Frustrated Woman at Computer With Stack of Paper

Las barreras en la superación del estrés

En mayor o menor medida, es muy difícil hoy en día conocer a alguien que no halla padecido estrés en algún período de su vida. Y ligado al mundo moderno y su ritmo frenético, éste se está convirtiendo uno de los mayores problemas de la sociedad actual.

Aunque la sensación de estrés depende en gran medida del baremo subyacente a cada persona, no debemos olvidar que el estrés es tremendamente negativo y afecta a la salud en general y en la calidad de vida, nos percatemos de él o no.

El estrés podría ser sinónimo de velocidad y descontrol. Un estado de desequilibrio generado por la mente, que lleva a la persona a la desconexión, la desconexión con la vida y su armonía.

Además el estrés actúa como una bola de nieve rodando por una pendiente, crea un circulo vicioso perjudicando el descanso, la salud, la percepción del tiempo, etc…, y cada vez adquiere una mayor inercia.

Barreras para superar el estrés

La mayor barrera para superar el estrés es la autolimitación, la manera en que la persona se autodefine o cree que es.
La mayoría de la gente que conozco que sufre de estrés crónico se perpetúan a si mismos a permanecer en ese estado.
Sus escusas son de este estilo: “Soy así”, “soy nervioso”, “no tengo tiempo para mi”, “las horas del día no son suficientes”, “cuando acabe con esto, podré estar bien” (refiriéndose a algún trabajo problema que tienen entre manos), etc, etc, etc…

  • “Soy así, soy nervioso”

Si piensas así, así será. No le dejas ninguna puerta abierta a tu mente y no verá otras oportunidades, pero realmente eres como quieres ser.

Dicen que el hábito hace al monje, ¿no?. Entonces actúa como la persona que quieres ser. Conviértete en un actor en la película de la vida. Al principio pensarás que te estas engañando, la mente reniega de lo nuevo, no lo conoce y tiene miedo. Cuando te veas acelerado, da 180º, desacelérate. Pon la vida en cámara lenta.

Es posible que la mayoría de las veces no seas consciente de que estas actuando de un modo “pro-estrés” , pero basta que te des cuenta un par de momentos al día para que comiences a sembrar una semilla muy poderosa en la mente. Estarás abriendo nuevas puertas, nuevas posibilidades. Mañana serán 4,8 o 10 las veces que te des cuenta, hasta que por repetición, creas el hábito.

  • “No tengo tiempo para mi, no me llegan las horas que tiene el día”
Debes darte cuenta de que la mente en un estado de estrés no es eficiente, todos tus actos no llevarán calidad y perderás más tiempo del que aprovechas. Aunque pienses lo contrario.
Dedícate tiempo a ti, ello mejorará tu productividad y sobre todo la calidad de vida. Basta con 10, 20 o 30 minutos diarios para que tu vida de un giro por completo.
La mente es una “maquina” maravillosa pero si no “para en boxes” a descansar y centrarse, se acaba “quemando” o se “pasa de vueltas“.
En un libro de Robin Sharma, titulado “El monje que vendió su Ferrari” describe ésto así:
Decir que no tienes tiempo para ti mismo, es como no para a echar gasolina por que estás demasiado ocupado conduciendo”, creo que es un ejemplo excelente.
Ponlo en práctica, dedícate tiempo a estar contigo, aprovecha un semáforo en rojo mientras conduces, reserva un espacio en tu casa donde nadie te moleste durante ese rato, o hazlo en los tiempos muertos, como cuando estás esperando a alguien. Medita, es la mejor herramienta contra el estrés.

Basta con que en un minuto te concentres en tu respiración, en tus sensaciones corporales, en la vida que hay dentro de ti, para que frenes tu mente y reciba el descanso que tanto se merece. Cuanto más lo entrenes, más sencillo te será llevarla a ese estado de relajación y concentración.

  • “Achacar el estrés a motivos externos”

Aunque las situaciones externas parezcan las causantes de tu estado (el trabajo, los niños o los padres, los problemas actuales…) ellos no tienen ningún efecto en ti si no lo permites, aunque parezca difícil no dejarse arrastrar. La mayor o menor importancia de las cosas y como estas te afectan, créeme, sólo dependen de ti. Las cosas tienen la importancia que tu les des.

 


 

A pesar de que me gustaría abordar más y con más profundidad los conceptos, no quiero crear una macro-entrada. Así que crearé en los próximos días una nueva entrada, pero en esta abordaré unos consejos más prácticos y hábitos para eliminar el estrés…

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

2 pensamientos sobre “Las barreras en la superación del estrés”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *