el sabio y el coche de lujo

El sabio que ganó un coche de lujo…

el sabio y el coche de lujoCuenta una historia que a un sabio le tocó un coche de lujo en un sorteo. Su familia y amigos se alegraron mucho por él y fueron a celebrarlo.

-¡Que estupendo!¡Que suerte tienes! -dijeron.
El sabio, tranquilo y calmado, solamente dijo: -Puede ser.

Durante unas semanas disfrutaron del coche. Pero un día, un conductor borracho se estrelló contra su coche en un cruce y el sabio fue a parar al hospital. Rápidamente su familia y amigos corrieron al hospital para conocer su estado y le dijeron:

-Esto sí que ha sido mala suerte.
Una vez más el hombre sonrió y dijo: -Puede ser.

Mientras estaba en el hospital, una noche hubo un corrimiento de tierras y su casa cayó al mar. Sus amigos volvieron al día siguiente y dijeron.

-Que suerte has tenido de estar aquí, en el hospital.
Y el dijo otra vez: -Puede ser.

 


 

Bajo el sosiego, tranquilidad y serenidad del sabio con su “Puede ser”, se esconde la total aceptación de los acontecimientos. No repara en juzgar lo que es “bueno” o lo que es “malo”. Para él, simplemente TODO ES. Todo es como debe ser y no trata de ver los acontecimientos como hechos aislados, sino que comprende que todo es una sintonía de acontecimientos continua que nos acompaña.

Y no hace falta ser un sabio, ni ganar un coche de lujo en un sorteo para darse cuenta de que TODO tiene su razón de ser y en cada desgracia, tiempo después vemos una oportunidad de vivir, crecer, mejorar y aprender en la escuela de la vida. En último termino, para eso estamos aquí.

Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

3 pensamientos sobre “El sabio que ganó un coche de lujo…”

  1. En este momento estoy pasando un proceso de divorcio y tengo muchos sentimientos tóxicos las 10 claves de la felicidad me han ayudado, gracias!!!

  2. Haber quedado sola sin pareja desde hacen muchos años, me encuentro viviendo en otro país cerca de mi unico hijo y conviviendo con flia. que practica determinada religión que no comparto, es un desafío que enfrento día a día y en su página encuentro siempre las palabras que necesito. Gracias por estar ahí para mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *