Sonrisa

Sonríe siempre y sobre todo a aquel que no quieres Sonreir

SonrisaUna sonrisa enriquece al que la recibe sin hacer pobre a quien la ofrece. Dura un segundo pero su recuerdo puede perdurar toda una vida

Dicen que por termino medio un niño sonríe más de 300 veces al día, la mayoría de ellas sin motivo alguno, solo porque sí. Por contrario un adulto sonríe una media de 15 veces al día. Y luego nos preguntamos porque los niños siempre parecen felices.

Explicado de un punto de vista físico la sonrisa provoca la flexión de más de 15 músculos de nuestra cara solo en la parte cercana a la boca, y se extiende a prácticamente todos los músculos de la cara.

La sonrisa es una expresión que no se aprende, sino que se nace con ella. El sonreír además de cambiar el aspecto de nuestra cara hace que el cerebro produzca endorfinas reduciendo el dolor físico y también el emocional, además de generar una sensación de bienestar. Por eso es conocida como la hormona da la felicidad y la alegría.

En cuanto a la relajación muscular que proporciona una carcajada sincera, es bien sabido en terapias desde hace tiempo que aplican la sonrisa como práctica. La sonrisa libera tensión muscular en la cara y la frente y sobre todo en la zona maxilar. Tensiones muy comunes en nuestros tiempos sobre todo en personas que realizan trabajos ofimáticos con ordenadores.

Daros cuenta de que después de unos momentos de risa verdadera, nos encontramos calmados y relajados, a veces también medio doloridos de tanta tensión, pero que es sana y posteriormente deja el cuerpo totalmente suelto y libre.

Una sonrisa no cuesta nada y provoca en muchas ocasiones una respuesta apacible y de confianza por parte del que la recibe.

Es en muchas ocasiones la mejor manera de causar una buena impresión a alguien al que acabas de conocer. Sin duda alguna es bastante más agradable ver a alguien que te recibe con una sonrisa en la boca que a otra persona con un gesto serio como de desconfianza.

Pero quizás la parte más desconocida de la sonrisa es la parte energética. Al sonreír irradiamos una frecuencia de onda de profunda alegría y gozo, es tal la intensidad energética liberada y la sensación que la acompaña que el Universo del que formamos parte tiene una rápida respuesta vibratoria similar. Generando para nosotros y con nosotros más situaciones análogas que provoquen Alegría y dicha.

Resumiendo nos cuesta lo mismo sonreír cada vez que hablamos con alguien que no hacerlo, pero los beneficios de hacerlo son por mucho meritorios como para elegir dar y recibir de cada persona una sincera y gentil sonrisa.

Ríe y sonríe tienes más motivos para ello de los que te das cuenta, y deja que la fuente que todo lo crea para que esa gracia vaya a más y más en tu vida.

Una gran sonrisa de parte de soylavida.com

 

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *