limpia mi cuerpo y mi mente, y cuando estoy secando mi cuerpo surge un pensamiento en mí: “Tengo hambre, si es que llevo todo el año sin comer”.

Me voy a la cocina me preparo un fantástico desayuno que disfruto junto a mi familia, masticando y saboreando intensamente el sabor de los alimentos. Cuando estamos recogiendo la cocina por mi mente pasa la idea: “Me apetece jugar con mis hijos, claro si llevo el año sin jugar con ellos”.

Vamos al parque más cercano y durante dos horas disfruto de la compañía de esas asombrosas criaturas que son los niños. Volvemos para casa y cuando dejo en casa a mis hijos, se me ocurre que tengo muchas ganas de dar un paseo por el bosque “Claro que tengo ganas de pasear por la naturaleza, llevo todo el año sin hacerlo”.

Me pongo mi ropa cómoda y sin ninguna prisa ni sentido del destino al que vamos agarro a mi mujer de la mano y paseamos sin rumbo por el bosque. Vivo en los árboles y en sus hojas que el viento envuelve, vivo en el sonido del agua del riachuelo, estoy vivo en la naturaleza. Terminamos nuestro paseo y regresamos a casa.

De regreso me encuentro con mi Amigo de toda la vida y me doy cuenta de que “llevo todo un año sin abrazar a mi mejor Amigo”, nos fundimos en un abrazo sincero y le deseo un Feliz Año Nuevo. Me despido de mi amigo.

Ya de nuevo en el hogar me apetece leer un buen libro “llevo todo el año sin leer nada”, pasa por mis manos uno de los tantos milagros escritos que tenemos a nuestro alcance y leo absorto, estoy en las palabras, en las sensaciones, en el papel, disfruto de mi lectura.

Paso el resto del día gozando del perro, la bicicleta, mi anciana vecina, la cena temprana y ligera en el hogar y después mi relajación de antes de dormir. Soy consciente de que “llevaba todo el año sin hacer todas estas cosas que me hacen sentir tan bien”.

Entonces acuesto a mis hijos en la cama, les leo un cuento, los beso y abrazo, dando gracias. Me siento en el sofá junto a mi mujer y conversando le digo:

-          Ha sido un día fantástico Cariño ¡Ojalá fuera 1 de Enero todos los días del Año!

Ella me responde:

-          Todos los días son 1 de Enero si así tú lo deseas mi Amor

 


 

Las cosas más sencillas son las que mejor nos hacen sentir y normalmente no cuestan dinero. Tenemos todos los días del año por delante para disfrutar de la vida, de esta experiencia tan maravillosa, pero es muy importante la actitud con la que afrontamos cada día. Si conseguimos contagiarnos del espíritu de esta historia y ser capaces de poner todo nuestro empeño y asombro en cada cosa que hagamos como si “lleváramos todo el año sin hacerla”, tendríamos mucho por lo que dar gracias a la vida.

Feliz Primer Día para todos los días del Año

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Compartir

La vida es dar y recibir sin cuestionar si das o recibes

CompartirNo es pobre el que tiene poco, sino el que mucho ansía.

Estaba una chica en el aeropuerto. Tenía por delante un par de horas antes de embarcar y decidió comprarse un buen libro y un paquetito de galletas. Tomó asiento lo más cómodamente posible y comenzó la lectura dispuesta a pasar un rato agradable. Al lado suyo se encontraba el paquete de galletas y un hombre mirando una revista.

Entonces la chica coge una galleta y el hombre a su lado también coge una galleta del mismo paquete. Ella siente una sensación de disgusto e irritación por el comportamiento del desconocido, se dice a sí misma “pero como se puede tener la cara tan dura”, pero no dice nada.

Continúan ambos leyendo, cada vez que la chica coge una galleta el desconocido hace exactamente lo mismo. El enfado de ella va a más, pero no quiere decir nada para no armar un espectáculo.

Entonces llega el momento en el que solo queda una galleta, y piensa “a ver ahora ¿Qué es capaz de hacer este necio?

El hombre toma la última galleta, la parte por la mitad y se la da a la chica. La chica ya no lo soporta más, esto sobrepasaba sus límites de aguante. Se levanta airadamente coge su libro y sus cosas y se dirige malhumorada e irritada hacia la sala de embarque.

Más tarde ya en el avión, toma su bolso y encuentra su paquete de galletas, totalmente cerrado e intacto, como cuando lo compró.  Se sentía mal, no entendía como se había podido equivocar. Había olvidado que guardo las galletas en el bolso y creía que las galletas que estaba compartiendo a regañadientes no eran las suyas, sino que eran las galletas del desconocido. El hombre había compartido sus galletas con ellas, sin mediar palabra, sin ningún tipo de problema, ni explicación alguna, mientras que ella creía totalmente lo contrario.

Se encontraba ya en su avión y no tenía posibilidad alguna de disculparse ante el desconocido.

 


 

En la vida no hay diferencia entre compartir y que alguien comparta con nosotros. Debemos prestar atención al momento mismo y no juzgar por las apariencias. Mucho menos todavía tener una conducta reactiva motivada por nuestro suponer de las circunstancias, puesto que en muchas ocasiones, nada es lo que parece, solamente es como tiene que ser.

Hoy es un día muy grande, es 25 de diciembre, pero todos los demás días también tienen una fecha y son igualmente grandes. Todos son un buen día para compartir y corresponder al prójimo y deleitarnos con ese dar y recibir.

 

Feliz Navidad y como siempre, gracias, gracias, gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Algun Problema

¿Qué problema tienes ahora, en este preciso momento?

Algun ProblemaLa realidad es totalmente nueva y brillante si la miramos con los ojos del corazón y no con los de la cabeza.    

Un maestro de maestros se encargaba de realizar a sus discípulos las pruebas más duras, con el fin de que se pudieran ganar el título de maestros merecidamente.

En una ocasión quiso analizar la capacidad de compresión de los aspirantes a maestros, les pidió que dilucidaran cual era el ganador de la prueba que había realizado a los 5 aspirantes anteriores a ellos.

Los 5 aspirantes anteriores fueron “invitados” a pasar la noche en 5 pozos diferentes rodeados de serpientes, a la mañana siguiente los resultados fueron los siguientes:

  • En el primer pozo solo aparecieron las serpientes
  • En el segundo pozo el discípulo estaba muerto rodeado de serpientes
  • En el tercer pozo el discípulo sentando en el centro rodeado de serpientes muertas
  • En el cuarto pozo el discípulo dormía plácidamente en torno a una pequeño fuego sin ninguna serpiente a su alrededor
  • En el quito pozo el discípulo aparecía sentado en meditación con rostro sereno y las serpientes recorriendo su cuerpo.

El maestro de maestros solicito a sus aspirantes que argumentaran quien era el discípulo que había conseguido el grado de maestro en esta prueba. Se tomaron unos minutos y llegaron a una deliberación común.

  • El ganador es el hombre meditando en el 5 pozo.
  • El hombre del primer pozo se escapó asustado
  • El hombre del segundo pozo murió por el veneno de las serpientes
  • El hombre del tercer pozo mato las serpientes pero solamente se quitó el problema de encima
  • El cuarto hombre fue muy inteligente al usar el fuego para disuadir a las serpientes
  • Pero el quito hombre llego a un estado de meditación y control de sí mismo tan profundo, que las serpientes se contagiaron de la paz interior que irradiaba y no lo consideraron una amenaza.

Entonces el maestro de maestros les indico que el hombre del cuarto pozo fue el que había sido nombrado nuevo maestro, ante el asombro de los discípulos, argumento:

-Vuestras conclusiones no se basan en la realidad, sino en las apariencias y prejuicios. La realidad del ejercicio es mucho más simple y sencilla. Y es que solamente hablar de serpientes y habéis creído que eran venenosas, cuando en realidad no lo eran.

  • El primer hombre huyó despavorido porque creía que eran serpientes venenosas
  • El segundo hombre murió de miedo, del miedo que le tenía a las serpientes y a su veneno.
  • El tercer hombre acabo con unos animales inofensivos
  • El quinto realizó un esfuerzo de control y concentración totalmente innecesarios cuando la situación no los requería
  • El cuarto hombre es el ganador de la prueba porque él sabía que las serpientes eran inofensivas, y se tumbó tranquilamente a dormir, pero antes encendió una pequeño hoguera para estar caliente y ahuyentar del pozo a las serpientes y así estar más cómodo.

 

Juzgamos las situaciones a través de nuestra percepción mental y sus hábitos repetitivos. No observamos la realidad a través de nuestros cinco sentidos valorándola como es,  ajenos a nuestros pensamientos y patrones mentales, emitiendo una opinión certera y acorde a la que requiere la situación.

Estamos tan ocupados en cavilar mentalmente para encontrar la solución, que no nos damos ni cuenta de que ni siquiera existe el problema.

No existen los problemas, solamente son percepciones erróneas o diferentes de la realidad. Lo que para ti puede ser un gran problema, para otra persona es una gran oportunidad.

 

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
El Abuelo El Nieto El Burro

Si Deseas Agradar a Todos, No serás Agradecido por nadie

El Abuelo El Nieto El BurroYo Soy Vida. Nadie me dicta que puedo hacer o no hacer con mi Vida

Caminaba el abuelo agarrado al burro en el que su nieto estaba sentado. Iban hacia una aldea vecina para visitar a unos amigos, y el burro hacia el viaje más ameno.

Cuando pasaron por un pueblo oyeron decir a alquien:

-¡Desde luego los jóvenes ya no tienen respeto por las personas mayores! Como puede dejar que el pobre anciano se agote caminando y el tan tranquilo encima del burro.

Ambos sintieron vergüenza y decidieron que sería el anciano el que iría subido en el burro y el joven acompañaría a ambos al paso, caminando.

Entonces atravesaron otro pueblo y escucharon:

-¡Como se puede ser tan egoísta! Él tan cómodo sentado en el burro y el inocente niño caminando.

Acordaron subirse ambos en el burro y siguieron adelante hacia la aldea.

Pero atravesaron otro pueblo en su camino y oyeron decir:

-¿Pero cómo podéis tratar así al pobre animal? ¿Acaso no tenéis clemencia para con los animales que creo el Señor?

Ambos se bajaron del burro y decidieron caminar a pie junto a él.

Llegaron ya a la aldea deseosos de saludar a sus amigos cuando uno de los vecinos les dijo:

-¡Hay que ser necios! Teniendo un burro ¿Cómo se os ocurre venir caminando?

 


 

Tu vida es tuya, y de nadie más. Vive la vida como te dicen los otros que la vivas y estarás desperdiciándola al igual que ellos. Ninguna persona usa la crítica contra otra salvo que se sienta mal consigo mismo. Los necios, estúpidos y envidiosos intentarán sabotear tu caminar. Sus palabras arrogantes y falsas son el mejor indicio de que tu paso es firme y caminas por donde debes. SE TU MISMO

 

Gracias, Gracias, Gracias.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
El Elefante Sumiso

El Elefante Sumiso

El Elefante Sumiso
Cuando yo era un chico me encantaban los circos, lo que más me gustaba eran los animales y mi preferido era el elefante. Durante la función la enorme bestia impresionaba a todos por su peso, su tamaño y su descomunal fuerza; pero después de la actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, uno podía encontrar al elefante detrás de la carpa principal, con una pata encadenada a una pequeña estaca clavada en el suelo.

La estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera, apenas enterrado superficialmente; y aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo, podía arrancar la estaca y huir.

El misterio era evidente: ¿ Por qué el elefante no huía, si podía arrancar la estaca con el mismo esfuerzo que yo necesitaría para romper un fósforo?, ¿ Qué fuerza misteriosa lo mantenía atado?.

Tenía 8 años y todavía confiaba en la sabiduría de los mayores, pregunte entonces a mis padres, maestros y tíos, buscando respuesta a ese misterio; no obtuve una coherente. Alguien me explicó que el elefante no escapaba porque estaba amaestrado. Hice entonces la pregunta obvia: y si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan? No recuerdo haber recibido ninguna explicación satisfactoria.

Con el tiempo olvidé el misterio del elefante y la estaca, y sólo recordaba cuando me encontraba con personas que me daban respuestas incoherentes, por salir del paso, y un par de veces, con personas que se habían hecho la misma pregunta. Hasta que hace unos días me encontré con una persona, lo suficientemente sabia, que me dio una respuesta que al fin me satisfizo: “el elefante no escapa porque ha estado atado a una estaca desde que era muy pequeño”.

Cerré los ojos y me imaginé al elefantito, con solo unos días de nacido, sujeto a la estaca. Estoy seguro de que en aquel momento empujó, jaló y sacudió tratando de soltarse y a pesar de todo su esfuerzo no pudo hacerlo, la estaca era muy fuerte para él.

Podría jurar que el primer día se durmió agotado por el esfuerzo infructuoso y que al día siguiente volvió a probar y también al otro,  y al de más allá… hasta que un día, un terrible día, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino. Dejó de luchar para liberarse.


 

Este elefante enorme y poderoso no escapaba porque cree que no puede hacerlo, tiene grabado en la mente el recuerdo de sus inútiles esfuerzos de entonces y ha dejado de luchar. Nunca más trató de poner a prueba su fuerza.

Cada uno de nosotros es un poco como el elefante,  vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad; creemos que no podemos con un montón de cosas, simplemente porque alguna vez probamos y no pudimos.
Grabamos en nuestra mente esas palabras: “no puedo”, “nunca podré”. La única manera de saber cuáles son nuestras limitaciones ahora es intentar de nuevo. Poniendo en ello todo el corazón.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
simplicidad, humildad, amor

Fortunas del camino

simplicidad, humildad, amor Cierta vez un acaudalado padre de familia llevó a su hijo a un viaje por el campo, con el firme propósito de que este viera cuán pobres eran ciertas personas y comprendiera el valor de las cosas y lo afortunado que eran ellos.

Estuvieron un día y una noche en la granja de una familia campesina muy humilde. Al concluir el viaje, ya de regreso en casa, le preguntó a su hijo:

- ¿Qué te pareció el viaje?
- ¡Muy bonito papá!
- ¿Viste qué tan pobre y necesitada puede ser la gente?
- Si.
- ¿Y qué aprendistes?
- Vi que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro.
Nosotros tenemos una piscina de veinticinco metros, ellos un riachuelo sin fin.
Nosotros tenemos lámparas importadas en el patio, ellos tiene las estrellas.
Nuestro patio llega hasta el muro de la casa, el de ellos hasta el horizonte.
Especialmente, papá, vi que ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia, tú y mi mamá deben trabajar todo el tiempo y casi nunca los veo.

El padre se quedó mudo y el niño agregó:

- Gracias papá, por enseñarme lo ricos que podríamos llegar a ser.

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS