Meditación

¿Qué es meditar? y ¿Cómo meditar?

PosicionMeditacion
La postura es muy importante en la meditación.

¿Qué es la meditación?

La meditación es “SER”, es dejar el “yo” y tomar el “soy”, no para abandonar el yo sino para dejarlo en manos del soy; entonces el “Yo soy” toma un sentido total, se traslada la conciencia del “yo inferior” al “Yo Superior” y así, se espiritualiza la materia y se materializa el espíritu.

¿En qué consiste la meditación?

La meditación, aunque existen muchísimas técnicas distintas, la meditación consiste en ser testigos pasivos de nuestros propios pensamientos, emociones y sensaciones corporales, es decir estar concentrado en ellos, pero sin identificarte con ellos ni participar en su flujo.

¿Que nos aportará la practica de la meditación?

Meditando logramos centrarnos, sentirnos completos, felices, vibrantes de energía, plenos. Sumamos conciencia y nos expandimos, resignificamos nuestra vida y le damos sentido a cada experiencia que jugamos.

Una vez explicado los conceptos anteriores hablemos de los aspectos básicos para empezar a meditar: la postura, la respiración, la concentración, el lugar y el sitio

La postura en la meditación

La postura mas conocida en la técnica de meditación es la postura o posición de loto, aunque también se puede realizar tumbado sobre una esterilla o manta, recomiendo siempre usar la primera de ellas ya que el flujo de energía corporal se produce mejor con la espalda en una postura firme y vertical.

Ante todo la postura debe ser cómoda, la concentración se verá dificultada si existe algún dolor o molestia relacionada con la posición, asi que si eres principiante trata de sentarte sobre alguna manta o cojín que te eleve un poco. Pero que no sea sobre algo muy blando.

Permite que las rodillas se apoyen en el suelo, la columna vertebral recta, la pelvis hacia adelante y la cabeza ligeramente hacia abajo. Existen diferentes mudras o gestos de manos. Inicialmente es suficiente con que las manos reposen sobre las rodillas.

Trata de que los hombros estén relajados y caídos, y los codos cercanos a las costillas.

Intenta relajar al máximo los músculos de tu cara. Uno de los errores más frecuentes es tener tensión en la mandíbula.

La respiración en la meditación

Es importantísimo tener una respiración de calidad. Respira siempre por la nariz. Ha de ser una respiración consciente donde controles y vigiles el flujo de aire que entra y sale de tus pulmones. El hecho de centrarse en la respiración apaciguara enormemente a la mente.

La inspiración se debe realizar a una velocidad normal y la expiración ha de ser más lenta, dejando un espacio entre una y otra. Veremos que a medida que avanzamos en la sesión, nuestra respiración sera mas lenta y armónica.

La concentración, la clave en la meditación

El uso de mantras o afirmaciones repetitivas permite que no que la mente se concentre con más rapidez. No tienen por que ser pronunciados en voz alta, pero si lo hacemos mejor. Así sera más sencillo no perderse y dejarse llevar por pensamientos que nos distraigan. Una vez se vayan alcanzando mayores niveles de relajación y serenidad nos será más sencillo observar los pensamientos que se están manifestando, trata de no juzgarlos, permite que se produzcan y nunca luches contra ellos o se multiplicarán.

Si consigues llegar a ese estado de observación sin juicio y sin participación, lo has logrado estás meditando. Pero no te dejes llevar por las emociones de euforia o satisfacción sino perderás el hilo nuevamente.

Al principio será breves instantes, pero con la practica conseguirás grandes avances.

Meditación
Si tiene la posibilidad, meditar en la playa es uno de los mejores sitios.

Cuando meditar y dónde meditar

Se puede meditar siempre que uno quiera, pero el hecho de realizarlo como una practica matinal cotidiana ayudará enormemente a lograr resultados y beneficios. Las mejores horas para meditar son a la mañana y hacia la noche, es decir con la salida y puesta del sol. Evidentemente no todo el mundo dispondrá de tiempo suficiente para realizarlo en esas horas, por lo tanto no te preocupes y hazlo cuando puedas, a media mañana, tarde, etc… Aunque si puedes hacer un esfuerzo y ajustarlo a esas horas recomendadas hazlo.

Evite hacerlo después de las comidas o se quedará dormido fácilmente.

Sobre todo no te tomes la practica de la meditación como un revulsivo a cuando has tenido un día duro, estresante, etc… incorporalo en tus tareas y sobre todo tenlo como algo que verdaderamente quieres y te apetece hacer. Con ello conseguirás que no lleguen esos malos días o por lo menos serán menos frecuentes y más livianos.

Respecto al lugar, si puedes meditar en un lugar al exterior hazlo. Sino una habitación con una suave luz es más que suficiente. Ayuda mucho el hecho de realizar las meditaciones siempre en un mismo sitio. De este modo crearemos una especie de hábito donde a nuestra mente le serás mas sencillo relajarse y predisponerse a meditar.

Pero el requisito mas importante referente al lugar de meditación es que sea un lugar donde puedas estar tranquilo, donde nadie te moleste y tengas la certeza de que en el rato que te has reservado para ti nada te interrumpa. La desconexión de teléfonos es obligatoria.

Conclusión

La meditación es de los mejores ejercicios que se pueden realizar. Eficaz contra el stress, el insomnio, el dolor y todas las formas posibles de desordenes psicosomáticos. Pero lo que es mas importante, la meditación favorece una  y puede ser realizada por cualquier persona a diferencia de otros ejercicios físicos.

Le animo a que la practiques desde ahora mismo. Y si tienes alguna duda o quieres contar tu experiencia deja un comentario…

 [sam_ad id=”11″ codes=”true”]

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

19 pensamientos sobre “¿Qué es meditar? y ¿Cómo meditar?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *