Archivo de la etiqueta: emociones

aprender a gestionar las emociones

Aprender a gestionar las emociones

aprender a gestionar las emociones[Aprender a interpretar y gestionar las emociones es una de las asignaturas pendientes para el ser humano]

La palabra emoción viene del término en latín “emovere” que literalemente significa “mover hacia fuera“, algo que simboliza perfectamente como las emociones actúan en nuestro cuerpo, tanto a nivel físico como psíquico.

Físicamente, las emociones son capaces de alterar el comportamiento de nuestro cuerpo. Desde tristeza a la euforia, del amor al odio, o de ira al perdón, existen infinitud de ordenes que nuestro cuerpo interpreta acelerando el pulso, tensionando los músculos o relajándolos, dependiendo de la emoción suscitada.

Mentalmente, las emociones son centros de energía muy poderosos a la hora de transmutarse en pensamientos. Cuando un pensamiento es producido por una emoción, su fuerza e inercia son mucho mayores que cuando simplemente es un pensamiento que aparece, pero que no es correspondido por la emoción.

Además es aquí donde encontramos un fuerte vinculo cuerpo-mente y mente-cuerpo. En este caso pensamientos y emociones generan un bucle que se retroalimenta mutuamente, por que el pensamiento deriva en la emoción y la emoción genera nuevos pensamientos acordes a ella. Y es en este punto donde resulta difícil poner en práctica nuestra casi nula capacidad de gestionar las emociones y poder salir de ese círculo vicioso entre la emoción y el pensamiento.

Pero tranquilos. Voy a tratar de explicaros un ejercicio, no muy complicado, para que lo pongáis en práctica poco a poco, hasta que se convierta en vuestra nueva forma de gestionar las emociones.

El ejercicio consta de 3 partes: Identificación, desidentificación y observación.

1. Identificación de las emociones

Este punto quizás sea el punto más difícil de todo el ejercicio. Se trata de detectar la emoción y de qué tipo es; tristeza, ira, euforia, etc…
Para ello, necesitamos una total presencia. Nuestra consciencia debe estar plenamente anclada en el momento presente, cosa que no siempre es sencilla, debido al enorme poder que tienen las emociones para arrastrarnos.

2. Desidentificación con las emociones

Si has conseguido llevar a cabo con éxito el primer punto del ejercicio, este segundo no representará gran dificultad.
El primer paso nos lleva a ser conscientes de esa emoción…realmente nosotros somos consciencia (esto lo explicaré en otro artículo dentro de poco, ahora de momento quédate con el concepto si no lo entiendes) y cuando traemos la consciencia al momento presente podemos lograr el objetivo de este punto que es darse cuenta de que tu no eres la emoción, sino que simplemente experimentas esa emoción. Comprender esto, sentirlo, provoca una gran liberación y aumenta aún más esa presencia, nuestro verdadero Yo.

3. Observación de los patrones emoción-pensamiento y viceversa

Cuando logras ver que esas emociones y esos pensamientos están en ti pero no son tu, estás en posición de observar como funciona todo el proceso. Cómo la emoción desencadena pensamientos afines, y como los pensamientos afloran aún más la emoción. Esta es la retroalimentación mutua a la que me refería anteriormente.
El mero hecho de permanecer como testigo, como observador de todo el proceso, produce una fuga de energía en esos patrones y el vinculo poco a poco va perdiendo fuerza hasta desaparecer o al menos te permite no ser arrastrado por la emoción, pudiendo actuar de un modo más sensato y acorde con la magnitud de la situación.

 

Quizás algunos términos y conceptos de este artículo no sean del todo comprensibles por algunos lectores. Si es vuestro caso, no os preocupéis porque pronto trataremos estos temas con mayor detenimiento. Lo que hará que comprendáis éste y otros muchos ejercicios que nos permiten acceder al verdadero potencial y autocontrol que reside en todos y cada uno de nosotros.

También podéis comentar las dudas a través de los comentarios debajo del artículo, cosa que responderemos alegremente.

Espero que os sirva de gran ayuda este pequeño, pero gran efectivo ejercicio para aprender a gestionar las emociones.

 

Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS