Orgullo y Perdón

Perdóname, ni Tú ni Yo Somos Hoy los Mismos de Ayer

Orgullo y PerdónEl Perdón da la Oportunidad de Libertad al que lo Concede y de la Sabiduría a quien lo Recibe

          Me gusta mucho caminar, por el placer de hacerlo no por llegar a ningún sitio en particular. Es agradable sentir incluso las inclemencias del tiempo protegido con ropa de abrigo o con un paraguas.

     Uno de los sitios por los que paseo habitualmente se encuentra rodeado de pequeños huertos en los que cultivan diferentes hortalizas. Es una costumbre bastante habitual donde yo vivo tener un huerto como pasatiempo de personas desocupadas o que ya se han jubilado. Incluso mi padre tiene un huerto en el que disfruta ver crecer y recoger sus tomates, lechugas, etc…

          Hace algún tiempo una persona a la que conozco y con la que tenía una relación cordialno es que fuéramos Amigos sino que nos saludábamos al vernos y nos tratábamos con respeto – me recrimino de una manera aireada que ocupaba su zona de aparcamiento habitual de su coche, y que ese no era mi barrio, que aparcará mi vehículo en otro lugar.

         Le comente con tranquilidad que las calles son de todos, pero que si creía que era lo correcto, no había problema, yo aparcaría mi coche en otro lugar y asunto arreglado. El caso es que esta persona en particular dejó de hablarme. Dejó incluso de saludarme y cuando me veía venir de frente se cambiaba de acera.

          Es una persona a la que conozco hace 5 años aproximadamente, conozco de su carácter fuerte y además como tiene un problema de salud en las cuerdas vocales, habla con muchísima dificultad y esfuerzo físico. Algo así como que para susurrar él tiene que hacer el mismo esfuerzo que si emitiera un grito.

          Se había enfadado conmigo, era una bobada, pero no me saludaba. Cada vez que pasaba por delante de su casa, – algo que hago la mayoría de las mañanas al ir a mi trabajo – mi mente me recordaba automáticamente el incidente. Ya sabéis la mente es magnifica resolviendo problemas, sobre todo porque ella es la que los crea.

          Decidí enfocar el asunto de un modo más práctico, lejos del orgullo y de pensar que él no tenía derecho a ser maleducado conmigo por algo que ya habíamos arreglado. Yo no me sentía dolido por mí, me dolía más que una persona que estaba enferma y que tenía la oportunidad de encontrar una explicación a su enfermedad, de saber ¿Por qué? No fuera capaz de darse cuenta de que esa era la respuesta a la pregunta. Esa actitud de rencor hacia la vida y las personas era precisamente lo que le había provocado su malestar. Deseaba que se diera cuenta porque estoy seguro que esa pregunta le hacía sufrir, incluso más que su enfermedad.

          Tomé la decisión de seguir como si nada hubiera sucedido, cada vez que nos cruzábamos, el agachaba la cabeza, yo le miraba e incluso las primeras veces le saludaba, sin obtener respuesta, pero no por eso iba a sacrificar la posibilidad de que esa persona aprendiera de la vida en pos de mi orgullo personal. Continuaba saludándole en ocasiones solo con la mirada.

          Hace unos días después de varios meses con esta actitud hacía mí. Me cruce de nuevo con esa persona y me hizo un gesto de complicidad con la mirada y la cabeza, yo le dije – Bueno, Hasta Luego – me subí en mi coche y me dispuse a ir a trabajar. No puedo transmitir con palabras lo feliz que me sentí, mis ojos dejaron escapar unas lagrimas de esas que no caen por la cara, sino que permanecen en ellos haciéndolos todavía mas bellos, lagrimas de alegría absoluta.

         Ayer mismo volví a cruzarme con esa persona y con su mujer, les saludé cordialmente como saludo a todos los que así lo desean, y me respondió afablemente como siempre lo había hecho hasta nuestro desencuentro.

          Ahí me di cuenta de que él había aprendido. Es posible que su mente de fuerte carácter le haga todavía de las suyas, pero sé que él ya sabe el  porque está enfermo. Y es más, creo que sabe que aunque tiene una enfermedad, se puede vivir con una enfermedad y tener salud, salud  y bienestar psicológico, salud Espiritual y del Alma. Y esa es la mejor manera de sanar nuestro cuerpo.

        Como tantas veces os he comentado. Detrás de toda vivencia que consideramos desagradable siempre hay un tesoro escondido a modo de Sabiduría De La Vida, esperando a que lo descubramos. ¿Qué te puede enseñar esta experiencia para aplicarla en tu vida?

  • Ni tú ni yo somos hoy la misma persona que ayer, entonces porque seguir guardando nuestros desencuentros. Yo Actuaré como si nada hubiera pasado.
  • La enfermedad física tiene una explicación que se encuentra en el fondo del corazón. Si estas atento y eres sincero la encontrarás.
  • El orgullo, no bajarse del burro, no aumenta tu autoestima. Lo que hace es esconder tu corazón humano detrás de tu mente egotista.
  • Pocas cosas te reportarán más Alegría que sentir que has ayudado a alguien a ser consciente por si mismo de su inconsciencia. Alguien que se “da cuenta” empieza por fin a vivir su vida.

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

6 pensamientos sobre “Perdóname, ni Tú ni Yo Somos Hoy los Mismos de Ayer”

  1. Hola Javier y soy la vida ami me paso éso con una compañera de trabajo hace ya 7 años que nos conocemos ibamos de disco junto con otras chicas, a las cenas de trabajo o sea nos llevabamos bien,bien un dia en el trabajo surgio una cosa que le sento mal porque penso que yo habia sido la causante.Yo le conteste normal pero me sento fatal porque?me pregunté?Fui a llorar… ése mismo dia me hablo no de lo que habia pasado sino de como habia ido le conteste normal aun triste de lo de antes!me marche y desde entonces no me habla como antes sino como una compañera de trabajo mas yo le digo hola adios buen fin de semana etc….cuando veo que hay una oportunidad le hablo como si nada hubiera pasado pero no tengo ninguna explicacion y aun no se porque ése acceso colérico! Pongo en practicaEl secreto,, el poder,sl método Hoponopomo del dr Vital muy bien estos libros por cierto os lo recomiendo saludos a todos buen fin de semana.Los articulos son muy bonitos.Gracias

  2. Hola Yannick
    Muchas gracias por seguirnos y por sincerarte con nosotros.
    Si como bien dices tu lo has intentado por activa y por pasiva y no consigues los resultados esperados, no te desanimes, no es algo que tengas que conseguir ya. Se perseverante y paciente, con las relaciones personales ocurre que hay que esperar a veces más, pero luego merece la pena.
    Aunque no llegue a ser vuestra relación como la de antes tú te tienes que sentir dichosa porque has puesto todo de tu parte y sigues tratando a esa persona como si nada hubiera sucedido.
    Es probable aunque solo sea una suposición que esa persona también este atravesando un momento difícil personalmente, en estas ocasiones nos comportamos como enfadados con el mundo y no apreciamos lo bueno que tiene para nosotros, incluidos los buenos amigos.
    Por otra parte noto una carga emocional importante, noto necesidad en ti de que la relación vuelva a ser como era. Si aplicas el Secreto te darás cuenta, de que quizás te estas centrando en lo que no tienes que es la relación de antes con tu amiga, es decir en la ausencia de tu amistad verdadera. Y es eso lo que estas irradiando al Universo. Cambia esa sensación por la de Amistad gozosa que deseas, imagina por ejemplo la que tengas con otra persona y cámbiale de cara.
    Un Gran Abrazo

  3. Muchas gracias Javier por tu respuesta sincera,bueno tengo otros amigos y ademàs 2 hijos mellizos que me llenan todo el dia es decir ocupadissima y éso es guay!!!!! me doy cuenta de que doy las gracias por mi vida muchas veces al dia por vivir tal y como es esta Vida hay que vivirla no se si me entiendes,hasta otro momento J y soy la vida gracias por todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *