La Duda

¿Por Qué Tienes Dudas?

La Duda[Nuestras Dudas Son Traidores Que Muchas Veces Nos Hacen Perder El Bien Que Podríamos Ganar Si No Temiéramos Buscarlo] William Shakespeare

     ¿Qué es la duda? La duda es ese acompañante inoportuno que te quita la felicidad, el sueño y te vuelve vulnerable a las circunstancias. La duda aprovecha la indecisión del débil para convertir su vida en inseguridad continua. En el fondo la duda no es una vacilación o la falta de confianza, en el fondo la duda es miedo.

     Miedo de uno mismo, de la vida, del cambio continuo e incontrolable, de los obstáculos que la vida te pone delante como pruebas que superar. Miedo a ser capaz de conseguir lo que deseas y no saber desde es instante que hacer con tu vida. Miedo a conseguir tus sueños y no tener otros. Miedo a no saber lo que quieres, pero sobre todo miedo a no saber lo que eres.

     La duda es saludable cuando algo se ha dado por seguro y cierto durante mucho tiempo y te limita, te dice que tu no puedes hacerlo, que no eres un ser ilimitado. Ese instante de duda es el único que puede hacer de ti alguien mejor, alguien que aumente su autoestima cada vez que la indecisión aparece en su vida. Alguien que no tiene miedo de tener opciones. Alguien que esta deseando enfrentarse a la vacilación porque es un reto de crecimiento. Alguien que sabe que es mejor dudar que descansar en el error.

La Mejor Manera Que Conozco De Disipar Cualquier Duda Es Pasar A la AcciónDudas y Acción

¿Por qué Dudamos?

     Creo que la duda aparece porque tememos poner a prueba nuestra propia capacidad de enfrentarnos a algo y ser rechazados o criticados por ello. Ponemos en juego nuestro prestigio y la perdida del mismo. Seria muy duro defender las apariencias y lo que los otros piensan de nosotros si tuvieran motivos para criticarnos.

     En el centro de todo la duda nos hace indignos de lo que poseemos y más todavía de lo que pudiéramos poseer. Es como si fuera una atracción natural hacia la decepción de uno mismo y la mentira, en la cual somos capaces de decir lo que no sentimos y de hacer lo que no queremos hacer.

     La duda supone la perdida del control, la perdida de la fe, es como si nuestra alma estuviera enferma. Es capaz de deprimirnos, de crear ansiedad y estrés. Agota nuestras fuerzas físicas y síquicas y nos convierte en marionetas de nuestros pensamientos.

¿Cómo disipar la duda?

  • Pasando a la acción, usando la duda como parapeto desde el que impulsarnos hacia adelante. Sabemos que los errores nos enseñan por lo tanto no es posible fracasar.
  • Sirviéndonos de ella, porque sabemos que a través de la duda es posible investigar en la búsqueda de la verdad, en vez de que nos detenga y convierta nuestros pies, en pies de piedra sobre el suelo.
  • Aumentando nuestro autoestima día a día, en cada caso de duda que surja, elegir y seguir con fe ciega sin importar el resultado.
  • Ver el lado positivo de la duda, en tal caso si se trata de elegir entre una decisión y otra, elegir la opción que nos haga mejores personas que ayer, no falla nunca.

     Es un hecho irrefutable que detrás de las dudas más grandes de la humanidad se encuentran los motivos más íntimos y profundos por los cuales hemos ocupado este cuerpo. La duda bien orientada hace que seamos capaces de conocernos a nosotros mismos, capaces de ver nuestra naturaleza divina.

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Un pensamiento sobre “¿Por Qué Tienes Dudas?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *