Apatía

Cambia ahora la apatía, por la emoción de ser Feliz

ApatíaLa apatía se diluye cuando te ves reflejado a ti mismo en el maravilloso mundo que te rodea.

Hay días en los que no apetece nada, en los que nos encontramos desganados. Faltos de interés, vigor y energía arrastramos nuestro cuerpo esperando a que este día pase y un nuevo amanecer nos haga recuperar la alegría de estar vivos.

A esta falta de emoción, motivación y entusiasmo se le conoce como apatía. La indiferencia es nuestra sensación predominante, y carecemos de respuesta a los estímulos tanto internos como externos. Pasamos de nuestra vida emocional y social, pasamos de todo lo que nos rodea.

Personalmente creo que vivir en la apatía un solo día es desperdiciar un día de vida, y creo que es un lujo que no nos podemos permitir, por que este puede ser el ultimo, aunque sea en esta existencia actual, nunca se sabe

Siempre que nos demos cuenta de que la emoción predominante en nuestro día es una emoción negativa con la correspondiente sensación de falta de plenitud y de que falta algo, estamos ante un aviso de que algo no funciona, no estamos realizando lo que hemos venido a hacer.

Utilicemos estas señales que nos dan las emociones para transformar nuestra vida, empecemos poco a poco, por un solo día, luego dos, luego una semana, etc… Tenemos que conseguir que desde que nos levantamos hasta que nos vayamos a la cama, predominen en nosotros las sensaciones de alegría y dicha por cada instante de vida.

Fijaros en los niños. Si gozan de salud, no les verás tristes mucho tiempo, no los encontraras desganados y apáticos. Ellos son energía pura en expansión y contagian a todo el entorno con sus buenas vibraciones y su buen rollo. Nada puede con ellos, saltan, corren, se caen, se levantan y siguen y siguen, las experiencias que viven son únicas cada vez y ahí radica el secreto.

El secreto para vencer la apatía es que nos demos cuenta de que nada se repite, de que todo cambia, de que cada instante es único y creado para nosotros tal como es.

Saber apreciar la belleza del momento actual es una puerta hacia el asombro, es ser secuestrados por el instante presente y estar tan vivos en él, que somos él. Entonces no podemos sentir otra sensación que gozo, que dicha, que Amor, pues somos conscientes de que lo hemos hecho así en colaboración con el Universo.

Tenemos que estar atentos a señales como la pereza, algo que empieza por “un no me apetece” y que puede resultar habitual, aunque se puede convertir en apatía si reincidimos en situaciones de falta de ganas motivadas por la pereza.

Siempre es más sencillo dar solución a estos avatares si nos damos cuenta a tiempo de la espiral sentimental en la que nos vamos introduciendo. Es importante no dejarse llevar por la inercia de una situación que finalmente acaba acomodándose. La apatía no surge en un día ni en dos, se va fraguando con el tiempo poco a poco, no le demos pie a que se instaure en nuestras vidas.

Para finalizar, comentaros como nuestra mente a veces sabotea nuestras ganas de hacer algo, y es capaz de hacernos ver que estamos cansados, que necesitamos desconectar, etc…Conviene de vez en cuando llevarle la contraria y si nos pone pegas a través de pensamientos que se oponen a cualquier acción que vayamos a realizar y que sabemos apropiada, salirnos con la nuestra y no dejar que nos boicotee. Realizar la acción e ir enseñando a nuestra mente que tenemos el control. Somos nosotros los que decidimos que hacer y que no hacer, pero siempre siendo fieles a nuestro corazón. El no miente jamás

 

Gracias, Gracias, Gracias


Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

6 pensamientos sobre “Cambia ahora la apatía, por la emoción de ser Feliz”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>