Meditación

Comprueba los resultados de la meditación

Meditación[Si no tienes tiempo para meditar quince minutos al día…  Entonces debes meditar una hora]

¿Quién no se ha sentido nunca, o habitualmente, dominado por el frenético ritmo de conversación en su mente? ¿Sumido en ese diálogo interno que parece no tener fin y capaz de oscurecer hasta el más bello de los amaneceres?

Esa cháchara continua a la nos somete la mente, normalmente con problemas y divagaciones sobre posibles situaciones posibles, es el caldo diario de cultivo hacia el desequilibrio emocional con causas como el stress, la ansiedad, depresión, y finalmente en otros problemas incluso físicos.

Desde hace miles de años, se conoce una técnica capaz de acercarnos a ese espacio interior donde residen paz, silencio y armonía. Ésta es la técnica de la meditación.

Uno de los beneficios más sorprendentes de la meditación regular es que la mente se agudiza y la concentración mejora. La persona encuentra soluciones a problemas y, de pronto, se le presentan ideas creativas.

Si quieres conseguir una buena meditación, estos son algunos de los pasos que debes seguir:

  1. Busca un lugar tranquilo, donde practicar a diario. Puedes utilizar música suave y olores relajantes para ayudar a la asociación.
  2. Siéntate cómodamente sobre una silla, con la espalda bien recta, los hombros relajados, apoyando las plantas de los pies en el suelo y las manos descansando sobre las pierdas.
  3. Comienza inhalando profundamente hasta alcanzar tu máxima capacidad pulmonar, para después exhalar completamente todo el aire. Después, permita una respiración suave, rítmica y más natural que la inicial. Puedes acompañar el proceso de respiración mentalmente diciendo: “Inhalo paz, serenidad, tranquilidad” y mientras exhalas: “Expulso tensiones, problemas, negatividad”…Este tipo de repetición se puede considerar una especie de mantra.
  4. Es normal que pensamientos extraños aparezcan en tu mente, tu simplemente mantente como un observador y no interfieras en ellos. Tal y como vienen, también se irán.
  5. Sigue en ese estado de observación pasiva el tiempo que lo desees. Incluso 5 minutos pueden ser transformadores. Sentirás que la mente y el cuerpo se relajan y entrará a un estado mental que se conoce como Alfa, el cual es sumamente benéfico para su cuerpo y su mente y da paz a su alma.
  6. Cuando hayas terminado, permite un tiempo para desperezarte e ir poco a poco tomando consciencia de tu bienestar antes de levantarte…todo de una manera muy pausada.
  7. Practica la meditación 1 o 2 veces al día. Al de un tiempo su propia mente se lo pedirá.

¿Qué te parece serenarte, cerrando los ojos y aquietando tu mente… ahora mismo? ¿Tienes suficiente control sobre tu mente?

 

Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *