Archivo de la etiqueta: disciplina

hábitos saludables

Crea hábitos saludables para una vida saludable

hábitos saludables

Hay una frase muy conocida que dice: “el hábito hace al monje“, y nos viene como anillo al dedo para tratar de explicar el poder que tienen los hábitos en nuestro día a día y como podemos crear hábitos saludables que nos ayuden a mejorar nuestra calidad de vida en todos los aspectos que nos propongamos.

Tus objetivos, tus futuros hábitos saludables, pueden ser: Hacer deporte y ejercicio por las mañanas, reservar espacio para la reflexión personal y meditación, seguir una dieta saludable o de adelgazamiento, dormir la cantidad de horas recomendada, etc, etc, etc…

La lista podría ser tan larga como la cantidad de deseos que uno tenga. Pero sobre todo, debes saber no hay nada fuera del alcance de una persona bien enfocada, disciplinada y entrenada a base de fuerza de voluntad…

El porque de la importancia de los hábitos

Lo hábitos son una especie de rutina automatizada para nuestro cuerpo y mente. Cuando una acción, a base de repetición, acaba forjando un hábito, pasa a convertirse en algo más. Pasa a convertirse casi en una necesidad.

El cuerpo, junto con la mente, es una de las maravillas de la creación. Es un super-ordenador de precisión absoluta. Cuando le damos la oportunidad de hacerse a nuevos hábitos y costumbres, estamos programándolo para sea 100% eficiente en la tarea.

Por poner un ejemplo, si decides salir a correr todas la mañanas antes de ir a trabajar, puede que los primeros días te resulte algo durísimo y no tengas ganas de madrugar, y menos de salir a correr a esas horas…Si consigues romper esa barrera que parece decirte que NO lo hagas, pasarás del esfuerzo al placer, y del placer a casi la necesidad, en muy pocos días. Con todo el beneficio que una actividad física aporta al cuerpo.

Como sugiere la cita, los hábitos se crean y estos te crean a ti.

Pasos para la creación de hábitos saludables

1. El pensamiento

Claro esta que alguien no puede tener un objetivo claro, si antes no lo tiene en su imaginación, en su pensamiento…
Una vez marcado el objetivo, como he citado antes, puede ser de cualquier tipo, debemos definirlo mentalmente de una forma muy detallada. Puedes ayudarte de un papel para ir anotando claramente aquella acción que deseas que termine siendo un hábito.

Lo más importante en este punto es que tu mente se enfoque, se centre claramente y se de cuenta de que le estás proponiendo un nuevo reto que lograr. Para ella es una especie de juego.

2. La acción

De nada sirve el pensamiento si no somos capaces de ponernos en acción.

No pospongas el momento de la acción. Cuanto antes puedas actuar y empezar a crear un hábito, con más fuerza arrastraras a tu mente al camino que deseas.
Hay una frase que me encanta, es una gran motivación para cuando estás dubitativo entre hacer o no hacer y cuando empezar: “El mejor momento para plantar un árbol fue hace 40 años, ¿sabes cuál es el 2º mejor? Hoy

Tanto si deseas crear un nuevo hábito saludable, como dejar una vieja costumbre nociva para tu salud, actúa cuanto antes. La inercia de un buen arranque te ayudará en los días posteriores.

3. La disciplina

La disciplina es indispensable en todo hábito. Comienza por exigirte pequeños logros en esta area. Cada pequeña “batalla” que ganes es este terreno te dará fuerza y voluntad para lograr poco a poco metas mayores y más difíciles.No flaquees nunca, evita la pereza, evita el auto-convencerte de que estás algo cansado, de que por un día que lo haga no pasa nada…etc…ve paso a paso avanzando y repitiendo una y otra vez las acciones que quieras convertir en hábitos.

[La repetición de tus acciones, unido a voluntad y disciplina, termina creando un hábito saludable o un hábito perjudicial, tienes todo el poder para crearlos en tu vida]

 

En el famoso libro de  Robin Sharma, “El Monje que vendió su Ferrari“, cuentan la historia de unos monjes que vivían en el corazón del Tibet…éstos, creían que 21 días de repetición eran suficientes para forjar cualquier hábito que te propongas.

Así que marca tu objetivo, anota la fecha en el calendario y dentro de 21 días esperamos tu comentario con tlos nuevos hábitos saludables…

 


Siembra un pensamiento, y recoje  una acción.
Siembra una acción, y recoge una hábito.
Siembra un hábito, y recoge un carácter.
Siembra un carácter, y recogerás un destino.


 

Namasté.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
caballo salvaje

La Disciplina, el camino hacia el éxito

caballo salvaje

[La mente es como un caballo salvaje que salta y se resiste a ser domada. Todo lo que necesita es un buen jinete entrenado para llevar sus riendas.]

Todos tenemos sueños y metas que alcanzar, interior como exteriormente. Éstas pueden significar grandes desafíos o pequeñas batallas que nos presenta la vida en el quehacer cotidiano.
Tener ese éxito que tanto has soñado, poder aprovechar tus talentos para ganarte la vida y poder ofrecerlos al mundo, actuar con calma y serenidad donde ahora pierdes el control, quitarte esos kilos que crees que te sobran, levantarte 30 minutos antes para poder meditar y desayunar con tranquilidad, hacer deporte, dejar de fumar, etc…

Todos ellos, grandes retos o pequeños, están al alcance de tus manos, pero necesitas saber usar una de las herramientas más importantes: la disciplina.

La mente es como un caballo salvaje que salta y se resiste a ser domado. Todo lo que necesita es un buen jinete que sepa usar sus riendas, y el caballo se convertirá en un animal imparable e incansable al servicio de su compañero.

Las riendas de tu mente son la disciplina, la fuerza de voluntad y el autodominio.

Para comenzar a dominar mente y dominar la autodisciplina, debes primero ponerte pequeños retos. Cualquier cosa sirve para ir dando grandes pasos. Desde mantener silencio cuando normalmente contestarías a alguien enfadado o groseramente, hasta hacer aquello que no te gusta tanto y que siempre queda en el final de la lista de tareas.
Hay un dicho africano que dice: “Varias telarañas unidas pueden atrapar un león”.

La voluntad es la reina de los poderes mentales. Cuando dominas tu mente dominas tu vida. Para dominar la mente hay que empezar siendo capaz de controlar todos y cada uno de los pensamientos.


Proponte una lista de cosas que deseas pero que nunca te lanzas a hacer, ya sea por pereza, desgana o falta de tiempo. Comienza por las más pequeñas, las que apenas te llevarán esfuerzo real y hazlas. Cada logro, será un hilo en tu tela de araña…

También puedes potenciarlo otras herramientas como son los mantras o afirmaciones. Recuerda, si cambias la forma en que te ves, el mundo cambia para ti.

Cada vez que consigues que tu mente no actúe de la manera automática a la que está acostumbrada a hacerlo, estarás diciendo a tu mente que pensamiento debe dejar entrar, verá cuales no son bienvenidos y su única opción será marchar.

A nada que incorpores este nuevo modo de afrontar las cosas en tu día a día, en tan sólo unas semanas, te verás más fuerte y verás como aquellos lejanos sueños ahora parecen más cercanos que nunca.

Esfuérzate y llevarás tu vida a otro nivel.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS