Archivo de la etiqueta: autoconocimiento

el autoconocimiento y el ego

¿Cómo descubrir nuestra Verdadera Esencia?

el autoconocimiento y el egoContinuando con la serie de Eckhart Tolle y Oprah, “Un Nuevo Mundo, Ahora“, es hora de continuar con la séptima entrega, que muchos de vosotros esperáis seguro que con mucha expectación… En la el capítulo  7, Eckhart Tolle nos habla del autoconocimiento, de conocer la verdadera respuesta a la pregunta: “¿Quien Soy?”. Comenzar por reconocer el ego que hay en nosotros, no descubrimos quienes somos realmente, pero si lo que no somos. Es el hecho de conocer quien no eres el primer obstáculo para conocer de verdad quien eres… Sin más explicaciones dejo que disfrutéis de este magnífico capítulo y espero que os sea de gran ayuda. Recordar que después del vídeo podéis descargar el workbook del capitulo y su transcripción en castellano.

¿Cómo descubrir nuestra Verdadera Esencia?

httpvp://www.youtube.com/view_play_list?p=EBB51EB6A47BCA4E

Descarga Workbook Descarga Transcripción

Namaste.

Esta entrada pertenece a la serie “Un Nuevo Mundo, Ahora – (Video-Serie)“, la anterior fue: “La liberación” y la siguiente: “El Descubrimiento del Espacio Interior

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
mundo roto

Como arreglar el Mundo

mundo rotoUn gran científico, preocupado por los problemas del mundo, trabajaba día y noche con el fin de encontrar medios para disminuirlos.
Pasaba los días encerrado en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.
Cierto día, su hijo, de siete años, invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, intentó hacer que el hijo fuera a jugar a otro sitio. Viendo que era imposible conseguir que se fuera de allí, se le ocurrió una magnífica idea para conseguir que su hijo no le molestara y saliera de una vez por todas de allí.

Cogió una revista y recortó una fotografía de un mapa terrestre para después romperla en mil pedazos. Después, junto con un rollo de cinta adhesiva se lo entregó al hijo diciendo:

— ¿A ti te gustan los rompecabezas, verdad?  Voy a darte el mundo para poder arreglarlo.  Aquí está el mundo roto. ¿A que no eres capaz de arreglarlo tu sólo?

Calculó que al niño le llevaría días solucionar el rompecabezas…
Pero pocas horas después, de nuevo irrumpió su hijo en el laboratorio con el papel en la mano.

—Padre, padre, ya lo he hecho.  ¡Conseguí terminarlo todo!

Al principio el padre no dio crédito a las palabras del hijo: “¿Sería imposible a su edad haber conseguido recomponer un mapa que jamás había visto?”
Entonces el científico levantó los ojos de sus anotaciones, seguro que vería un trabajo digno de un niño. Pero para su sorpresa el mapa estaba completo. Todos y cada uno de los pedazos habían sido colocados perfectamente en su sitio. ¿Cómo sería posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?

El científico, no dudo en preguntárselo.

—Tú no sabías cómo era el mundo, hijo mío.  ¿Cómo lo conseguiste?
—…Padre, yo no sabía cómo era el mundo, pero si se como es una cara. Cuando arrancaste la hoja de la revista, no te fijaste en el rostro del hombre que había detrás. Yo sí… Cuando tú me diste el mundo para arreglarlo, sólo me ocupe de arreglar aquello que ya conocía. Cuando conseguí arreglar el hombre, di vuelta a la hoja y encontré que había arreglado al mundo…

 


 

Cuantas veces queremos cambiar el mundo trabajando erróneamente donde no podemos. Gastamos el tiempo, la energía, la vida, en tratar de imponer nuestra idea del mundo a los demás. A luchar contra todo lo que nos resistimos a aceptar, solamente por que no encaja con nosotros. Ignorando que aquello que odiamos, no son más que señales, reflejos de lo necesitamos cambiar en nuestro interior.

Al fin y al cabo, eso es el mundo. Un mero reflejo de nuestro interior. Trabajemos en lo que podemos, trabajemos en lo que conocemos…trabajemos nuestro interior.

Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
autoconocimiento

Autoconocimiento. Conócete a Ti Mismo

[De todos los conocimientos posibles, el más
 sabio y útil es conocerse a sí mismo]
WILLIAM SHAKESPEARE.

autoconocimiento

El autoconocimiento, tanto a nivel emocional, como espiritual, es uno de los mayores retos que puede tener el ser humano. Si no logras conocerte a ti mismo; conocer tu verdadera esencia, ser consciente de tus puntos fuertes y debilidades, conocer tus estados de ánimo y su repercusión en tus comportamientos, es prácticamente imposible actuar con ecuanimidad ante las situaciones que acontezcan a diario, y te verás sobrepasado por muchas de ellas, entregando un poder que es tuyo por naturaleza, a algo que podemos llamar azar.

Si bien en el plano emocional, lo más importante es conocer como nos afecta una u otra situación o relación interpersonal, espiritualmente, anhelamos conocer verdades y respuestas más profundas. ¿Quien Soy? ¿De dónde Vengo?, etc…

No encontraremos las respuestas correctas en nuestros pensamientos, debemos preguntar y sentir las respuestas en nuestro corazón.

Cada experiencia en la vida, cada cosa que nos sucede es un evento que nos permite conocernos a nosotros mismos, ahí está la oportunidad de encontrar la sabiduría encerrada en cada vivencia. No aprenderemos la lección juzgando ese momento como bueno o malo, sino dejándonos llevar, fluyendo en ese instante irrepetible, aceptándolo, de este modo nuestra mente y su continuo pensar no se interpondrá entre la experiencia y el conocimiento de la misma.

Se trata de escuchar a nuestro ser interior, a nuestro cuerpo, a prestar más atención a lo de dentro que a lo fuera, de sentirlo, de conectar con lo que somos. Ahí dentro el conocimiento se transmuta en sabiduría. Esta misma sabiduría que permite conocernos a nosotros mismos, es la que hace posible que conozcamos a nuestros semejantes y a todo lo que existe en el universo. Esta sabiduría es consciencia, pero consciencia que es consciente de sí misma.

Algunas de estas prácticas, pueden ayudaros a conoceros a vosotros mismos:

  • Aprende a calmar tu mente, a serenarla, en ese estado sus respuestas son sinceras, y ciertas, porque aunque ella te las da, vienen de más adentro.
  • Tus emociones y sensaciones, son el reflejo de la mente en el cuerpo, si aprendes también a observarlas sin dejarte arrastrar por ellas, te ayudaran a saber más de ti.
  • Cuando aparezca un pensamiento que es nuevo, fresco, no repetitivo, no sea una reacción, lo que lo ha generado es tu verdadero YO, escúchalo
  • No existe el azar, creer que las cosas suceden por buena o mala suerte, es negarte a tomar la responsabilidad de pasar a la acción y de hacer, lo que tienes que hacer. Si te descubres haciendo esto, puedes aprender mucho de ello, pregúntate por que puedes estar haciéndolo, y responde con el corazón.
  • Disfruta el silencio, es pura sabiduría, es la biblioteca en la que están todos los libros del conocimiento interior.
  • Observa, sobre todo la naturaleza, fíjate con atención, deja que la belleza de lo que te rodea te atrape, te deje boquiabierto, y te muestre cuanta magia pura y sabiduría esconde, y como en el fondo tú, ya sabes todo eso.
  • Medita, no nos cansaremos de decírtelo, no importa de qué forma, meditar es también observar un pájaro en tu balcón, o sentir un rayo de sol sobre tu cara, es estar absorto en este instante, el presente.

Yo ya sé lo que eres, lo importante que eres, y lo sé porque soy como tú. Nunca pares de ahondar en tu autoconocimiento.

Esta entrada pertenece a la serie “Las 10 Claves de la Felicidad“, la anterior fue: “Renunciar a la ira, envidia y otras emociones tóxicas.” y la siguiente: “Aprender a No Juzgar

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS