aceptar a los demás, aceptar la diversidad

Aceptar a los demás

aceptar a los demás, aceptar la diversidadUn grandísimo paso en el terreno de la superación personal y sobre todo en el alivio de problemas como el stress, la ansiedad, la “supuesta obligación” de controlar todo e incluso la depresión, es el de la aceptación. La no aceptación a los demás o a los acontecimientos cotidianos actúan como cadenas que te mantienen constantemente atado para conseguir que todos sean y piensen como lo haces tu.

Es un hecho constatado que nos sentimos mejor y más a gusto con la gente afín a nosotros, a nuestros pensamientos, carácter o idea frente a la vida. Por ello siempre tratamos de rodearnos de ese tipo de personas. Pero a menudo, sobre todo en el trabajo, nos vemos obligados a convivir con gente muy diversa y muchos, como debe ser, no tienen el mismo pensamiento que nosotros. Entonces chocamos.

Es algo que también ocurre con nuestros hijos, padres, pareja e incluso amigos. Por que ante diferentes situaciones cada uno, nunca mejor dicho, “somos un mundo”.

Verdaderamente es esa diversidad la que hace entre todos construyamos un mundo conjunto y evolucionemos creciendo con las experiencias entre unos y otros.

Querer controlar, querer hacer que otras personas piensen como tu, supone un gasto inútil de energía, una necesidad constante de juzgar y un gran malestar, que finalmente puede derivar en problemas se salud, sobre todo mental.

¿Cómo romper con el hábito y empezar a aceptar a los demás?

La primera constante que debes tener clara para permitir que los demás sean como son, es la de ver que tu mismo eres como eres. Todas tus experiencias vividas, todos tus pensamientos y acciones que han forjado finalmente tu carácter. Del mismo modo que también forjaron el carácter de cada uno de nosotros.

Podemos no estar de acuerdo, algo innegable,  pero no por ello nuestro punto de vista es mejor o peor. Y tampoco somos dueños de la vida de nadie, más allá que la nuestra.
Claro está, que si hablamos de niños pequeños, adolescentes, etc…si hay ciertos puntos que deben ser si o si…

También podemos, y debemos, dar nuestro punto de vista personal, pero siempre desligándonos del resultado final. Que no es más que un yugo que nos ata y que normalmente nos lleva a la frustración.
Milagrosamente, a menudo, cuando te desinteresas de que la otra persona haga las cosas como tu las harías, éstas comienzan a seguir consejos y compartir tus opiniones. Aunque no sea en su totalidad, si en parte veras como los cambios poco a poco se producen.

¿Porque? Cuando defendemos con uñas y dientes un punto de vista personal, y tratamos de imponer nuestros juicios, nuestro ego cobra vida, busca un alimento inmediato para reconfortarse. Sentirse superior a otro ego, o sentirse inferior, no le supone una gran diferencia en su crecimiento. Sólo busca una nueva idea con la que identificarse, si consigues imponer tus ideas, te hará creer grande y superior. Si no lo consigues, pequeño y frustrado. Como he dicho antes, no le importa el resultado, sólo sentirse identificado.
Por ello, cuando en nuestras relaciones no actúa el ego, sino el verdadero deseo de aconsejar, opinar o ayudar, conectas más y mejor con la otra persona. Incluso te llegan a escuchar, cosa que aunque creas que no, no ocurre en el “modo ego” de ataque y defensa.

Comienza por dar pequeños pasos, acepta primero esos puntos de vista que no te suponen tanto esfuerzo.
Ábrete a nuevas ideas, o simplemente deja que existan, por que la diversidad no es un enemigo. Es algo que nos hace crecer, evolucionar. Es la magnífica forma en la que el universo entero se expresa… podrás cambiar a 1,2, o 1000 personas, pero siempre encontrarás a aquel que no opina igual.

Es inútil. Actúa sobre lo que sí puedes cambiar. Tu persona.

 

Namasté

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

2 pensamientos sobre “Aceptar a los demás”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *