Archivo de la etiqueta: consciencia

aprender a gestionar las emociones

Aprender a gestionar las emociones

aprender a gestionar las emociones[Aprender a interpretar y gestionar las emociones es una de las asignaturas pendientes para el ser humano]

La palabra emoción viene del término en latín “emovere” que literalemente significa “mover hacia fuera“, algo que simboliza perfectamente como las emociones actúan en nuestro cuerpo, tanto a nivel físico como psíquico.

Físicamente, las emociones son capaces de alterar el comportamiento de nuestro cuerpo. Desde tristeza a la euforia, del amor al odio, o de ira al perdón, existen infinitud de ordenes que nuestro cuerpo interpreta acelerando el pulso, tensionando los músculos o relajándolos, dependiendo de la emoción suscitada.

Mentalmente, las emociones son centros de energía muy poderosos a la hora de transmutarse en pensamientos. Cuando un pensamiento es producido por una emoción, su fuerza e inercia son mucho mayores que cuando simplemente es un pensamiento que aparece, pero que no es correspondido por la emoción.

Además es aquí donde encontramos un fuerte vinculo cuerpo-mente y mente-cuerpo. En este caso pensamientos y emociones generan un bucle que se retroalimenta mutuamente, por que el pensamiento deriva en la emoción y la emoción genera nuevos pensamientos acordes a ella. Y es en este punto donde resulta difícil poner en práctica nuestra casi nula capacidad de gestionar las emociones y poder salir de ese círculo vicioso entre la emoción y el pensamiento.

Pero tranquilos. Voy a tratar de explicaros un ejercicio, no muy complicado, para que lo pongáis en práctica poco a poco, hasta que se convierta en vuestra nueva forma de gestionar las emociones.

El ejercicio consta de 3 partes: Identificación, desidentificación y observación.

1. Identificación de las emociones

Este punto quizás sea el punto más difícil de todo el ejercicio. Se trata de detectar la emoción y de qué tipo es; tristeza, ira, euforia, etc…
Para ello, necesitamos una total presencia. Nuestra consciencia debe estar plenamente anclada en el momento presente, cosa que no siempre es sencilla, debido al enorme poder que tienen las emociones para arrastrarnos.

2. Desidentificación con las emociones

Si has conseguido llevar a cabo con éxito el primer punto del ejercicio, este segundo no representará gran dificultad.
El primer paso nos lleva a ser conscientes de esa emoción…realmente nosotros somos consciencia (esto lo explicaré en otro artículo dentro de poco, ahora de momento quédate con el concepto si no lo entiendes) y cuando traemos la consciencia al momento presente podemos lograr el objetivo de este punto que es darse cuenta de que tu no eres la emoción, sino que simplemente experimentas esa emoción. Comprender esto, sentirlo, provoca una gran liberación y aumenta aún más esa presencia, nuestro verdadero Yo.

3. Observación de los patrones emoción-pensamiento y viceversa

Cuando logras ver que esas emociones y esos pensamientos están en ti pero no son tu, estás en posición de observar como funciona todo el proceso. Cómo la emoción desencadena pensamientos afines, y como los pensamientos afloran aún más la emoción. Esta es la retroalimentación mutua a la que me refería anteriormente.
El mero hecho de permanecer como testigo, como observador de todo el proceso, produce una fuga de energía en esos patrones y el vinculo poco a poco va perdiendo fuerza hasta desaparecer o al menos te permite no ser arrastrado por la emoción, pudiendo actuar de un modo más sensato y acorde con la magnitud de la situación.

 

Quizás algunos términos y conceptos de este artículo no sean del todo comprensibles por algunos lectores. Si es vuestro caso, no os preocupéis porque pronto trataremos estos temas con mayor detenimiento. Lo que hará que comprendáis éste y otros muchos ejercicios que nos permiten acceder al verdadero potencial y autocontrol que reside en todos y cada uno de nosotros.

También podéis comentar las dudas a través de los comentarios debajo del artículo, cosa que responderemos alegremente.

Espero que os sirva de gran ayuda este pequeño, pero gran efectivo ejercicio para aprender a gestionar las emociones.

 

Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Jim Carrey hablando sobre eckhart tolle

Jim Carrey, la liberación y el sufrimiento

Jim Carrey hablando sobre eckhart tolle[Me pregunté: ¿quién es el que es consciente de que estoy pensando?. Y de pronto fui arrojado a este expansivo, grandioso sentimiento de libertad, de mi mismo, de mis problemas (…) Sentí que era más grande que mi cuerpo, era todo. Ya no era un fragmento del universo, era el Universo. Y desde ese día he tratado de regresar allí. Viene y se va. Pero al menos sé donde quiero ir] JIM CARREY

Jim Carrey, famoso actor de Hollywood y conocido por sus mil y una caras en la gran pantalla, nos regala un magnífico vídeo sobre el poder de la intención. De como nuestros pensamientos crear nuestras experiencias y sólo son un ente ilusorio, capaz de empañar nuestra verdadera esencia infinita e inmortal.

En el siguiente video, Jim, nos deja una magnífica refexión sobre la vida, sobre el sufrimiento y la sabiduría de una persona que ha vivido con el dolor durante toda su vida, hasta que comprendió lo que ahora explica. Eso sí, sin perder una pizca de su gran talento humorístico.

Espero que disfrutes de su experiencia personal:

“Unos meses atrás, después de haber conocido a Eckhart Tolle y estudiar sus libros, me desperté y de pronto lo capté. Entendí cómo el pensamiento era sólo una cosa ilusoria y de cómo el pensamiento es el responsable de la mayoría de los sufrimientos que experimentamos” JIM CARREY

 

Gracias Jim.

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
ojo

¿Quién soy? ¿Qué es la vida?

 

Tu no eres lo que haces, ni lo que tienes, y mucho menos lo que piensan de ti.

Preguntaros por favor ¿Quién soy?, y ahora analizar vuestra respuesta. Seguro que las respuestas se parecen a “Soy Luisa”, “Soy Comercial”, “Soy Ama de casa”. Ninguna de esas respuestas se acerca  a lo que realmente somos. No somos un nombre, ni siquiera hemos elegido el nombre que tenemos, no somos un puesto de trabajo o cargo en la empresa, y muchísimo menos un rol dentro de una familia o en la sociedad. Todas estas definiciones son ideas mentales de lo que somos, asociadas a nuestra persona, a nuestra trabajo, o status, pero son solo eso, ideas mentales, etiquetas que nos hemos colocado, o nos han puesto.

Todas estas ideas mentales dan forma a nuestra personalidad y crean ese ente sicológico llamado EGO, que Wayne Dyer define como “Edge God Out”  (“Dejar Afuera al Creador”) . El EGO es el falso yo que creemos que somos, ese falso yo, cree que eres lo que haces, que eres lo que tienes, y además que eres lo que los demás piensan de ti. Con estos valores como definición de lo que eres, el EGO te separa de todo y todos, pues tiene que defenderse de los EGOs de las demás personas para seguir reafirmando sus puntales, pues sin ellos simplemente dejaría de ser, dejaría de existir. Convertimos la vida en una batalla continua entre lo que creemos que somos peleando con lo que otras personas creen que son, pues tenemos que defender nuestro trabajo, nuestras posesiones, nuestra posición social, y esto se vuelve agotador, estresante y sobre todo genera miedo. ¿Cómo vamos a vivir, si estamos demasiado ocupados en proteger lo que somos?

Ahora ya sabemos lo que no somos, y esto es muy importante, para poder acercarnos a lo que somos.

Somos lo que hay por debajo del EGO, lo que observa sus reacciones, lo que se da cuenta de cómo se defiende de otros egos, somos el testigo silencioso de nuestros pensamientos alborotadores, somos lo que sabe con total seguridad que el EGO es el falso yo. Somos seres conscientes, somos consciencia, eterna, infinita, ilimitada.

meditacion
La meditación es acceder a la mayor de nuestras capacidades, la capacidad de elevarnos por encima del pensamiento.

Permitirme una segunda pregunta ¿Qué es la vida?, y analizar de nuevo vuestras respuestas. Después de la primera pregunta nuestra atención está alerta, ya no esperamos dar una respuesta habitual, y esta segunda pregunta no nos cogerá de improviso, de modo que tendremos preparadas unas respuestas más acordes, como “es una experiencia maravillosa“, “un camino que recorrer“, “un aprendizaje continuo”.

Por muy bonitas y reconfortantes que sean las respuestas, solo son señales que indican la dirección en la que mirar.

Igual que no sabemos lo que es el agua por muchas definiciones que tengamos de ella, hasta que sentimos su frescor, observamos su transparencia, o sentimos las gotas de lluvia sobre nuestro cuerpo, del mismo modo, no podemos saber que es la vida, hasta que seamos capaces de sentir dentro de nosotros eso que llamamos vida.

Ahora ya sabemos que esas respuestas aunque apuntan a lo que es la vida, no son la vida, y esto es muy importante, para poder acercarnos a lo que es la vida.

La vida es una, una con todo lo que es, con todo lo que siempre ha sido, y con todo lo que será. Es eterna, infinita, ilimitada, palabras que nuestros egos no pueden entender, están demasiado ocupados procurando no perder su identidad, pues se creen finitos.

Ahora que tenemos las respuestas a nuestras preguntas; <<somos consciencia, eterna, infinita, ilimitada>>, y <<La vida es una, una con todo lo que es, con todo lo que siempre ha sido, y con todo lo que será. Es eterna, infinita, ilimitada>>. Podemos ver la analogía entre ambas definiciones y encontrar como respuesta “SOMOS VIDA”.


El EGO es el falso yo que creemos que somos, ese falso yo, cree que eres lo que haces, que eres lo que tienes, y además que eres lo que los demás piensan de ti


 

Podéis decirme ahora ¿cómo podemos “perder la vida”?, pues, no podemos, no podemos perder lo que somos, lo que es, es y siempre será. Si somos conscientes de ello y nos damos cuenta del falso yo que actúa suplantando nuestro verdadero ser, entonces el ego muere, muere la falsa identificación con nuestros pensamientos, con él desaparece el miedo, la tensión, la incertidumbre. Entonces nuestra existencia cobra propósito, el propósito mismo de vivir con dignidad, sin sufrimiento, sin temor, la vida que somos.

Todo esto ya lo sabíamos antes de que ocupáramos este cuerpo actual, pero todo esta oscurecido por nuestro EGO, y hemos venido aquí, a esta experiencia corporal, para interactuar y crear todo lo que es, a descubrir la consciencia que somos creando. Es como si encendieras una linterna en una habitación totalmente oscura, la linterna seria la consciencia, y lo que alumbra lo que ves aparecer ante la luz de la consciencia es lo que estas creando, creas vida. El universo se expande y es consciente de si mismo a través de tus experiencias, por eso nos creó a su imagen y semejanza, eternos, infinitos e ilimitados.

¿Cómo experimentar la vida que somos?

  • Practica la meditación a diario, cuanto más lo hagas más luz tendrá esa linterna
  • Mantente en el momento presente, en el aquí y ahora deja que te atrape, que pierdas la noción de ti mismo (realmente pierdes la noción del ego).
  • Acción correcta, lo que hagas, hazlo con tus cinco sentidos en ello, mira, huele, siente, sin crear etiquetas de lo que encuentran tus sentidos, deja que te asombren.
  • Siempre que puedas mantén contacto con la naturaleza, es tan asombrosa que te recuerda lo asombroso que tú también eres.
  • Quítale importancia a los pensamientos incesantes que genera tu mente, es tu ego en el modo de piloto automático tradicional. Obsérvalos como si no fueran contigo, de este modo desaparecen.

Si descubres lo que eres, ya nada impedirá que seas libre. Somos uno, una única vida en una miríada de formas diferentes.

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS