Archivo de la etiqueta: aceptación

Sentido Vida

Deja que la vida te guíe y te indique su sentido

Sentido VidaEl que encuentra un motivo por el que vivir es capaz de aguantar cualquier contratiempo.

Se hace necesario un cambio radical de actitud hacia la vida. Dejar de preguntarnos si tiene significado, para pensar en nosotros como seres a los que la propia vida requiere para cumplir un propósito más grande incluso que nosotros mismos, pero del que a la vez formamos parte como vida que somos.

La vida requiere de una conducta y actuación recta. Asumiendo la responsabilidad de encontrar la respuesta adecuada a cada cuestión que se plantea en el acontecer diario y cumplir la tarea que la vida tiene destinada para nosotros.

Para cada uno de nosotros el significado de la vida es diferente y cambia en cada momento. Por lo tanto no se pude hablar del significado de la vida con carácter general. Este cambia por cada hombre e instante.

Dar la respuesta más elevada de la que seamos capaces conscientemente en cada instante de nuestra vida. Nada se repite, ni la situaciones, ni las respuestas, igual que no se repiten los momentos, son únicos dentro de la eternidad. Unas veces pasaremos a la acción, otras simplemente meditaremos en ello.

Solo existe una respuesta correcta a cada circunstancia que se plantea, pero es tu respuesta y tu situación, y para otro puede ser totalmente distinta, igual que la situación podría ser parecida, pero nunca será igual. De todos modos ambas situaciones y respuestas ayudaran a evolucionar lo que Carl Jung llamara en su día la Mente Universal.

Un hombre puede descubrir que su destino en esta vida es sufrir, y ha de aceptarlo sin más sufrimiento añadido. Su única oportunidad consiste en la actitud que adopte al soportar la carga, pero en ello puede encontrar más compresión hacia la vida y hacia sí mismo que muchos otros hombres de vidas más triviales.

Las lágrimas de un hombre que sufre no lo avergüenzan le dan valor, pues indican que el hombre que llora es valiente y fuerte, pues tiene el valor suficiente como para sufrir y aceptar su sufrimiento, sabiendo que es lo que le toca en este momento.

Para aquellos que no encuentran significado en la vida decir, que es la vida la que sigue esperando algo de ellos. Siempre hay alguien o algo para el que la vida de esas personas tiene sentido.

El hombre que asume su responsabilidad ante el ser humano que le espera o ante una obra no terminada, no podrá tirar nunca su vida por la borda pues conoce el porqué de sus existencia y podrá soportar cualquier como.

La vida humana no cesa nunca, bajo ningún circunstancia, este infinito significado de la vida comprende también el sufrimiento. Cada sufrimiento tiene su sentido. A veces una palabra y una mirada dan mucho más de lo que puede dar un objeto que un hombre necesite.

 

EL HOMBRE ES EL SER QUE SIEMPRE DECIDE LO QUE ES.

 

Recordar de vez en cuando que la vida nos está esperando, siempre en cada momento. No  inventamos el sentido de la vida, sino que lo descubrimos gracias a ella, siempre y cuando nos dejemos llevar.

El sentido de la vida es distinto de un hombre a otro, de un día a otro, de una hora a otra. Lo que importa es el significado de la vida de cada individuo en un momento dado. Cada uno debe llevar a cabo su misión, tenemos un objetivo concreto que cumplir. El sentido de la vida siempre está cambiado pero nunca cesa.

Vive como si lo hicieras por segunda vez, es decir como si la primera vez ya hubieras actuado tan desacertadamente como ahora mismo, en el momento que estas a punto de actuar, y descubrirás que el fracaso no es una opción, es imposible fracasar viviendo de esta manera.

La autorrealización no es en sí misma una meta, es una consecuencia secundaria que sucede cuando un hombre se dedica a seguir el sentido de su existencia.

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Adiós Pasado

Adiós Pasado, Hola Presente

Adiós Pasado[Si lloras por que se ha puesto el Sol, Tus Lágrimas no te dejarán ver las estrellas] Rabindranath Tagore.

Como nos pesa la vida en algunas ocasiones. Caminamos por ella a veces con una pesada carga a nuestra espalda. Llevamos un grueso baúl lleno de malas experiencias, de odios y rencores, y de todo aquello que no logramos superar y que deseamos olvidar, pero que enterramos en nuestro subconsciente.

En algunas personas es tan ardua la tarea de acarrear este baúl, que nuestros cuerpos se encorvan y se pueden apreciar en nuestras espaldas curvas y rodillas doloridas la acumulación de años de duro esfuerzo. De inútil esfuerzo.

Inútil esfuerzo, porque es imposible cambiar lo que ya ha sucedido. Inútil esfuerzo, porque es anti natural ir contra la verdad última que nos está recordando por muy desagradable que fuera la experiencia, no la podemos cambiar.

Somos los únicos seres de este planeta capaces de culparnos o culpar a otro miles de veces si fuera necesario, por algo que ya ha sucedido, es decir somos capaces de sufrir inútilmente. El dolor es un maestro, y enseña, no castiga, nos ayuda a ver las cosas de otra manera y a minimizarnos tanto, que seamos aunque sea por un segundo capaces de desidentificarnos  de nuestro Ego, nuestro falso Yo.

Pero es nuestra actitud mental de recrearnos en nuestro dolor la que evita el proceso de aprendizaje inherente al dolor, y lo sustituye por sufrimiento. La resistencia a negar el dolor y no aceptarlo se traduce en sufrimiento. Todos nuestros sufrimientos juntos son los que llevamos dentro del baúl a nuestras espaldas.

En algunos de nosotros es tal la cantidad de sufrimiento que encerramos en el baúl que ya no vivimos en el presente, sino que lo hacemos anclados en el pasado. Melancolía, añoranza, morriña, arrepentimiento, todos sentimientos que tienen por finalidad aceptar y pasar etapas, pero que en cambio no aceptamos y se convierten en losas.

Se hace necesario que seamos capaces de darnos cuenta, de ser conscientes de que el pasado no existe. Solo es un recuerdo mental. Solo existe el presente. Nuestras vidas cambian completamente en el mismo segundo en el que nos damos cuenta de que solo existe pasado o futuro en nuestra imaginación, en los procesos mentales.

Nosotros somos la presencia que atestigua esos pensamientos y procesos sin juzgarlos como buenos o malos, no somos nuestro pasado y tampoco somos nuestro futuro. Somos eso que se esconde detrás de la actividad mental que nos lleva a recuerdos o premoniciones, algo que ya no es y que quizás no sepamos si será.

Estar asociado al pasado bien sea por no soportar lo duro que fue como experiencia o porque se añora una etapa de vida anterior es dañino, nos acerca a la apatía, a la desesperación y la ansiedad. Pues nuestro ser interior nos recordará lo inútil de este sufrimiento, lo hará precisamente con esos sentimientos mencionados y no será agradable. Pero es la única manera de salir del agujero.

Despréndete del baúl, tu vida es Ahora, Ya, te estás perdiendo el escribir la vida de tus sueños, porque estas atrapado en la vida de tus pesadillas. Se consciente de cómo estas operando a nivel mental y gira, puedes hacerlo cuando quieras, en este mismo instante.

No es tan difícil como crees, simplemente no te has propuesto hacerlo con la suficiente fe y voluntad sin dudas. Por favor sigue, sigue y no pares detrás de todo este dolor se encuentra la sabiduría de haber convertido el plomo en oro. Convierte en un alquimista de las emociones y sentimientos, y despréndete, libérate de tu baúl.

Deja la puerta de tu baúl abierta de modo que tu caminar haga que vayas soltando lastre. Cuando menos te des cuenta descubrirás que ya no llevaras nada más que un baúl vacío. Ese es el momento de convertirlo en el cofre del tesoro. Guarda en el tus nuevos recuerdos y úsalos solo para crear mejores en el futuro, pero siempre disfrutando del camino y viviéndolo todo presente y en el presente.

 

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Un Abrazo

Compro Abrazos, y si te gusta, el segundo me lo das Gratis.

Un AbrazoHay un dicho tradicional que dice que cuando abrazamos de verdad a alguien, se te concede un día más de vida.

Cuan necesitados estamos a veces de calor humano, de sentimiento y emoción compartida y genuina. En una sociedad en ocasiones tan inhumana se hace difícil poner tus cartas hacia arriba y abrirte al prójimo con un gesto tan antiguo y sincero como un abrazo sincero.

Hablo de un abrazo puro, sin palmaditas en la espalda, algo más auténtico. Ambas cabezas reposando levemente en los respectivos hombros, o en el pecho si hay diferencia de altura. Brazos rodeando ambos cuerpos y ojos cerrados. El encuentro de dos cuerpos en un gesto tan ancestral como la humanidad misma. Un abrazo que significa somos uno, siente mi vida en ti y sentiré tu vida en mí, somos uno. Un abrazo que significa no me da miedo estar tan próximo a ti, no me amenazas, me siento como en el calor del hogar, en casa, puedo relajarme y estar tranquilo porque me comprendes y te comprendo.

Que creéis que pasaría, si por ejemplo en el medio de una discusión inútil con una persona amada, os detuvierais, os mirarais a los ojos, y os fundiríais en un profundo abrazo, ausente de palabras.

Que sucedería si por ejemplo, al cruzaros con un mendigo, en vez de darle limosna, o peor aún de sentiros mal porque no queréis darle limosna y os hace sentir incomodos. Os abrazarais a él y solamente le dierais comprensión, quizás no llenaría su estómago vacío, pero alimentaría su alma y la tuya.

Y si la siguiente vez que fueras a criticar la actitud o acción de un ser querido, le abrazaras y entregaras el latido de tu corazón en empatía total.

Todavía más adentro, más profundo. Fúndete en un abrazo único aunque sea en tu imaginación, visualizándolo; con tu enemigo en armas, con la persona que te ha hecho daño y no consigues perdonar, con el que te acaba de amargar el día, con tu pareja que te ha dejado por otro.

A través de un abrazo recuperas tu energía, te llenas de vida. Ya no entregas el poder a otra persona, no te puede hacer daño. Las circunstancias y experiencias no te duelen porque tú ya no estás solo ante ellas, no pueden ni rozarte porque estas en la vida de todos sumando tu vida a la vida única que somos.

 

Un Abrazo Puro para todos desde el fondo de mi corazón, gracias por concederme un montón de días más de vida.

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Relaciones Familiares

Como Evitar Conflictos y Relaciones Familiares Dolorosas

Relaciones FamiliaresTrata a tus familiares como a los amigos que has elegido y estarás siempre rodeado de buenas personas

Al hablar de relaciones personales, como su propio nombre indica, cada uno tenemos las nuestras, y las llevamos como mejor podemos. Pero aquí hay una diferencia muy grande entre las relaciones personales entre familiares y las relaciones personales entre amigos.

Esta diferencia no es otra que tu no eliges a tus familiares, en cambio a los amigos si que los eliges. Esta diferencia en muchas ocasiones lo es todo, y me explico. Conoces a una persona y no te cae muy bien, puedes elegir más o menos las veces que vas a interactuar con ella.

No obstante en el caso de los familiares existen unas obligaciones sociales auto impuestas que te dicen que lo correcto es que tragues saliva y continúes relacionándote con los integrantes de tu familia, a pesar de que alguno de ellos no te caiga nada bien.

Es complicado que todo el mundo te caiga bien, del mismo modo que no puedes agradar a todos. Empezando por que no está en tu mano influir en la opinión que tengan los demás de ti, y además espero que no sea tu propósito el agradar a otras personas, significaría un trabajo muy duro para ti, y al final una perdida de tiempo absoluta.

Si que está en tu mano el competir contigo mismo por la única cualidad que creo que en esta vida merece competir, y esto es, ser mejor persona hoy de la que has sido ayer. Si consigues que cada día te acuestes y te digas con seguridad, si hoy soy mejor ser humano que ayer, tu vida ya es un éxito absoluto y tu Felicidad completa.

Aquí el tema de las relaciones familiares es muy importante. La familia a veces nos duele, pero el dolor es un mensajero y como tal siempre trae noticias. Tenemos que descubrir que verdades esconde ese dolor, pues eso es precisamente lo que tenemos que superar y aprender. Aprender de las relaciones familiares conflictivas.

Las relaciones familiares a lo largo de los años se ven deterioradas por una acumulación de diferencias y sobre todo porque nos juzgamos los unos a los otros y normalmente buscando los defectos del prójimo.

Sucede que algunas ocasiones las diferencias colapsan y se producen desencuentros, hasta tal punto de que llegan a romperse relaciones directas. A veces Padres e Hijos dejan de hablarse, diferencias entre hermanos, etc…

Tengamos claro que siempre, siempre, siempre, se puede volver hacia atrás y comenzar de nuevo. Me puedes decir es que mi caso es imposible de solucionar. Yo te respondo si no puedes perdonar a alguien, que encima es un familiar tuyo, e incluso puede ser tu propia sangre, no estas compitiendo correctamente. No estas siendo mejor ser humano que el día anterior. No va a existir nadie allá arriba que te juzgue y te castigue por no perdonar, no hace falta. Eso que llamas DIOS está también en ti, formas parte de él, tu mismo te encargaras de juzgarte, y creo que no saldrás bien parado.

Por la experiencia que tengo en mi propia vida creo que quizás vendría bien tener en cuenta una serie de aspectos importantes.

  1. No creo que tengas la obligación de llevarte bien con alguien de tu familia, por que sea de tu familia, sino porque llevarte bien con tus semejantes y aportar lo que este en tu mano para que así sea, te hacer ser mejor ser humano.
  2. Nadie es perfecto, o sí, si que lo somos, somos perfectos con nuestras imperfecciones. Los defectos de algunos de nuestros familiares son a veces lo que los hacen particulares y diferentes. ¿por que cambiarlos?. Podemos cambiar la forma en la que nos afectan, sino les damos importancia.
  3. A pesar de sus defectos, tienen virtudes, siempre. Encuentra que aprecias del prójimo e intenta imitarlo en tu vida. Por el contrario, si detectas lo que te desagrada de el, puede que en ti también lo veas reflejado.
  4. Las personas cambiamos con los años, si además competimos con nosotros mismos para ser mejores, cambiamos a mejor. Da una oportunidad a los tuyos de que mejoren y tu se un ejemplo para ellos, mejorando día a día.
  5. No dejes que sea demasiado tarde para decir a tus seres queridos que los Amas. A veces te das cuenta cuando ya no están. En ese instante también comprendes que aquellas discrepancias no lo eran tanto, eran solo tonterías de nuestro ego, defendiéndose de otro ego.
  6. Utiliza las palabras, las afirmaciones para pedir siempre que puedas y sobre todo al acostarte que deseas tener una vida tranquila y llena de buenos sentimientos y relaciones sobre todo con los seres mas cercanos a ti, con tu familia.
  7. Se agradecido con ellos, no adulador. Se trata de que te sinceres e invites a tener una relación verdadera. Cariño de verdad y no obligado por las circunstancias. Hasta el mayor de los insensibles a veces ve rotos sus esquemas ante el Amor y Cariño sincero.
  8. Ni tú, ni yo, ni nadie es la misma persona ahora mismo, que la que fue ayer, entonces, ¿por qué le damos tanta importancia a lo sucedido?. Es es cosa de nuestro ego, no de nuestra verdadera esencia.

Para terminar me voy a contradecir con la parte inicial del articulo en la que explicaba que los familiares no los eliges, para decirte que SI QUE LOS ELIGES, solo que no lo recuerdas.

Estas en esta existencia física como un ser espiritual para crecer y evolucionar en todos los aspectos de la vida única que compartimos. Antes de entrar a formar parte de este cuerpo ya sabías que tenías que hacer, y tu explícitamente has elegido a tus familiares para poder superar y aprender la lección que te habías encomendado. Te rodeas de las personas que te hacen ver como puedes llegar a ser mejor ser humano y así contactar en vida fisica con el ser espiritual que verdaderamente eres. Disfruta la experiencia de ser vida.

 

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
No Necesitas Tener La Razon

Tu necesidad de tener la razón te aleja de las personas que Amas.

No Necesitas Tener La RazonNadie que sabe que tiene razón necesita que se la den

Creo que sin duda alguna la necesidad de tener la razón es la mayor causa de deterioro y de dificultad en las relaciones interpersonales. Tienes que imponer tu opinión y que la otra persona demuestre su error o ser capaz de doblegarla con tu razonamiento. Tiene que haber un vencedor y un vencido en esa discusión, el vencedor debes de ser tú. Así demostraras tu superioridad y de paso minimizaras a tu oponente.

Se trata de la supremacía del  más fuerte mentalmente, de la mente más predadora, la que sin duda sobrevivirá. Que estupidez. De que te sirve tener razón si tu teórica superioridad te separa de los demás, te hace sentir solo y a la vez en contra del mundo. Te muestra como un ser resentido y dominado por un ego enfermizo.

Seguro que alguna vez has perdido un amigo, una amiga, un amor, o un hermano por la discusión más estúpida y banal que te puedas imaginar. Sin sentido ninguno, y sin posibilidad de llegar a ninguna parte, pero llevada hasta el final, solo, sí, solo, por la necesidad de tener la razón. En ese momento estabas minando una amistad, un cariño incluso de muchos años y tirándolo por tierra. Pero, también estabas aprendiendo algo muy importante, y eso es lo que aquí viene…

Eres un ser espiritual en un cuerpo humano y por lo tanto la relación espiritual es una relación entre iguales, no tienes la necesidad de demostrar que el otro está confundido. No existe alguien que vence y nadie que es vencido. Todos tenemos nuestra opinión y si es sincera, todos tenemos nuestra verdad y no importa que se contradiga con la de otra persona. Siguen siendo verdades, de personas diferentes, pero de seres espirituales iguales.

Quieres ver como comienzan a surgir en tu vida la magia, comienza por probar a evitar durante unos días hacer saber al otro que está equivocado, y verás cómo tu mundo de relaciones cambia.

No tienes por qué morderte la lengua, solo date cuenta antes de hablar y tomar parte en la confrontación de que tu opinión difiere de la del otro, de que no necesitas demostrarle nada, y mucho menos que se equivoca. Si eres capaz, de retenerte en ese instante abras obrado un milagro, has cambiado un conflicto seguro por una respuesta de respeto hacia tu prójimo

A nadie, ni siquiera a ti te gusta que te demuestren que has cometido un error.

Sabes que es así, pues entonces porque tener la necesidad de provocar el desagrado en un semejante. Se trata de una relación espiritual, en ella no hay un ser superior ni uno inferior, solo dos seres que se complementan a la perfección con sus diferentes opiniones. De este modo tan sencillo el amor seducirá al rencor en tus relaciones.

Tus hijos son un buen ejemplo de educación saludable, ellos no necesitan que se les muestren sus errores y sus equívocos, sino que necesitan que los guíes. Siempre puedes enseñar sin necesidad de mostrar la equivocación y de hacerles sentir estúpidos o en vergüenza.

Puedes comentar que tu opinión en la circunstancia en particular es diferente, ayudarles a examinar sus propias explicaciones, preguntarles como han llegado a esas conclusiones. De este modo quizás vean de otro modo tu punto de vista y sin tu obligar a nadie, ni ponerles en entre dicho muchas veces delante de sus amigos, conseguir ayudar sinceramente y ganarte el respeto de tus hijos con Amor, Compresión y una mente más abierta.

Basta con que en tu interior seas consciente de esta sabiduría espiritual de no necesitar la razón y marcarte como objetivo que los demás sean capaces de ver ese conocimiento por si mismos.

Puedes emplear este nuevo modo de comportarte en el trabajo, con los amigos, con tu pareja, tus hijos. Todos saldrán ganando de la relación con el nuevo TU que ha nacido. Ese TU que no desea tener la razón porque sabe que el que tiene la razón no necesita que se la den. Y mucho menos necesita hacer quedar mal a nadie para imponer su razonamiento. Ese nuevo TU sabe que los demás tienen su opinión y les permite expresarse con total dignidad y libres de temor a quedar en vergüenza.

 

Gracias, Gracias, Gracias.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Consejos cultivar la Paciencia

Consejos para cultivar la Paciencia

Consejos cultivar la PacienciaDetrás de cada descubrimiento científico, de cada hito de la humanidad y de la naturaleza, se encuentra la calma, la serenidad y el sosiego de alguien que en su día decidió esperar al momento oportuno y no perder la paciencia.

 

Como complemento a la entrada  “No perder la Paciencia es Salud Psicológica” os dejo una lista de consejos para poner en práctica muy útiles para cultivar la paciencia y fortalecer una vida sin estrés, ansiedad, angustia y otros problemas por el estilo. Espero que os sirvan de gran ayuda.

Consejos para cultivar paciencia

  • Cada persona se comporta de la manera que cree mejor para ella. Querer que alguien haga las cosas como a nosotros nos gustan es motivo de perder la paciencia.
  • La crítica, el juzgar  a otros, es buena semilla de la impaciencia.
  • Discernimiento. Tenemos que saber que se puede cambiar y que no se puede cambiar y aceptarlo tal como es.
  • Meditación. El arte de contemplar el momento presente y aceptarlo tal como es. Fuente de paciencia eterna.
  • Los hijos y su comportamiento nos pueden sacar de quicio. En estos instantes tener una acción desde la calma y el sosiego no tiene precio. Detrás de la situación se esconde la superación personal a través de la virtud de la paciencia.
  • Cada cosa tiene su propio ritmo, es como el Tango. Se sabio y acepta el ritmo de la vida.
  • El tiempo que requiere la paciencia, puede ser utilizado eficazmente en pensamientos positivos en vez de desperdiciarlo en actitudes automatizadas e inútiles.
  • Saca provecho de cualquier situación, sin calificarla de mala o buena, ese tiempo que le des antes de juzgarla, te hara cambiar de opinión, ese tiempo es la paciencia.
  • Piensa seriamente en esto: “Tener prisas, es como querer llegar pronto a ser anciano”

 

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Paciencia

No perder la Paciencia es Salud Psicológica

PacienciaUna noche estrellada decidí mirar al cielo y pensé ¿cuanto tiempo necesitaría para contar todas estas estrellas?. La Paciencia respondió, tomate el tiempo que necesites.

La vida que muchas veces llevamos está  falta de equilibro, nuestras acciones no son tales, son más bien reacciones y además impulsivas. Estas reacciones de enfado, miedo, estrés, ansiedad contribuyen todavía más a un mayor desequilibrio y a una deficiente salud psicológica imposibilitando el merecido bienestar integral  que nos pertenece por naturaleza.

Si miramos un poco nuestra sociedad y el estado en el que se encuentra, vemos que la falta de paciencia es sin duda el detonante principal de muchas de las situaciones de violencia, de nerviosismo y estrés.

La ausencia de esa pausa, de ese detenerse guardando un instante de calma, hace imposible que pensemos con claridad y precisión. Nos convertimos en robots reactivos. No respondemos a las circunstancias con claridad, nos vemos arrastrados por ellas como los rápidos de un rio.

Entonces nuestra respuesta es rápida, no meditada, respuesta de supervivencia pero sin necesidad. En resumidas cuentas desmesurada para la circunstancia sobre la que estamos actuando. Estamos matando moscas a cañonazos.

Cultivar el arte de la paciencia requiere de “paciencia” (es broma) esmero, dedicación y sobre todo de un estado de atención importante. Tenemos que estar alerta hacia cualquier salida de tono desmesurada y alocada. Ahí se encierra el valiosísimo síntoma de que perdemos el control y estamos reaccionando.

Es el momento de contar hasta mil millones y respirar profundamente, no porque estemos evitando maldecir y soltar sapos y culebras a quien quizás hasta se lo merece, sino porque en ese control del tempo, la emoción no nos arrastra y comenzamos entonces a ser los dueños de nuestra vida. Ya no son las circunstancias las que condicionan nuestra Salud Psicológica, somos nosotros los que decidimos que hacer en cada momento. Buf, no sé tú, pero a mí esto me parece una liberación enorme y un buen modo de evitar el sufrimiento.

La paciencia permite que la vida siga su curso, que fluya a la velocidad adecuada. No reaccionamos ante la situación, decidimos como afrontarla.

Acaso el árbol tiene prisa por crecer. Cuando surge de la tierra es apenas una hierba frágil, débil. Solo utilizando la inteligencia innata de la sabia naturaleza y unos cuantos cientos de pacientes años se convierte en un majestuoso ser de tronco grueso que no es posible abarcar por varias personas que unen sus brazos. Que bello ejemplo de llegar a su propósito de vida a través de la paciencia.

Entonces… ¿porque nosotros nos empeñamos en nadar a contra corriente? ¿por qué luchar por nuestros éxitos hasta la extenuación? ¿Por qué enfrentarnos a las circunstancias de la vida?

 

Os dejo en este enlace unos sabios consejos para cultivar la paciencia y nuestra salud psicológica.

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
El tiempo psicológico

El tiempo psicológico

El tiempo psicológico

[Todo problema nace del tiempo psicológico, si te paras y eres consciente del momento presente, todo conflicto desaparece]

Todos los problemas de estrés, ansiedad y negatividad nacen de vivir atrapado en el tiempo psicológico. El tiempo psicológico es la principal fuente de alimento del ego y la identificación con el ego es la raíz de todo conflicto y sufrimiento en nuestras vidas.

El tiempo psicológico es el producto mental de la negación del momento presente y el apego al pasado y/o al futuro. ¿Quién no ha sentido en algún momento que cualquier tiempo pasado o futuro es mejor que el momento actual, el momento presente?

Cuando ese estado mental se convierte en tu estado natural de vida, comienzan a aparecer el estrés y la ansiedad, por que nunca consigues aquello que anhelas. El presente no es suficientemente bueno, y estar en otro momento o lugar se convierte en una necesidad constante. Por lo que no disfrutas de la vida. Ésta se vuelve algo turbio, repetitivo y mientras se despliega ante ti toda su belleza y perfección, tu continúas encerrado en un bucle mental lleno de ruido que capta toda tu atención.

Puedes pensar que olvidar el pasado o no tener expectativas ni planes de futuro, puede tornar la vida en algo pobre, vacío, muerto. Pero realmente es todo lo contrario. Vives la vida y permites que ella te viva.
Por supuesto que no debemos obviar las enseñanzas del pasado, ni los buenos momentos del mismo, como tampoco negar todo plan de futuro…pero nunca uno u otro pueden ser más importantes que el momento presente. El aquí y ahora. Si no, cuando logres tus metas futuras, no disfrutarás de ellas, de su preciso momento, por que continuarás atrapado mentalmente por otro nuevo plan de futuro, que parece ser mejor que el presente.

Para el tiempo psicológico todo son problemas y preocupaciones: “¿Qué será de mi?” “¿Porqué me hicieron aquello?” “¿Cuando seré feliz?” “¿Cuánto tiempo podré aguantar así?” etc, etc, etc. Es una larga lista de interrogantes que nunca termina, con el enorme sufrimiento que ello conlleva.

Aparca un segundo todo ese tiempo psicológico, imaginario e irreal. Ahora mismo, párate un segundo y pregúntate: “¿Que problema tengo ahora, en este preciso instante?”. Si verdaderamente lo piensas, mejor dicho, dejas de pensarlo, te das cuenta de que es perfecto, que todos tus problemas son ideas mentales en el futuro o en pasado. Y puede que muchas de ellas nunca ocurran. Es algo que realmente, no sirve para nada, más que para crear sufrimiento e infelicidad.


Vivir en el presente es algo que se entrena, que se aprende practicando


Puede que no dure ni un segundo, esa sensación de estar libre de problemas, pero es algo que se aprende, se entrena, se práctica con la mente para darle la serenidad, tranquilidad y paz que ella necesita para ser útil, servicial y efectiva.

Usa el tiempo práctico, reserva un tiempo cada día para preparar tu agenda, tu lista de tareas, y después vuelve al tiempo real, al único que existe, el momento presente. Como mínimo acéptalo y si puedes, disfruta de él o vívelo con entusiasmo, pero nunca lo niegues o trates de escapar de él.

Bienvenido al momento presente, bienvenido al ahora.

 

Namasté.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
aceptar a los demás, aceptar la diversidad

Aceptar a los demás

aceptar a los demás, aceptar la diversidadUn grandísimo paso en el terreno de la superación personal y sobre todo en el alivio de problemas como el stress, la ansiedad, la “supuesta obligación” de controlar todo e incluso la depresión, es el de la aceptación. La no aceptación a los demás o a los acontecimientos cotidianos actúan como cadenas que te mantienen constantemente atado para conseguir que todos sean y piensen como lo haces tu.

Es un hecho constatado que nos sentimos mejor y más a gusto con la gente afín a nosotros, a nuestros pensamientos, carácter o idea frente a la vida. Por ello siempre tratamos de rodearnos de ese tipo de personas. Pero a menudo, sobre todo en el trabajo, nos vemos obligados a convivir con gente muy diversa y muchos, como debe ser, no tienen el mismo pensamiento que nosotros. Entonces chocamos.

Es algo que también ocurre con nuestros hijos, padres, pareja e incluso amigos. Por que ante diferentes situaciones cada uno, nunca mejor dicho, “somos un mundo”.

Verdaderamente es esa diversidad la que hace entre todos construyamos un mundo conjunto y evolucionemos creciendo con las experiencias entre unos y otros.

Querer controlar, querer hacer que otras personas piensen como tu, supone un gasto inútil de energía, una necesidad constante de juzgar y un gran malestar, que finalmente puede derivar en problemas se salud, sobre todo mental.

¿Cómo romper con el hábito y empezar a aceptar a los demás?

La primera constante que debes tener clara para permitir que los demás sean como son, es la de ver que tu mismo eres como eres. Todas tus experiencias vividas, todos tus pensamientos y acciones que han forjado finalmente tu carácter. Del mismo modo que también forjaron el carácter de cada uno de nosotros.

Podemos no estar de acuerdo, algo innegable,  pero no por ello nuestro punto de vista es mejor o peor. Y tampoco somos dueños de la vida de nadie, más allá que la nuestra.
Claro está, que si hablamos de niños pequeños, adolescentes, etc…si hay ciertos puntos que deben ser si o si…

También podemos, y debemos, dar nuestro punto de vista personal, pero siempre desligándonos del resultado final. Que no es más que un yugo que nos ata y que normalmente nos lleva a la frustración.
Milagrosamente, a menudo, cuando te desinteresas de que la otra persona haga las cosas como tu las harías, éstas comienzan a seguir consejos y compartir tus opiniones. Aunque no sea en su totalidad, si en parte veras como los cambios poco a poco se producen.

¿Porque? Cuando defendemos con uñas y dientes un punto de vista personal, y tratamos de imponer nuestros juicios, nuestro ego cobra vida, busca un alimento inmediato para reconfortarse. Sentirse superior a otro ego, o sentirse inferior, no le supone una gran diferencia en su crecimiento. Sólo busca una nueva idea con la que identificarse, si consigues imponer tus ideas, te hará creer grande y superior. Si no lo consigues, pequeño y frustrado. Como he dicho antes, no le importa el resultado, sólo sentirse identificado.
Por ello, cuando en nuestras relaciones no actúa el ego, sino el verdadero deseo de aconsejar, opinar o ayudar, conectas más y mejor con la otra persona. Incluso te llegan a escuchar, cosa que aunque creas que no, no ocurre en el “modo ego” de ataque y defensa.

Comienza por dar pequeños pasos, acepta primero esos puntos de vista que no te suponen tanto esfuerzo.
Ábrete a nuevas ideas, o simplemente deja que existan, por que la diversidad no es un enemigo. Es algo que nos hace crecer, evolucionar. Es la magnífica forma en la que el universo entero se expresa… podrás cambiar a 1,2, o 1000 personas, pero siempre encontrarás a aquel que no opina igual.

Es inútil. Actúa sobre lo que sí puedes cambiar. Tu persona.

 

Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
10 acciones que cambiarán tu vida

10 Acciones que cambiarán tu vida

10 acciones que cambiarán tu vidaComo se que a nuestras mentes analíticas y conceptuales le gustan mucho los manuales 1,2,3… para conseguir mejorar o conseguir algo, he decidido hacer un pequeño artículo con 10 puntos claves. Con el mero hecho de aplicarlos (algunos pueden parecer más sencillos que otros), son capaces de mejorar la vida de cualquier persona, eliminar el stress, superar la ansiedad e incluso ponernos en camino del éxito o nuevas metas.

Algunos ya los hemos tratado con mayor profundidad en SoylaVida.com, otros quizás sean nuevos y novedosos. En cualquier caso, encontraréis los enlaces para que podáis ver con más profundidad los puntos ya comentados.

Aunque la lista de consejos pueda ser más amplia, creo que estos 10 puntos son un magnífico punto de partida para comenzar. Ninguno de ellos es imposible de lograr, son todos simplemente una elección. Elecciones para vivir felices.

  1. Fomenta la auto disciplina

    Ninguna acción o pensamiento termina convirtiéndose en hábito si no nos exigimos a nosotros mismos disciplina, perseverancia y constancia infinita. La disciplina nos permite conseguir nuevos hábitos, nacidos de pensamientos y acciones.

    Para poder aplicar cualquiera de los 9 consejos siguientes, es un requisito obligatorio. Desde ahora te digo que sin él, ningún cambio es posible.

  2. Acepta todo cuanto ocurre, bueno o malo

    Hay gente que nunca esta contenta con lo que pasa en sus vidas. Por ello, siempre tienen que estar luchando contra todo cuanto ocurre en sus vidas hasta el punto de la locura.
    Algunos son capaces de amargarse y estar de mal humor por el hecho de que llueva o haga frío…

    La aceptación lo es todo. Es la comunión con la vida. Si antes de aceptar algo que ya ha pasado y es inevitable su cambio, pasas por 40.000 pensamientos de resistencia, lo mejor que se puedes hacer es ahorrarte el mal trago de cargarte de negatividad y pasar a la aceptación. Al fin y al cabo siempre acabarás en ella. Mejor hacerlo lo antes posible.

  3. Agradece cada día

    Cada mañana cuando te levantes, dedica tus primeros pensamientos a agradecer la oportunidad de disfrutar de un día más, por muy mal que “pinte” éste.

    Del mismo modo, tus últimos pensamientos del día antes de acostarte que también sean de gratitud.
    ¿Por qué? Porque la gratitud es fluir, amar tu oportunidad de vivir. Abraza todos tus experiencias, únicas, creadas por y para ti.

  4. No juzgar

    La acción de no juzgar quizás sea la más difícil de esta lista a la hora de ponerlo en práctica, pero sin duda es una de las más poderosas para hace la vida pura dicha.
    Juzgar a los demás es un hábito, desgraciadamente muy arraigado a nosotros, los seres humanos. Es una necesidad básica para el ego, incapaz de vivir en la ausencia de juicio. Toda su identidad se basa en el tiempo, futuro y pasado, y en juzgar. Nos hace creer superiores a los demás, haciéndonos creer que tenemos la razón y el otro esta equivocado.

    En el fondo, juzgar es separarse del mundo, lo que nos hace pequeños y a la larga indefensos en un mundo aparentemente hostil para el ego.

  5. Reserva tiempo para tú espacio personal

    El hecho de que reserves un tiempo diariamente a calmar tu mente para que recupere la serenidad es vital. Tan necesario como respirar.
    La mente es como un supercoche de carreras, su precisión es milimétrica, pero necesita para en boxes, repostar, comprobar sus niveles, para poder continuar la carrera.

    Ya sea a la noche, o a la mañana, y mejor si lo puedes hacer ambas veces, dedica un rato a ver que hay en tu mente. Para ello, la meditación es la mejor “herramienta” para silenciar, enfocar y serenarla.

    Te aseguro que una vez compruebes los beneficios tanto psicológicos como físicos que te aportará, será algo que eches de menos si dejas de hacerlo.
    Dedica 10 minutos. No te resguardes en excusas, todo el mundo tiene 10 minutos diarios para si mismo si uno quiere. Piensa que no hacerlos es como decir que no tienes tiempo para echar gasolina al coche por que estás muy ocupado conduciendo…

  6. Siente tú cuerpo interior

    Tu cuerpo tiene vida. Cada célula en tu organismo es un pequeño cosmos, que se rige por las mismas leyes que el mayor de los universos.
    Si por un momento, te concentras en tus manos sentirás una leve vibración. Esa vibración eres tu…eres vida. Poco a poco puedes entrenarte y sentirla en todo tu cuerpo. Es algo que cuanto más entrenes más sencillo te resultara percibir, hasta que llega un punto donde lo percibes constantemente durante casi todo el día.
    Esto es una técnica genial para salir de la mente, pensamos durante todo el día, nos identificamos totalmente con nuestros pensamientos y hacer ésto lleva tu consciencia a tu cuerpo, el templo donde realmente vives.

  7. Deporte y ejercicio

    Cada día más gente es consciente de lo importante que es mantener nuestro cuerpo activo durante el día. El deporte y el ejercicio, son un magnifica forma para salir de la mente, acallarla. La mente no puede seguir su “chachara” continua cuando el cuerpo demanda todo tu atención.
    Además genera una gran cantidad de endorfinas, un sustancia que genera naturalmente el cerebro para aliviar el dolor muscular  producido por el ejercicio, y que produce una sensación extraordinaria de bienestar que dura varias horas tras su realización.

    Yoga, Pilates, Tai-Chi, etc…son técnicas que se conocen desde la antigüedad con potentes beneficios para la mente, el cuerpo y el espíritu.
    También puedes optar por pasear en contacto con la naturaleza, correr (aunque es algo agresivo para las articulaciones) o cualquier otra actividad para mantener el cuerpo en forma, tonificado y vivo.

  8. Cambia tú alimentación

    Algunos científicos aseguran que “somos lo que comemos”. Como consejo, siguiendo otras recomendaciones te aconsejo eliminar de tu dieta los lácteos. ¿Por qué? Este artículo explica las principales razones, lo recomiendo si en tu alimentación está muy arraigado el consumo de lácteos.
    Tampoco es muy recomendable el abuso de carne, especialmente la carne roja. Si estos animales, están sometidos a stress, su carne contiene residuos de esas toxinas que posteriormente consumimos. Y quitando algunas excepciones todos sabemos que tipo de vida llevan estos animales en las granjas.
    Verdura, frutas, y mayor cantidad de pescado aportan una gran cantidad de nutrientes y generan más energía de la que podemos demandar diariamente. Cada día más gente es consciente de ello y están disfrutando de una alimentación más sana y equilibrada.

  9. Evita la violencia

    Ya sea verbal, física o psicológica, cualquier tipo de violencia es contraproducente para aquel que desea disfrutar de una vida más placentera y positiva.
    La televisión, es una fuente inagotable de violencia y miedos. Se muy selectivo con todo lo que ves. Si ya conoces el poder de los pensamientos y como ellos afectan a tu vida, se un buen guardián, no permitas malas hierbas en tu mente.

  10. Se paciente

    Dicen que la paciencia es la madre de la ciencia. Bueno, yo creo que la paciencia es la virtud más importante…Yo trabajo constantemente cultivando mi paciencia. Antes era muy impaciente, todo lo quería ya, mañana era demasiado tarde. Esto genera un stress y una ansiedad grandísimos y no sirve para nada. Cuanta más prisa, más contratiempos depara el camino.
    He dejado este punto para el final conscientemente, por que ninguno de los anteriores funcionará si él.
    Se paciente, comienza a introducir los cambios con fe en tu vida. No quieras dar grandes saltos y todo debe transcurrir paso tras paso, poquito a poquito.
    Si te consideras una persona nerviosa, fácilmente presa del stress, cultiva a cada segundo la paciencia. Verás como todo comienza a ir sobre ruedas.

Lo mejor de todas estas acciones y consejos es que todos y cada uno, son cambios que realizas en ti. Por y para ti, que harán que cambien el mundo donde vives. Cambiando tu interior, cambiarás el exterior.

Namaste.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS