quietud

El Silencio, la quietud

“El equivalente del ruido externo es el ruido interno del pensamiento.
El equivalente del silencio externo es la quietud interna.
La quietud es la única cosa de este mundo que no tiene forma. Pero en realidad no es una cosa, y tampoco es de este Mundo”
ECKHART TOLLE 

El silencio representa lo infinito, la eternidad, la paz interior y la fuente de toda creación. El silencio, la quietud mental es quizás el más deseado anhelo de toda persona que comienza su andadura hacia el camino interior. El silencio, representa al observador, al espacio donde reside la conciencia. Más profundo que las formas o los pensamientos, ese espacio es donde el mundo no manifestado toma forma para manifestarse.

Toda idea, todo pensamiento, toda acción o creación provienen de ese espacio de silencio y quietud. Pregúntate por un instante de donde proceden tus pensamientos…Es posible que no surja ningún pensamiento o por el contrario, que tu mente viciada en su adicción al pensamiento te responda a las preguntas adoptando 2,3,4 o 5 voces. Ella sigue con su conversación y su “chachara” interior. No caigas en el error de identificarte con ella, tu no eres ella. Tu eres ese espacio interior, ese silencio, el verdadero Ser, la Vida que hay en ti.

Acceder a ese espacio, es felicidad, alegría, sabiduría. Es acceder a una dimensión perfecta, profunda…

Aunque hay cantidad de ejercicios para tratar de acceder, conocer ese espacio interior y ahondar en él, voy a tratar de explicarte uno muy simple y rápido:

El ejercicio de quietud mental “Yo Soy

Ahora mismo, da igual el lugar donde estés, solamente necesitas uno o dos minutos de silencio.

  • Cierra tus ojos y céntrate en tu respiración.
  • Debe ser una respiración abdominal. Intenta inspirar y expirar lo más lento posible por la nariz. Todo el tiempo vigilando como el aire llena tus pulmones y todo el oxigeno es consumido por tu cuerpo. Puede que notes sensaciones por todo el cuerpo, quizás desconocidas hasta el día de hoy.
  • Cuando logres que tu mente no sea arrastrada por otros estímulos o pensamientos, comienza a repetir en tu interior, “Yo Soy”, dejando un pequeño espacio entre el “Yo” y el “Soy”.
    Si eres capaz de apreciar el silencio, la quietud interior entre las dos palabras, estás accediendo a tu Ser, a la fuente de creación que hay en ti, a la Vida que eres.

Practica a diario este ejercicio, es una potente herramienta de meditación, simple y efectiva. Cuanto más entrenes ese poder de concentración y observacion interior mayor será tu facilidad para regresar o mantenerte en él. Entonces empezaras a controlar tu mente, y no ella a ti.

Recuerda, la mente es el mejor de tus siervos, pero puede ser el peor de tus amos.

 

Sería curioso, incluso divertido, conocer las respuestas que os brinda vuestra mente. Animaros y compartirlas en los comentarios… como se suele decir: “si uno no se ríe de el mismo, ¿de quien se va a reír?”

 

Esta entrada pertenece a la serie “Las 10 Claves de la Felicidad“, la anterior fue: “Vivir el Momento Presente” y la siguiente: “La necesidad de aprobación externa


Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

6 pensamientos sobre “El Silencio, la quietud”

  1. La capacidad de adentrarnos en el Silencio implica Valentía y Confianza.La Valentía de dejar atrás el ruido externo,todas las conversaciones,interpretaciones que hacemos constantemente,soltar la montaña rusa donde estamos subidos y caer con Confianza,Avanzar,allí a lo lejos dentro de nuestro Interior,en el Corazón.
    Yace la Sabiduría,Paciencia… todos los atributos que Dios encerró.
    El Silencio es solemne,reverente,fuente de energía para nuestro Espíritu y es allí donde encontraremos la Unidad en todo lo Creado y lo Increado en Unidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *