el poder del subconsciente

No pidas para mañana, vívelo hoy

el poder del subconscienteLa mayoría de la gente tiene tendencia a ser feliz mañana, pero descuidando el hoy. Con gran influencia en nuestro modo de hablar,  no sólo lo refleja, sino que lo crea, lo perpetua.

El subconsciente es ese gran desconocido que guarda en su interior todo el poder y la sabiduría del universo. En él se almacena todo, todo cuanto vivimos, todo cuanto sentimos, queremos, deseamos, odiamos y tememos.  Se alimenta de todas la experiencias que previamente va creando.

Por ello, quiero hacer una pequeña entrada, para dar mi punto de vista sobre una cuestión que normalmente todos descuidamos. Nuestra manera de hablar en futuro.

En ocasiones decimos: “seré tal cosa..”, “tendré tales…” o “quiero ser…” o “quiero tener…” posponiendo eternamente nuestro estado de bienestar y felicidad presente a un momento futuro. Todo esto lo que consigue es que nuestro poderoso subconsciente, trabaje en alejar y  alejar los deseos por que están lleno de tiempo futuro, un tiempo que nunca se alcanza.

Si realmente piensas que un posible futuro puede darte la felicidad que ahora no sientes, estás hipotecando tu felicidad.

Rompe con ello, empieza a poner en práctica el sentirte feliz ahora. En este preciso momento todo es perfecto. Piensa que tienes todo cuanto quieres y es tu derecho y obligación disfrutar de todos lo regalos que se me han dado, entre ellos esta maravillosa experiencia a la que llamamos vida.

Esta es una de las razones por las que insistimos tanto en las afirmaciones. Las afirmaciones, no tratan de engañar a tu subconsciente, si no que abren la puerta a una nueva realidad. Permiten que tu conciencia se impregne de aquello que verdaderamente deseamos, para que paso a paso le sea más creíble.

Puede que ahora estés pasando un mal momento; sufras de stress, ansiedad, depresión o una gran negatividad acompaña tu vida, pero comienza trabajando donde residen todas tus oportunidades de éxito.
Deja ya esos pensamientos de: “cuando esté bien…” “cuando esto acabe…” o “esta pesadilla nunca termina” y comienza inmediatamente a cultivar pensamientos de bienestar, alegría y felicidad, y sobre todo pensamientos en tiempo presente. Por que realmente cuesta lo mismo y su resultado es mucho más gratificante.
Di para ti mismo: “lo he estado pasando mal, pero empiezo a sentirme mejor” “soy feliz, valoro todo cuanto tengo”

Si la inercia de tu actitud negativa, viciada a su mal enfoque, continúa levantando pensamientos de tristeza, dolor, sufrimiento y negatividad, no luches contra ella, poco a poco entenderá su nuevo rumbo. Simplemente agradece todos sus pensamientos diciendo: “gracias, pero ahora quiero pensar y ser más positivo”.
Es cuestión de tiempo que tu mente comience a entender lo que le estás pidiendo ahora, entonces no descansará hasta proporcionártelo.
¿O cómo crees que has llegado a la situación actual? ¿Qué clase de pensamientos cultivaste antes de llegar a sentirte estresado, deprimido, enojado, etc, etc, etc…?

Pon toda tu energía en sentirte bien en este preciso momento. Toda la energía que no gastes en él, será usada para aplazar tu felicidad. Cultiva con buenas semillas tu subconsciente y tendrás a tu alcance la mejor de las maravillas.
Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *