Navidad

Hagamos que todos los días sean Navidad

NavidadLa Navidad no es un época ni una estación, es un estado de la mente. Valorar la paz, generosidad y la gratitud hacia la vida, es comprender el verdadero significado de la Navidad

Siempre me ocurre que en estas fechas tengo una sensación de alegría y pena a la vez difícil de definir con palabras. Me gusta mucho ver cómo la gente se encuentra distendida y afable aunque me pesa que solo sea durante unos días y no perdure el resto del año.

La gente en la calle, en los bares y en sus casas, se reúne con familia y amigos, olvidan por unos días sus problemas y preocupaciones y se limitan simplemente a vivir y a dejarse contagiar por lo que se conoce con el nombre de Espíritu Navideño.

Quizás sea debido a que los niños no tienen colegio, que muchos de los padres gozan de unos cuantos días de vacaciones, o solo a que inconscientemente estamos preparados a afrontar el final del año como dejando atrás todo lo vivido y disfrutando de los últimos días del mismo.

Me encanta ver a la gente cuando tiene vacaciones, ya sea en el lugar de veraneo o en su propia ciudad. Las personas se transforman cuando sus obligaciones se limitan a las básicas y se nota muchísimo en su actitud y sobre todo en las relaciones con otras personas.

Me gusta ver que las prisas se olvidan, y que incluso a pesar del frio en estas latitudes la gente se anima a pasear distendidamente y sin rumbo fijo, simplemente por el placer de hacerlo. No considero que la meta de nuestras vidas en vivir en unas vacaciones continuas y eternas, pero si me doy cuenta de cómo cambia la gente cuando se deja llevar y no cuando parecen que están tirando de ella.

¿Por qué no hacer que todos los días sean navidad?

Puede que cuando nuestros quehaceres diarios nos invaden no tengamos tantas ganas de ser amables y de hacer las cosas por el placer de hacerlas y no por un motivo. Pero es posible cambiar la actitud ante la vida y de actuar como si todos los días fueran Navidad.

No se trata de evitar hacer lo que corresponde, más bien de darse cuenta de que por muy agobiante que sea el día a día, podemos elegir en cualquier y todo momento nuestra manera de ver las cosas, y si cambiamos la forma de ver las cosas, las cosas que vemos cambian.

Es el dejarse llevar, el permitir que la vida sea como es un todo momento y no el renegar de las circunstancias lo que hace posible que todos los días sean Navidad.

No enfrentarse a las circunstancias, para así, poder elegir como experimentarlas en ese momento y dejarse ser. No veo que la naturaleza se resista a lo que es y así los animales y las plantas simplemente son lo que se espera de ellos.

Nosotros tenemos la capacidad de decidir que ser, y esa capacidad la elegimos en cada instante, podemos cambiarla en cualquier momento. ¿Por qué no afrontar la vida como lo hacemos en esta época del año? ¿Por qué no olvidar las circunstancias que nos rodean y hacer lo posible por adaptarnos lo mejor a ellas, de modo que salgamos lo mejor parados posible?

Está en nuestras manos ser consciente de como actuamos y somos estos días y de ser lo suficientemente sabios como para darnos cuenta de que podemos trasladarlos al resto de los días del año. Creo que el mundo sería un bello lugar para vivir para todos.

Feliz Navidad os desea de todo Corazón el Equipo de Soylavida

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

4 pensamientos sobre “Hagamos que todos los días sean Navidad”

  1. Muchas gracias Javier y comparto contigo mi fascinación por la vida, admiro y amo y disfruto y me sorprende la maravilla de la naturaleza, me gusta reír y practico Yoga de la Risa como parte de mi camino espiritual, “cultivando el espiritu interno de la risa” que tiene todo que ver con el artículo que escribiste y como tu también anhelo vivir con dignidad e inspiración. Te abrazo desde México, enviándote a ti, tus seres queridos y lectores muchas bendiciones y mis mejores deseos siempre! Cathy

    1. Muchísimas Gracias Cathy, un placer poder leer tu comentario. Gracias por seguirnos y te deseo tambien lo mejor para ti y todos los tuyos. Un Fuerte y Gran Abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *