Estado Meditativo

¿Cómo el Estado Meditativo te ayuda a Encontrar la Felicidad?

Estado MeditativoNo puedes dejar de ser Feliz, solo que no lo sabes

Partimos de que somos felicidad y no podemos ser otra cosa, llevamos un traje a medida revestido de felicidad,  la vida misma es la máxima expresión de felicidad, de alegría y dicha por estar vivos. Lo que sucede es que lo hemos olvidado. Pero la buena noticia es que lo que se olvida es posible que sea recordado.

Nuestra fantástica mente se encuentra condicionada por miles de años de sufrimiento y angustia de la mente colectiva del ser humano. A lo largo de los siglos hemos ido acumulando credos, doctrinas y experiencias que afectan a la psique humana colectiva de una forma negativa. Nos hemos separado unos de otros y de todo lo que existe. Es como si hubieran colocado un velo delante de nuestros ojos que no nos dejara ver la auténtica realidad.

Este velo hace referencia a como percibimos el mundo en el que vivimos. Utilizamos nuestros 5 sentidos para ser conscientes de ese mundo, pero sin darnos cuenta de que mentalmente la interpretación que nuestra psique hace de lo que recogen los sentidos es lo que crea el mundo realmente. Pero este no es el mundo real, es el que nosotros hemos interpretado. Y esta interpretación se encuentra condicionada como he mencionado anteriormente por cientos de años de percepciones de nuestra mente colectiva.

Por eso para algunas personas una circunstancia en concreto se convierte en desesperación y fuente de sufrimiento, y a otras solamente les parece una molestia, o incluso una oportunidad.

La psique humana se ha acostumbrado a discernir a través de una interpretación dual de la realidad. No existe la pureza de lo que es, solo los opuestos

Se lo que es el calor porque tengo el frio para compararlo, se lo que es estar alegre porque a veces me encuentro triste.

Es posible volver a sentir lo puro, lo que se creó único e individual, sin opuesto,  para nuestro gozo, para que el ser humano fuera consciente de ello y consciente de si mismo. El estado meditativo hace posible la ausencia entre el observador y lo observado. Es decir a través de la meditación somos capaces de no distinguir entre sujeto que observa y objeto que es observado. Desaparece la dualidad.

Un ejemplo ayudara a que cómpredas a que me refiero. En tu vida habitual, aparecen estímulos que recogen nuestros sentidos, nuestra mente los interpreta rapidísimamente y los cataloga o pone etiquetas, son buenos, malos, yo estoy aquí y el estímulo está ahí fuera. Es decir existe una diferencia entre yo y el estímulo.

Prueba algo tan sencillo como sentarte cómodamente donde lo desees, ponte una música relajante, agradable, que te guste en especial y cierra los ojos. Pon toda tu atención en la música y mantenla en ella hasta que termine la reproducción, déjate llevar por la música.

Durante los minutos que ha durado la música, ¿me podrías indicar dónde estabas? ¿Había alguien escuchando la música o simplemente eras la música? ¿Comprendes la diferencia? Pues eso es la meditación. El momento presente te atrapa de tal manera que no eres capaz de distinguir entre tú y a lo que estas prestando atención.

Es posible practicar la meditación y cultivar este estado de presencia y consciencia del NO YO de tal modo que se puede después transmutar a nuestra vida diaria. Esto hace posible que veamos el mundo que nos rodea con los ojos de nuestro mundo interior. Los objetos nos parecen frescos, de colores intensos y con significado propio. No estamos viendo con la mente y su interpretación, sino que somos capaces de sentir nuestra esencia y la de lo que nos rodea.

Si somos capaces de ver a los demás como si fuéramos nosotros mismos ¿crees que seriamos capaces de hacerlos daño alguno?¿intentarían lastimarnos otros seres humanos?¿nos importarían entonces tanto nuestras posesiones materiales?

Tener cosas está bien, no se trata de que hagamos una cruzada contra los bienes materiales, más bien se trata de que nos demos cuenta de su verdadero valor y de tener claro de que el mundo exterior cambia, y esto en un sistema de percepción dual, Bueno / Malo,  provoca sufrimiento.

Este es el sufrimiento que ha condicionado la psique humana por milenios. Este es el velo que no nos deja mirar en nuestro interior y ver que ya somos felicidad. Lo hemos olvidado por que hace tiempo que no lo vemos. Pero que el cielo este lleno de nubes no quiere decir que el sol haya desparecido, sigue estando en el mismo sitio.

Practica la meditación a diario y deja que ese estado de Unicidad sea irradiada desde ti hacia el exterior y haz desaparecer las nubes para que aparezca ante ti el más maravilloso día soleado que jamás has visto. Será el primer día soleado de muchos

 

Gracias, Gracias, Gracias

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

10 pensamientos sobre “¿Cómo el Estado Meditativo te ayuda a Encontrar la Felicidad?”

  1. realmente muy bueno lo que decis en el post, y tenes mucha razon, pero el tema que no siempre podes estar todo el dia feliz, yo creo que aveces tienes algun bajon. yo creo que no se puede estar siempre feliz.

    1. Gracias Federico. Un placer poder saludarte. Los cambios son la vida misma, si te fijas en todo el entorno que te rodea, plantas, animales y cosas cambian constantemente, la diferencia es que ellos no juzgan si esos cambios son buenos o malos. Simplemente son con ellos.
      El “bajón” al que haces referencia es solo una interpretación mental, de tu estado de ánimo, de una situación, en definitiva de algo que ha cambiado en tu entorno y estas juzgando.
      Cultiva tu mente, medita y conseguirás aceptar los cambios y dejar de juzgarlos como buenos o malos. Llegaras a verlos como un proceso natural y tu serás el ser tranquilo, sereno, sosegado que observa el fluir de toda la vida, siendo además uno con ella.
      Puedes y es tu misión, por la naturaleza de lo que te creó, estar siempre en la cima de la ola. Solo siendo consciente de la maravillosa experiencia de ser vida, y de estar aquí, ahora, en este momento que has creado para ti. Así te das cuenta de ello.

      Un Sincero Abrazo

  2. Gracias Javier, escribes palabras que son como dardos que dan directamente al corazón, espero algun día ser capaz de transmitir a los demás esa paz que tanto anhelamos todos.

    1. Muchas gracias Susana por tus bonitas palabras y por el aliento que nos envías. Es un placer poder llegar a otros seres humanos y compartir con ellos nuestras reflexiones más intimas y haceros participes de las mismas.

      Un Sincero Abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *